Home » Noticias

Han asesinado en México a 103 tres periodistas

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 8 abril 2010
Sin Comentarios


Rogelio Limón

 

Oaxaca. México. En materia de derechos humanos, en México, el gremio periodístico al igual que otros grupos violentados nada tiene que encomiar. Con los 15 asesinatos en 2009, en febrero y julio, 3 en cada uno de esos meses, y los 4 en lo que va del año, aumentan a 103 colegas victimados.

 

Lo advirtió, el ahora exlegislador del Partido Acción Nacional en el poder, Gerardo Priego Tapia, cuando ocupó la presidencia de la Comisión Especial de Seguimiento de Agravios a Periodistas y Medios de Comunicación de la Cámara de Diputados ante los miembros del Consejo Consultivo de la misma: “si no actuamos con la rapidez y diligencia que la actual situación amerita, cuando menos tres periodistas serán ultimados por mes”. Tal premonición se ha cumplido en dos ocasiones.

 

 

En México, 99 periodistas y 4 trabajadores de la prensa asesinados en los últimos 27 años.

En México, 99 periodistas y 4 trabajadores de la prensa asesinados en los últimos 27 años.

En consecuencia, nuevamente nos vemos en la necesidad de modificar, El Informe Actualizado Sobre la Situación del Periodismo en México, al primer trimestre de 2010, expuesta en la I Reunión de Trabajo de la flamante Comisión Especial para dar Seguimiento a las Agresiones a Periodistas y Medios de Comunicación de la LXI Legislatura de la Cámara de Diputados, que preside ahora la también panista, María Yolanda Valencia Vales.

 

La Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP-México; la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y el Club Primera Plana, CPP,  denunciamos nuevamente que nuestro país continúa en el primer lugar en el mundo en asesinatos, desapariciones forzadas y demás atentados y agravios contra los trabajadores de la prensa, inclusive por arriba de Irak, no obstante que es un caso sui géneris por sufrir una guerra de intervención por parte de Estados Unidos y sus aliados, precisemos: en el 2009 fueron asesinados en esa nación 4 informadores, en México 15.

 

Las cifras, por si solas, destacan la gravedad del fenómeno. De 1983 al 2000 fueron asesinados 36 periodistas, en promedio dos por año. Los homicidios de informadores se incrementan a partir del 2000 a la fecha, son 67 los caídos, en promedio casi 7 por año.

 

El 2008 fue también un año cruel, fueron 12 los compañeros asesinados y 2 desparecidos La lista cruel del 2000 a la fecha, repetimos, asciende a 67 asesinatos: 63 periodistas y 4 trabajadores de la prensa; continúan 9 colegas desaparecidos, fueron 12 los secuestrados, 3 fueron encontrados muertos.

 

En los escasos 39 meses de la actual administración federal, han ocurrido 37 homicidios de comunicadores, prácticamente uno por mes, y de no actuarse en consecuencia la tendencia nos presenta un panorama de gravísimas consecuencias, en el sentido exacto, de que tales crímenes tienen como objetivo común vulnerar las libertades de prensa y expresión.

 

Con los últimos asesinatos y desapariciones, México mantiene el deshonroso primer lugar en el mundo en atentados a informadores y medios. En los últimos 9 años 3 meses el registro de la Federación Latinoamericana de Periodistas FELAP, con el invaluable apoyo de la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos FAPERMEX, y el Club Primera Plana, arroja esa lamentable lista trágica de 67 compañeros asesinados, casi 7 por año, y más de un desaparecido por año. Lo más grave radica en que  todos los casos yacen en la más vergonzosa impunidad.

 

Lo anterior, sin poder tomar en cuenta, por falta de información, los 8 secuestros de comunicadores ocurridos en 14 días, entre el 18 de febrero y el 3 de marzo pasados en la ciudad fronteriza de Reynosa, Tamaulipas. La información nos llegó vía medios estadounidenses, según se afirma por temor de los familiares y colegas. Hasta ahora se habla de tres muertos, 3 heridos y dos que permanecen desaparecidos. Sólo está consignado un asesinato.  

 

Nuevamente nos dirigimos al presidente Felipe Calderón Hinojosa para exigirle justicia, en el entendido de que sólo con su decisión política se puede revertir el fenómeno que tiene, repetimos, como objetivo único y fundamental el socavar las libertades de prensa y expresión, así como el derecho a la información.

 

Es de mencionarse, aunque resulta incomodo, que otras organizaciones nacionales e internacionales, en sus reportes, den a conocer sesgada y por tanto incompleta la lista de los asesinatos y las desapariciones forzadas de periodistas y trabajadores de la prensa, otras se monten en el drama gremial para servir a intereses políticos y de otra índole. El presente Informe responde a una acuciosa investigación y registro constante de las incidencias en torno de los atentados a periodistas, prácticamente en el mismo instante en que ocurren.

 

Resulta, comparativamente, que si en el sexenio anterior se asesinaron 5 periodistas por año, 30 en total y fueron secuestrados 6, uno por año. En la actual administración el panorama es dantesco. 37 asesinados, prácticamente uno por mes y una desaparición forzada cada 6 meses.

 

A todo lo anterior debemos sumar los cientos de atentados de todo tipo que sufren los comunicadores y sus medios. Casos, todos, repetimos, que se encuentran en la más absoluta impunidad.

 

En concordancia con nuestro informe, la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en una nueva actitud, da a conocer la multiplicación de agresiones y amenazas a periodistas. Coincide también con nuestro informe en el sentido de que no hay voluntad de las autoridades para investigar ese tipo de violaciones a las garantías de los informadores y sancionar a los responsables materiales e intelectuales, lo que genera impunidad, sin embargo no coinciden nuestras cifras de víctimas y ello es lamentable.

 

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, en cambio, coincide plenamente con nuestro Informe, con los argumentos para revertir el fenómeno y en la exigencia de justicia.

 

Desde que se incrementó este fenómeno social, que vulnera directamente a la sociedad ante su derecho inalienable de estar inmediata y perfectamente bien informada, el periodismo organizado del país, al través del Club Primera Plana, CPP: la Federación de Asociaciones de Periodistas Mexicanos, FAPERMEX, y su análoga continental la Federación Latinoamericana de Periodistas, FELAP, hemos exigido simplemente justicia, que de haberse cumplimentado por parte de las autoridades correspondientes, obviamente se hubiera revertido el lacerante fenómeno.

 

Sin embargo, a pesar de la gravedad de la situación, tampoco hemos merecido el menor respaldo a nuestras denuncias por parte de la llamada gran prensa. Inclusive hoy, prefieren mencionar a organizaciones extranjeras con cifras sesgadas, por debajo de la realidad, que a las condenas en demanda permanente de justicia de las asociaciones nacionales y regionales con verdadera representatividad.

 

Por toda esta situación de vergonzante impunidad ante los crímenes de periodistas y la nula labor preventiva, situaciones que siempre hemos denunciado como acciones tendientes a socavar las libertades de prensa y de expresión, todos nos unimos con la demanda unificada de la FELAP, FAPERMEX y CPP, que presiden, respectivamente, el colega argentino Juan Carlos Camaño y en México su vicepresidente, Teodoro Rentería Arróyave, Roberto Piñón Olivas y Raúl Gómez Espinosa. ¡No más asesinatos, desapariciones y demás atentados a periodistas, señor presidente, Felipe Calderón Hinojosa!

 

Ante esta realidad lacerante que vive el gremio periodístico nacional y que ha tenido repercusiones vergonzosas allende las fronteras al convertirse México, país sin conflicto bélico, en el primero en el mundo en asesinatos, secuestros y demás atentados a comunicadores; pero sobre todo por la cobarde impunidad imperante ya que ningún caso ha sido aclarado, exigimos simplemente: justicia.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.