Home » Cultura

María Félix, ícono en la cultura cinematográfica de México

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 8 abril 2010
Sin Comentarios


 

Heriberto JUAREZ/Conaculta

Oaxaca, México.- En opinión del Premio Nobel de Literatura mexicano Octavio Paz, María Félix nació dos veces: la primera, engendrada por su padres; la segunda, con la personalidad inventada por ella.

Este jueves 8 de abril se cumplen 96 años del nacimiento de la que en opinión del actor Ricardo Fuentes, uno de sus más entrañables amigos, fue una de las mayores figuras, no sólo del cine nacional, sino de la cultura mexicana.

La Doña María Félix

La Doña María Félix

A sus 84 años, Fuentes, quien junto con Félix vivió momentos memorables en la época de oro de la radio mexicana,  aún recuerda el profesionalismo de María de los Ángeles Félix Güereña, cuando llegaba al estudio desde muy temprano y antes de comenzar las sesiones saludaba y preguntaba por las familias de cada uno de los técnicos.

    

“María siempre fue muy fraternal, muy solidaria, para ella no había medio pequeño. La radio, el cine, más tarde la televisión, eran una oportunidad de expresión. Solía decirme: somos fantasmas en este mundo, estamos sólo de paso y hay que aprovechar cada día”.

     María Félix tuvo 11 hermanos y se cuenta que su niñez transcurrió entre juegos de muchachos. Era diestra con las canicas y jugaba a rodar llantas y a ser soldado con los niños de su comunidad.

    

Desde muy joven aprendió a montar a caballo y en Sonora era conocida por su destreza entre otros jinetes. Al llegar la adolescencia fue coronada Reina de la Belleza y poco después se casó con un vendedor de cosméticos llamado Enrique Álvarez Alatorre con quien tuvo un hijo, el también actor Enrique Álvarez Félix.

    

Aquel matrimonio no duró y María viaja junto con su hijo a la ciudad de México donde conoce al productor Fernando Palacios, quien la introduce en la industria cinematográfica.

    

Ricardo Fuentes, quien hasta hoy se mantiene activo en el teatro, la radio y los espectáculos de monólogo, rememora las escapadas con La Doña a un café que se encontraba cerca de la XEW.

    

“Ya comenzaba a ser famosa y el público la reconocía y le pedía autógrafos. Contrario a esa imagen de diva que muchos le han achacado, María convivía siempre con su público, se interesaba por él. Decía que México era una de las más grandes culturas del mundo y que para cualquier artista era un privilegio nacer en su cuna”.

    

Icono de la cultura mexicana han escrito sobre ella Carlos Monsiváis y Paco Ignacio Taibo I, entre muchos otros. Para La Doña, afirma Fuentes, existían varias debilidades, entre ellas, pasear por el Centro Histórico y adquirir antigüedades en La Lagunilla, hábito que la convirtió en una verdadera conocedora.

    

“Recuerdo una anécdota en la que se quedó mirando en un puesto de la Lagunilla un candelabro etiquetado con el precio. El encargado le preguntó si le interesaba, a lo que ella respondió: Ni Dios lo quiera, si está horrible, pero acabo de ver uno igual en una tienda de la Roma y lo daban al triple, no sea tarugo, súbale de precio, sus hijos se lo van a agradecer”.

    

Para el actor, María Félix supo captar la esencia del orgullo mexicano, de la grandiosidad de esas mujeres valientes que han estado presentes en cada momento de nuestra historia.

    

“María era de esa clase de mujeres que no se dejaban, que sabían jugar el juego de los hombres mejor que ellos mismos. A veces veo las fotos de las mujeres que pelearon en la Revolución, de esas Adelitas que se subían al tren con los guerrilleros y colaboraban en todo y me imagino a María cortada por la misma tijera, era de esa casta de mujeres mexicanas que colaboraron en enaltecer a nuestra nación”.

    

Entre la filmografía de María Félix se cuentan más de 50 películas producidas tanto en México como en el extranjero, entre las que destacan: El Peñón de las Ánimas (1942); Doña Bárbara (1943); Enamorada (1946); La mujer de todos (1946); La Diosa Arrodillada (1947); Doña Diabla (1949); Tizoc (1956), y La Generala (1971).

    

“Al principio no le gustaba que le dijeran La Doña, creo que fue un periodista del desaparecido periódico Cine Mundial el que inició ese sobrenombre a raíz de las películas Doña Bárbara y Doña Diabla, pero con el tiempo a María le hizo gracia el apodo y hasta lo presumía”, recuerda Ricardo Fuentes.

    

Para el crítico Horacio Domínguez, La Doña fue una de las contadas actrices del cine nacional que impusieron su propia personalidad por encima del personaje.

    

“Se cuenta que los productores mandaban reescribir los guiones para que tuvieran ciertos rasgos característicos de María. En su filmografía podemos distinguir a un personaje que se repite innumerables veces sin caer sorprendentemente en el cliché”.

    

Horacio Domínguez destaca que María Félix fue una figura que lo mismo podía ser pintada por Diego Rivera, inmortalizada en una canción por Agustín Lara, uno de sus cinco maridos, que ser aclamada por directores como Jean Cocteau.

    

“Nunca volverá a existir una María Félix, a ella le tocó vivir un momento en el que la industria cinematográfica y en general la manera de crear estrellas era muy diferente al sistema comercial que vivimos hoy en día. En La Doña vemos la elegancia, el vínculo entre el personaje y la mujer real, por eso decían que no dejaba de actuar hasta que quedaba dormida por las noches”.

    

Y agregó: “Curiosamente muchos jóvenes de la nueva generación ya no saben quién fue María Félix, la memoria del siglo XX se está perdiendo, por eso debemos recordarla en cualquier aniversario posible como un personaje que dejó una profunda huella en nuestra cultura”.

    

 La Doña falleció el mismo día en que nació, un 8 de abril, cuando cumplía 88 años, en 2002.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.