Home » Cultura, Noticias

Con escultura, la CCO celebra centenario de Doña Casilda Flores

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 7 abril 2010
1 Comentario


De la REDACCIÓN

Oaxaca, México.- – Al cumplirse 100 años del nacimiento de doña Casilda Flores Morales, figura emblemática para el estado de Oaxaca, la Casa de la Cultura Oaxaqueña (CCO) le rendirá un homenaje este viernes 9 de abril a las 11:00 horas en el Patio Mitla de este centro cultural, lugar donde se encuentra un busto de la llamada “Samaritana Oaxaqueña”.

Dicho reconocimiento tiene el objetivo de enaltecer, no sólo su aportación a la gastronomía oaxaqueña, sino exaltar su legado de identidad, que coloca a doña Casilda como una de las primeras promotoras culturales de Oaxaca en el mundo. Debido a que en su momento, fue la anfitriona de reyes, príncipes, gobernantes y de su pueblo.

Un mereicido homenaje para recordar a Doña Casilda y sus ricas aguas frescas

Un mereicido homenaje para recordar a Doña Casilda y sus ricas aguas frescas

Casilda Flores Morales nació el 9 de abril de 1910 en la ciudad de Oaxaca, en la calle de Trujano No. 22 en el Barrio de Juan Diego, casa ubicada hoy entre las calles de Mier y Terán y Díaz Ordaz. Desde niña y como herencia familiar, fue a través del oficio en la elaboración de las aguas frescas, que esta personalidad asumió un legado de manos de su mamá, la señora Luisa Morales Contreras.

Según consta en la licencia número 590, que le otorgó el Municipio de Oaxaca de Juárez para vender refrescos en el mercado Benito Juárez, doña Casilda desde los 16 años emprendió una jornada de trabajo donde hizo famosa la horchata de almendra y arroz, cuya receta le confirió su tía María, conocida en los albores del siglo pasado como “María la horchatera”.

Hasta nuestros días, su aporte cultural ha permanecido vigente en dos generaciones más, a través de su hija María Teresa “La Chatita”, y en sus nietas Irinéa del Socorro y Bertha, quienes siguen combinando la horchata con tuna, durazno o chía en el puesto ubicado al interior del mercado Benito Juárez.

La tarea de doña Casilda Flores no sólo se limitó a su aporte gastronómico, la homenajeada fue una líder nata de los mercaderes, que la llevó a participar activamente en los movimientos sociales y políticos más importantes de su época, sin otro objetivo que el bien común, y con satisfacción de ser reconocida por su valentía por su sector y las mismas autoridades.

Gestora de infinidad de fiestas patronales, donde destaca su fe a la Virgen de La Soledad y a la imagen de San Francisco, doña Casilda no sólo aportó dinero, sino tiempo y gusto por compartir sus tradiciones, relató Bertha Valera, nieta de quien fuera la eterna protectora de los universitarios.

Hace 15 años, la existencia terrenal de la “Samaritana Oaxaqueña” llegó a su fin, después de una intensa faena de vida, pero no así la trascendencia de su legado. Tomando en cuenta todo ello, la Casa de la Cultura Oaxaqueña en su afán de promover la identidad y postergar la historia de oaxaqueños ilustres, tributará a ritmo de notas de banda y entre el sabor de la horchata a una oaxaqueña ilustre: Doña Casilda Flores Morales.

Comentarios

comments

1 Comentario »

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.