Home » Juventud

Nuevas tecnologías cambian pensamiento lógico de los jóvenes

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 27 abril 2010
Sin Comentarios


 

UNAM/Investigación

Oaxaca, México.- Suele decirse que mientras los hombres apenas pueden con una actividad, las mujeres son capaces de realizar ocho al mismo tiempo, habilidad conocida bajo el nombre de pensamiento paralelo, “pero esto que antes distinguía a un género de otro ya no es así, pues el uso de las nuevas tecnologías propicia que las generaciones actuales realicen múltiples cosas de forma simultánea, sin importar si se trata de un chico o una chica”, expuso Georgina Cárdenas, de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM.

Los integrantes de la llamada “generación digital” están cambiando sus hábitos y capacidades a una velocidad tan sorprendente, que los adolescentes de hoy son muy diferentes a los de hace 10 años, indicó.

Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.

Georgina Cárdenas actualmente trabaja en programas computacionales para tratar fobias.

Sin embargo, con la adquisición de nuevas habilidades se pierden otras igual de importantes, apuntó la psicóloga. “Por ejemplo, la rapidez de resumir, concretar y comunicar situaciones con la menor cantidad posible de caracteres no sólo es algo cotidiano, sino la estrategia ideal para escribir en el chat o en el celular, pero esto hace que los jóvenes tengan un vocabulario cada vez más pobre”.

“Por ejemplo, a nivel de lenguaje, tienen mayor capacidad de síntesis, como demuestran al usar abreviaturas al chatear o mandar mensajes por celular, aunque esto ha hecho que se pierda aquello que se llama ‘buen uso del idioma’”, abundó.

Para la especialista, es notable que en apenas 10 años las habilidades de las nuevas generaciones se hayan modificado, a tal grado que un adolescente que vivió hace una década, difícilmente podría escribir en el teclado o asimilar la cantidad de información que un chico actual.

Incluso, a nivel de interacciones personales, es evidente que las cosas no son como solían serlo. Las redes sociales y el uso de celulares imponen nuevas conductas que apenas comenzamos a entender.

Por ejemplo, en un principio se creía que el mensajero instantáneo o páginas como facebook iban a aislar al individuo, pero se ha demostrado que no es así, porque con las personas que más chatea el usuario promedio, son exactamente las mismas con las que mantiene contacto cuando no está frente a una computadora, expuso.

“Se trata de un cambio de paradigmas tan importante, que lo que experimentamos ahora quizá sólo se pueda comparar con el cambio de modelos que se dieron cuando apareció la imprenta o el telégrafo”.

La académica agregó que estos fenómenos se han sucedido de forma vertiginosa, pero se ignora hasta dónde llegarán. “Se trata de aprendizaje complejo que tiene lugar justo aquí y ahora; lo que nos resta es esperar y ver qué es lo que pasará en el futuro”.

La virtualidad, más que un escape de la realidad

Los entornos virtuales hacen posible recrear cualquier escenario, desde los fondos abisales del océano, los desiertos rojos de Marte o el monte Olimpo, con todo y sus dioses griegos, pero parece que para los integrantes de la llamada “generación digital” es más fácil entrar en estos mundos ficticios e involucrarse con lo que ahí pasa, a diferencia de lo que sucede con personas de más edad.

 

Los jóvenes registran un cambio en su pensamiento lógico a través de las nuevas tecnologías

Los jóvenes registran un cambio en su pensamiento lógico a través de las nuevas tecnologías

“Esto no quiere decir que los jóvenes de hoy se abstraigan de la realidad con facilidad, sino que tienen una capacidad de inmersión mayor que los adultos. En realidad, esto tiene que ver con una paradoja muy interesante: sólo imaginemos esto, cuándo estamos en el cine ¿dónde estamos en realidad, sentados en una butaca o en el escenario exótico donde transcurre la película? Para los jóvenes de hoy la respuesta es sencilla, ellos están del otro lado de la pantalla”.

Esta característica ha permitido desarrollar recursos tan novedosos como el uso de videojuegos en terapias contra el dolor. “Por ejemplo, tenemos niños quemados que han mostrado una mejoría sorprendente tras jugar en competencias virtuales que siempre involucran nieve (ver hielo aminora la sensación de quemazón), y pacientes que han cambiado los anestésicos por sesiones de XBox”.

Sin embargo, una de las aplicaciones más sorprendentes de los programas computacionales es que han empezado a ser usados como alternativa a los antidepresivos, “como en Inglaterra, donde pacientes han obtenido resultados positivos tras usar un software llamado Beating the Blue, en vez de recurrir al Prozac. Estos usos podrían revolucionar muchas cosas, empezando porque representarían un duro golpe para los grandes laboratorios”.

También, a través de estos recursos es posible tratar fobias, “por ejemplo, si tenemos un paciente que tiene miedo a volar, podemos recrear digitalmente un aeropuerto, la sala de espera e incluso ponerlo en el asiento de un avión para enseñarle a controlar su pánico”. Como se ve, y contrario a lo que se dice, las nuevas tecnologías no son algo a lo que se deba tener miedo.

Un mundo que evoluciona rápidamente

A finales de los 90, Kevin Mitnick fue arrestado por hackear algunos de los sitios más seguros del mundo, y se llegó a considerar que cualquier aparato era tan peligroso en sus manos, que durante su encarcelamiento se le negó acceso a cualquier teléfono, y a su salida, se le prohibió tocar siquiera (por un periodo de tres años) computadoras, celulares, equipos periféricos o cualquier cosa con contacto a la red.

“Antes de mí, los ataques electrónicos no eran considerados delitos ni estaban tipificados. Las leyes se hicieron conmigo”, comentó el hoy asesor de seguridad, que hizo que los códigos penales de Estados Unidos se modificaran prácticamente de un día para otro.

Pero así como la informática ha obligado a la creación de legislaciones debido al mal uso que se hace de ella, su impacto positivo ha hecho que algunas cartas magnas sean objeto de enmiendas.

“De hecho, a partir de este año, en Finlandia el acceso a Internet de banda ancha es un derecho constitucional”, comentó Georgina Cárdenas, quien añadió que ésta es sólo una muestra de cómo las nuevas tecnologías se encuentran íntimamente ligadas al bienestar social, por lo que no sorprende que países como Francia, Grecia y Estonia, también consideren que tener contacto con la red de redes es un derecho humano básico.

Conductas, leyes, patrones de consumo, modos de producción… nada es lo que era hace una década, y por la velocidad a la que evolucionan la electrónica y la cibernética, quizá las cosas sean muy distintas de aquí a 10 años.

“Tenemos nuevas formas de transmitir datos, relacionarnos, mantenernos siempre comunicados e incluso contamos con el poder de crear realidades alternas. La tecnología está haciendo posible lo imposible, pero ignoramos qué puertas son las que se nos están abriendo a partir de estos desarrollos. Sólo el tiempo dirá”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.