Home » Medio Ambiente

México carece de política sustentable para reciclaje de plásticos

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 14 mayo 2010
1 Comentario


UNAM/Medio Ambiente

Oaxaca, México.- En México no existe una política sustentable en torno al plástico, y su alto impacto ambiental se debe a que se recicla muy poco, afirmó Benjamín Ruiz Loyola, académico de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM.

Ese material, en sí, no es malo, y depende de las manos de quien lo maneje. Si aparece en los océanos –en el estómago de un delfín o enredado en la cabeza de un ave– es porque alguien, de manera irresponsable, lo dejó donde no debía, dijo.

La contaminación con plástico en rios y océanos por la actividad humana

La contaminación con plástico en rios y océanos por la actividad humana

Ha sido injustamente vilipendiado, pero debemos ser responsables en su uso y, “en la medida de lo posible, usar bolsas que no sean de plástico, tampoco de papel, sino de materiales reutilizables”.

El universitario señaló que no se le debe “satanizar”, sino hacer una serie de análisis de costo-beneficio, y antes de prohibir su empleo en los establecimientos comerciales (como lo hizo la Asamblea Legislativa del DF al aprobar modificaciones a la Ley de Residuos Sólidos, en marzo de 2009), se debe fomentar la cultura del reciclaje.

“Sería muy conveniente obligar a los comercios a tener contenedores donde la gente pueda depositar sus artículos plásticos y ofrecer incentivos fiscales a quien quiera poner una industria de reciclado”, opinó.

Ventajas y desventajas

Ruiz Loyola recordó que cuando el consumidor llega a una panadería le preguntan si desea bolsa de papel o plástico. “Si pides la segunda, te ven feo, porque contamina, pero es necesario desmitificar esa idea”.

Es verdad que el papel se degrada rápidamente; además, los productos de celulosa se separan desde la recolección, y los que llegan a un relleno sanitario, en unos cuantos meses ya no se ven; en contraste, el plástico dura mucho más tiempo, y es lo que resalta en los tiraderos.

Benjamín Ruiz Loyola, de la FQ.

Benjamín Ruiz Loyola, de la FQ.

El papel se puede reciclar hasta ocho veces, para obtener más papel, cartón y hasta papel sanitario. El plástico, en cambio, es reutilizable en, aproximadamente, 20 ocasiones, antes de tornarse débil o quebradizo, y aún así, se puede reconvertir con procesos químicos.

“Entonces, si tuviéramos la cultura del reciclado de plástico, dejaríamos de matar árboles”, sentenció el experto.

El problema no es que sea contaminante, o que dure mucho tiempo; de hecho, esa es una de las ventajas que se buscó: si una camisa de algodón duraba seis meses, se creó una de fibra de poliéster que lo hiciera dos o tres años.

El inconveniente es que, a escala mundial, y México no está alejado de las cifras, se recicla alrededor de 20 por ciento del papel, y sólo cinco por ciento del plástico.

Además, acotó Ruiz Loyola, más allá de bolsas y botellas, el plástico también sirve para fabricar venas y corazones artificiales; huesos, y anteojos de policarbonato –que pesan menos, duran más y, si se rompen, se corre un riesgo menor de cortarse–, entre otros productos.

También, es necesario saber con cuál de los dos procesos se genera menos contaminación. La celulosa se puede obtener a partir de papel reciclado y desechos de tela de fibras naturales como el algodón, el cáñamo, el lino y la seda.

Pero estas fuentes no bastan para satisfacer la demanda, así que no queda más remedio que cortar árboles, secarlos (durante un mínimo de tres años), quitarles la corteza y triturarlos para obtener la pulpa, agua y productos químicos para blanquear. El impacto ambiental es grande.

Los plásticos son derivados del petróleo, y también implican un costo ambiental porque se necesita “limpiar” (alterar) la zona donde se pone el pozo y la refinería; pero se consume 40 por ciento menos energía que en la fabricación de papel.

El reciclado de papel requiere grandes volúmenes de agua y productos químicos; el plástico se debe acumular, limpiar y volver a fundir para obtener lentejas o pequeños trozos que se derriten para obtener nuevos productos. Su impacto es menor, aunque también significativo, aclaró.

El espacio y peso de las bolsas de papel es 15 y 10 veces mayor, respectivamente, que las derivadas del petróleo; transportar éstas últimas exige menos combustible y genera menos contaminación.

El plástico, biodegradabe a largo plazo

El plástico, prosiguió, es biodegradable por acción del ambiente: el agua, la radiación ultravioleta y el viento; sin embargo, la mayoría tiene una larga duración.

En la actualidad, se han desarrollado plásticos “biodegradables” o hechos a partir de productos naturales, por lo que los microorganismos los pueden usar, por lo menos parcialmente, como parte de su alimentación. Un ejemplo es el ácido poliláctico, es decir, el ácido láctico de la leche que se polimeriza.

Sin embargo, es un polímero con usos limitados, porque no tiene la misma resistencia, elasticidad o plasticidad del convencional. Para utilizarlo se tendría que garantizar que salga del anaquel en cierto periodo, y que se utilice en un tiempo definido, antes que se “autodestruya”. Dura poco, y por eso no tiene un uso difundido; además, apenas se realizan pruebas piloto.

Otro tipo de plástico “biodegradable”, de oxo-polímeros, es el empleado en bolsas de pan. En este caso, explicó Ruiz Loyola, se insertan entre cadena y cadena de polietileno, pequeños fragmentos que tienen oxígeno, y que reaccionan con ese mismo elemento químico que se encuentra en el aire.

De ese modo, las cadenas largas se descomponen en otras más pequeñas, tanto, que ya no se ven, pero siguen estando ahí. “Eso es complicado, porque si se quisiera reciclar ese material, no se encontraría, y tampoco se degrada”.

Ante esta problemática, opinó, las autoridades no deberían emitir una normatividad sin antes realizar estudios.

Mientras, añadió, al ir a la tienda, la panadería, el mercado o el supermercado es recomendable llevar bolsas reusables. “Vayamos a eso, a los artículos reutilizables en la medida de lo posible, pero sin dejar de aprovechar las ventajas que la modernidad nos da en cuanto al papel y el plástico”.

 

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • fabiola dijo:

    este tema se me hace muy interesante, ya que los plásticos se ven como algo dañino y se ha fomentado el uso del papel como una opción, pero eso no resuelve el problema por lo que hay que dar a conocer las politicas que se estan manejando para el reciclado de los plasticos.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.