Home » Transgénicos

No existe daño comprobado a la salud humana: Bolívar Zapata

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 29 abril 2010
3 Comentarios


UNAM/Investigación

 

Oaxaca, México.- No existe evidencia científica de que los organismos genéticamente modificados, o transgénicos, dañen la salud humana, animal o la biodiversidad, afirmó el investigador emérito y fundador del Instituto de Biotecnología (IBt) de la UNAM, Francisco G. Bolívar Zapata.

En cambio, los pesticidas utilizados en los cultivos matan no solamente al organismo que causa la plaga, sino a otras especies; dañan, incluso, al ser humano, y contaminan el medio ambiente, señaló.

A nivel social, los transgénicos han sido satanizados  por algunas ONG'S  que distorsionan la información sin evidencia científica, señaló Francisco Bolívar Zapata.

A nivel social, los transgénicos han sido satanizados por algunas ONG'S que distorsionan la información sin evidencia científica, señaló Francisco Bolívar Zapata.

El bioquímico universitario –Premio Universidad Nacional 1990, Príncipe de Asturias 1991 y Nacional de Ciencias y Artes 1992– ofreció la conferencia Por un uso responsable de los organismos genéticamente modificados en la Facultad de Medicina (FM), donde explicó que la biotecnología es una actividad multidisciplinaria que usa el conocimiento generado en diversas áreas para estudiar, modificar y utilizar los sistemas biológicos de microbios, plantas y animales.

Esta capacidad de modificación permite a los biotecnólogos ofrecer alternativas concretas para el desarrollo de alimentos, medicamentos y bioinsecticidas.

“Con métodos de ADN desarrollados desde 1973 es posible aislar genes específicos de un organismo y transferirlos a otro, generándose los transgénicos u OGM (Organismo Genéticamente Modificado)”, resumió.

Bolívar destacó que la biotecnología busca hacer un uso responsable y sustentable de la biodiversidad, mediante el desarrollo de tecnología eficaz, limpia y competitiva para facilitar la solución de problemas importantes en los sectores de la salud, agropecuario, industrial y de medio ambiente.

Sin embargo, destacó que a nivel social los transgénicos han sido satanizados por algunas organizaciones no gubernamentales, que distorsionan la información sobre ellos sin contar con ninguna evidencia científica.

“La sociedad sigue mal informada sobre los transgénicos, por ello, es necesario intensificar los esfuerzos de divulgación. Además, es fundamental aplicar el marco jurídico existente que permita el uso responsable de los OGM, basado en evidencia científica.

“Sin esto y el apoyo económico adecuado, será difícil tener innovación en biotecnología”, reconoció el coordinador del Comité de Biotecnología de la Academia Mexicana de Ciencias, que reúne a una veintena de expertos de varias instituciones, entre ellos, seis premios nacionales de Ciencias y Artes.

Alternativa en salud y alimentos

El investigador del IBt dijo que los transgénicos se diseñan y construyen con el propósito de generar una nueva capacidad del organismo receptor, que reside en el material genético transferido.
“El objetivo de construir transgénicos es ayudar a la solución de problemas en diferentes sectores como el de salud y alimentos, con la certeza de que estos organismos son seres vivos naturales y, por ello, tienen un menor impacto en el ambiente, la biodiversidad y la salud, que muchas otras tecnologías basadas en productos químicos”, comentó.

Los OGM se utilizan comercialmente desde hace 25 años para construir proteínas recombinantes idénticas a las humanas.

“Existen en las farmacias, incluyendo las de México, medicamentos de origen transgénico o recombinante como la insulina, la hormona de crecimiento, interferones y anticoagulantes, que se utilizan para contender con varios problemas de salud. Sin esos transgénicos no sería posible producir las cantidades requeridas por el mercado, ya que a partir de tejidos y fluidos humanos como la sangre, se obtienen cantidades muy pequeñas”, explicó.

En la producción de alimentos, las proteínas recombinantes también han tenido un impacto importante, como el uso de la quimosina recombinante en la elaboración de quesos; de las amilasas en la producción de jarabe; las pectinasas para clarificar jugos; las glucosa oxidasas y catalasas para la deshidratación de huevo; lipasas para fabricar aceites de pescado, y glucanasas para producir cerveza.

En tanto, desde 1996 se comercializan plantas transgénicas, y se siguen usando en cultivos generalizados en el mundo, como maíz, soya y arroz, sin que hasta ahora hayan ocasionado algún efecto nocivo a la salud humana o animal, ni a la biodiversidad.

“Por el contrario, han permitido reducir el uso de pesticidas, lo que se ha traducido en un menor impacto en el ambiente, a diferencia de lo que ha sucedido con la aplicación de productos químicos, algunos de ellos con efectos carcinogénicos. El maíz y la soya transgénicos se consumen en muchos países y cada vez es mayor el número de hectáreas que se cultivan con plantas transgénicas”, señaló.
Plasticidad genómica y transferencia horizontal de material genético

De acuerdo con la Teoría de la Evolución de Charles Darwin, todos los seres vivos derivamos de un precursor común, recordó Bolívar.

“Esta propuesta se ha ido consolidando con la evidencia generada a partir de la secuenciación de los genomas, que ha demostrado que todos los seres vivos compartimos material genético, incluyendo muchos genes. De hecho, el genoma de la raza humana es similar en 98 por ciento al del chimpancé, 90 por ciento al del ratón, 40 por ciento al de la mosca, 30 por ciento al de las plantas y 20 por ciento al de la levadura”, detalló.

El material genético (ADN) tiene la misma estructura general en todos los seres vivos y eso hace posible transferir e incorporar genes de un organismo a otro.

“El genoma tiene una gran plasticidad y puede adquirir genes de otro organismo por vías como la infección o la transferencia horizontal, un fenómeno que ocurre todos los días, en todas las especies, y los virus son los principales responsables”, destacó.

La transferencia horizontal permite que ADN de una especie pueda ser transferido a otra, y este fenómeno ha jugado un papel importante en la evolución y en la estructuración y reorganización de los genomas.

Análisis caso por caso

Bolívar Zapata detalló que existe un consenso internacional sobre la necesidad de evaluar y dar seguimiento, caso por caso, con base en el conocimiento científico, a los transgénicos que se deseen utilizar, incluyendo la liberación al medio ambiente.

“Es necesario monitorear la presencia de los OGM en diferentes nichos. En este análisis se debe considerar la comparación de los beneficios y posibles peligros derivados del uso de un determinado OGM, así como los riesgos de no emplearlos, manteniendo los esquemas actuales de producción y degradación”, indicó.

Además, hay acuerdo en la importancia de realizar investigación interdisciplinaria sobre los transgénicos, a través de la aplicación de ciencias como la genómica, la proteómica, la ecología y la bioinformática, entre otras.

“Esto es importante porque hay académicos que consideran que los transgenes pudieran generar respuestas no evidentes en el organismo receptor, aunque algunos otros pensamos que ésta no sería una característica exclusiva de los transgénicos, porque la transferencia horizontal del material genético y la reorganización del genoma son fenómenos que ocurren permanentemente en la naturaleza, independientemente de los OGM.

“Se insiste, además, en que los transgénicos son creados por transferencia horizontal y reorganización del genoma, y por ello son organismos naturales. Por otro lado, sin duda los estudios generarán conocimientos más completos e integrales de los OGM, que ayudarán a responder algunas preguntas”, consideró.

Bolívar dijo que es importante incorporar también estudios sociales y económicos del uso de esta tecnología, en temas como el impacto de las patentes en países pobres y aspectos éticos y sociales, así como contar con medios que difundan la información generada en esta materia.

“Es indispensable la formación de recursos humanos de manera interdisciplinaria, el fortalecimiento de la infraestructura de investigación y de instancias de capacidad para evaluar integralmente los transgénicos y su utilización”, finalizó.

Comentarios

comments

3 Comentarios »

  • No existe daño comprobado a la salud humana: Bolívar Zapata | Papelerio.Com dijo:

    […] el post original: No existe daño comprobado a la salud humana: Bolívar Zapata Etiquetas: charles-darwin, ciencias, francisco, los-transg, material-gen, transgénicos, […]

  • PILAR dijo:

    esa afirmación no es cierta, hay numerosos estudios que prueban lo perjudicial de los alimentos transgénicos en los humanos, en los animales y en la biodiversidad de la naturaleza. La única agricultura sana para todos es la ecológica, como explican por ejemplo en http://www.substratum.es/bioalimentacion4.html

  • Rafael. dijo:

    Es muy sabido que la naturaleza se ha diseñado así misma para regularse y mantener un equilibrio sano, pero actualmente se han introducido nuevas formas de vida, así como nuevas mezclas de elementos que han distorsionado el equilibrio natural de los ecosistemas, es por ello que se presentan tantas enfermedades en los organismos antes desconocidas. Esto es ocasionado por los Transgénicos y productos químicos sintetizados introducidos en un espacio a donde no pertenecen. Mis respetos para el Inv. Bolivar Zapata, pero sus afirmaciones son inciertas y sin sustento, ya que hasta ahora las empresas y laboratorios que llevan a cabo este tipo de investigaciones, no han permitido se estudien los efectos y comportamientos de estos OGM en la salud de las personas que los consumen o tienen contacto con ellos, por qué, La respuesta es bien sabida, los dueños de las patentes no desean etiquetar los productos que contengan estos OGM por temor a que se conozca la realidad…

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.