Home » Arte

Estela Leñero en el estreno en Oaxaca de su obra “Codex Romanoff”

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 3 mayo 2010
Sin Comentarios


Fortino TORRENTERA O.

 

Oaxaca. México. Una manera de ver el pecado de la gula es presentada en la puesta en escena del “Codex Romanoff”, bajo la dirección de Itandehui Méndez, obra de Estela Leñero que asiste a este estreno en el Teatro Macedonio Alcalá, este 5 y 6 de mayo.

 

Ambas funciones que serán a las 19:00 horas dentro del Festival Humanitas, son producto de la beca del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes 2010 otorgada a Itandehui Méndez para el montaje de esta obra que ganó el Premio Víctor Hugo Rascón Banda en 2004.

 

 

Un cuadro de actuación de primera línea, participa en este montaje.

Un cuadro de actuación de primera línea, participa en este montaje.

No sólo la temática, el texto y el montaje son atractivos para el público, destaca la reunión de primeros actores de Oaxaca, como es el caso de Guadalupe Villa, Ricardo Ramírez, Wagive Jiménez, Fabiola Moreno, Abraham Vásquez, Gustavo Martínez, Rosalba Caballero y Carina Pérez.

 

Al respecto, la directora resaltó la colaboración de estos profesionales quienes pertenecen a distintos grupos, “lo que muestra el interés de los teatreros oaxaqueños por impulsar los proyectos, al tiempo de enriquecer nuestro quehacer escénico”.

 

Dijo que dicho montaje obedece a la necesidad de plantear una propuesta escénica dentro de una sociedad donde impera la violencia que cada día las vemos reflejada, por lo que es una antítesis al tratar de un viaje hacia la libertad interior”.

 

“Plantea los problemas que se viven en mundos muy claros, como en un convento donde hay una jerarquías, reglas y cómo en esa búsqueda de la libertad interior se sale uno de esas reglas desde otro lugar como es el corazón de estos personajes”, relató la actriz, directora y dramaturga oaxaqueña.

 

La autora, explica, nos da la sutileza de denunciar ese orden desde el recurso de la comedia, sin pasar por la acidez, sin partir de la desazón, de la desesperanza, por lo que Leñero abre una posibilidad desde lo sutil y haciéndonos pasar un momento agradable.

 

“Escogimos esta obra porque además habla del arte culinario, de los placeres que entran por el paladar y el olfato que son simultáneamente los placeres de la carne, pero que desarrollándose desde la cocina, resulta cercano a Oaxaca donde contamos con una amplia tradición culinaria”.

 

Un libro de cocina prohibido por la iglesia, reglas que se imponen, platillos suculentos, el azaroso viaje a la libertad interior, la búsqueda del conocimiento, un par de frailes, una amistad a toda prueba; realidades que se filtran a través de los sentidos, son los ingredientes de El Codex Romanoff.

 

La pieza, nos invita a ser testigos de los amores y aventuras que viven dos monjas del Convento de Santa Catarina de Siena; su placer por la comida las llevará de altamar a Chiapas, luego a Veracruz, en busca del manuscrito prohibido de Leonardo da Vinci, libro que invita a descubrir los placeres del exceso.

        

Esta historia que toma como punto de partida este libro prohibido para colocarlo como objeto codiciado, recetas secretas que van de boca en boca, del confesionario a la cocina, de la cocina a la mesa, y centra su atención en el siglo XIX, utilizando el goce del sentido del gusto como una metáfora del placer, lleva a los espectadores al microcosmos de un convento, y deja entrever la represión, el control de autoridad, los intereses particulares y la injusticia.

 

Se muestra esa sutileza para abordar temas difíciles de la sociedad mexicana, desarrollándolos en una comedia, fue lo que hizo a Méndez elegir esta obra. “Hoy todos asistimos al exceso en la violencia, tanto de los que oscilan el poder como de los que son subyugados ante el mismo.

 

“Podemos sentirla todo el tiempo al abrir un periódico, al ver la televisión, incluso caminando por las calles de este país sin ley. Y así se denuncia, con la misma violencia. Esta es la razón fundamental para elegir esta obra, porque con cierta distancia en el tiempo (siglo XIX) deja ver el mismo sistema, solo que la forma, es decir, la comedia, permite hacerlo contundente pero sin generar mayor acidez o desesperanza”, agrega Itandehui Méndez

 

Cabe mencionar que Estela Leñero, ha sido multipremiada a nivel nacional e internacional, sus obras han sido representadas en varias partes del mundo, Sabina Berman considera que “sobre sale entre los dramaturgos del idioma español por su hiperconsciencia de cómo y con qué cocina un drama”. Sus obras más reconocidas son Casa llena, Las máquinas de coser, Habitación en blanco, Insomnio, Paisaje interior, El Codex Romanoff y Lejos del corazón, entre otras.

 

Del mismo modo, es conocida como una de las periodistas teatrales más importantes del país, escribiendo en los diarios más importantes, actualmente lleva la columna de crítica de teatro en la revista Proceso.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.