Home » Género

Provocan mujeres violencia de los hombres: Especialista

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 18 mayo 2010
6 Comentarios


Agencia JM

 

Oaxaca. México. El fenómeno de la violencia hacia la mujer muchas veces es provocada por ellas mismas, consecuencia de la violencia psicológica que ejercen sobre los hombres, atentando contra su autoestima casi siempre sobre su capacidad sexual, señaló el especialista en masculinidades, el Psicólogo  Esteban Schmidt Bello.

 

En entrevista el experto explicó que por esa razón los hombres llegan a la violencia física ante esa actitud de la mujer, por ello dijo se ha puesto en marcha un proyecto denominado “Programa de hombres erradicando nuestra violencia”, donde se trabaja de manera profesional para erradicar la violencia intrafamiliar.

 

 

Consecuencia de la violencia psicológica que ejercen sobre los varones.

Consecuencia de la violencia psicológica que ejercen sobre los varones.

El Psicólogo explica cómo es que las mujeres provocan la violencia contra ellas mismas y en ese sentido es necesario que cambien de actitud mediante el apoyo de profesionales de la conducta humana.

 

Sin embargo, dijo que esta violencia contra el hombre muy pocas veces es denunciada ante el agente del Ministerio Público, como ocurre con las mujeres, porque el orgullo del hombre a veces puede más que la vergüenza que pueda pasar al denunciar estos hechos.

 

El experto recomienda que tanto el hombre como la mujer tienen que buscar apoyos de profesionales, si es que desean superar esa etapa de la violencia.

 

El experto ofreció a quienes están interesados en superar el fenómeno de la violencia familiar, acudir a Cosijopii número 208-A. Centro Histórico de la ciudad de Oaxaca.

Comentarios

comments

6 Comentarios »

  • Aida dijo:

    Si alguien sufre violencia doméstica, sería pertinente que no asistiera con este “especialista” ya que se advierte un desconocimiento sobre el tema…

    Indignante visualizar el problema de la violencia desde esta perspectiva.

    Por posturas coincidentes como las del señor es que seguimos teniendo los retrocesos que tenemos en materia de igualdad.

    Acudan con verdaderos especialistas del fenómeno, no con quien ve la violencia de gènero como un mecanismo de defensa.

  • Esteban Schmidt Bello dijo:

    Quiero hacer un atento recado al reportero quien publico a mi nombre esta nota tan aberrante que no solo indigna a las mujeres sino tambien a algunos hombres que estamos trabajando desde hace mucho tiempo para erradicar la violencia de género. La gente que me conoce sabe de mi trabajo y de las diferentes acciones y actividades que a lo largo de mi trayectoria profesional he realizado a favor de la equidad entre las mujeres y los hombres. Lo que yo mencione al reportero es lo siguiente:

    La violencia de género es un problema de salud pública y derechos humanos.
    La violencia se vive y se expresa de manera diferenciada entre hombres y mujeres.
    En Latinoamérica la violencia culturalmente es valorada como una forma de expresión de masculinidad y hombría.
    Más del 90 % de las denuncias indican al hombre como el agresor.
    La violencia de los hombres causa grandes costos en salud, educación, trabajo y calidad de vida de las familias (20% gasto en salud OPS)
    La mayoría de los hombres aprende a usar la violencia como forma de resolver los conflictos.
    Para muchos hombres la violencia es “natural” y se hace invisible en sus consecuencias.
    La violencia se aprende: familia, escuela, calle, medios de comunicación, política.
    La violencia es un modo de vida para la mayoría de los hombres.

    La violencia de género es el abuso de poder por diferencias sexuales.
    Comúnmente ocurre desde los hombres a las mujeres (+ 95%).
    También se realiza contra hombres “diferentes” por su edad, orientación sexual o forma de ser.
    Hay violencia en casa, la calle, el trabajo, la escuela y en todos los espacios públicos y privados.
    Tiene consecuencias emocionales, psicológicas y económicas de largo plazo.
    La violencia familiar es un aspecto de la violencia de género.

    No se vale que publiquen este tipo de notas de personas que se dicen “comunicadores”, “reporteros” o “periodistas”, si no entienden o comprendan que preguntes, y no interpreten.

    Mi nombre es Esteban Schmidt Bello y soy el coordinador del programa “Viento a favor” Hombres erradicando nuestra violencia
    y mi corrreo es esbello_62@hotmail.com
    para aclarar lo que sea necesario

  • Esteban Schmidt Bello dijo:

    Hola todas y todos en este momento acabo de enviar a la señora Lilia Torrentera Gomez responsable del portal electronico de emitir la supuesta entrevista que se hizo a mi persona en relación el tema de la violencia de género y dice lo siguiente:

    Hola Buenas tardes Lilia Torrentera Gomez
    Mi nombre es Esteban Schmidt Bello, y formo parte de Diverisades y No discriminación A.C.
    El pasado viernes 14 de mayo acudi a un foro denominado “Madres si pero con derechos” invitado por el Instituto Municipal de las Mujeres, para que formara parte de una mesa redonda en la cual se aboraria el tema sobre el festejo del “dia de las madres” desde diferentes enfoques, Legal, antropologico y desde la Masculinidad, en donde un servidor participo. Al final del evento una persona, un reportero se me acerco pidiendome hacer una atrevista en relación con el tema de la violencia de género, a la cual accedi con mucho gusto, pero dias despues me entero por mis redes sociales, mujeres y hombres que me conocen y conocen el trabajo que vengo realizando en contra de la vilencia hacia las mujeres, donde se asevera enfacticamente que yo dije los siguiente:

    Provocan mujeres violencia de los hombres

    Debo de aclarar que en ningun momento pude haber dicho tal aberración. La pregunta que me hizo el reportero fue: ¿que desde mi experiencia en el tema de la masculinidad habia hombres que fueran victimas de la violencia por parte de sus parejas?.
    A lo que conteste que: en mas del 95% de las denuncias el hombre aparece como principal agresor, y que en un porcentaje minimo las mujeres agreden a su parejas como una respuesta defensiva a la violencia que de menera reiterada y sistematica han venido recibiendo las mismas mujeres sus hijos e hijas.
    En este mismo sentido tambien mencione que la violencia que púdieran recibir los hombres por parte de sus parejas no es denunciada, debido a que dentro de la contrución de lo que significa ser hombre, no esta el pedir ayuda, mucho menos cuando se trate el caso que sea una mujer la que este agrediendo a un hombre, y no se presentarian ante el Ministerio publico, debido al temor a que se pudieran a burlar de el, o hasta que no le pudieran creer tal situación.

    Le menciono todo esto, pensando por un lado que el reportero no entedio la información que le di (que fue grabada) o bien la interpreto dandole otra intencionalidad, manipulando la información. Lo cual me parece muy delicado, no solo por lo quese refiere a mi persona, pero sobre todo por las mismas mujeres, lo cual me parece de lo mas peligroso que este tipo de informaciones se publiquen de manera tan irresponsable, ya que promueven y fomentan la violencia que viven las mujeres, tanto en sus casas como fuera e ellas, y más aún delicado cuando se les coloca como las “provocadoras de que los hombres las violenten”

    Me parece injusto que se publique esto a la ligera, ya que lesiona la vida y dignidad de todas las mujeres, por o cual le pido a usted de la manera más atenta, como mujer y comunicadora, pueda emitir una nota aclaratoria.

    Quedo a sus ordenes
    Psic. Esteban Schmidt Bello
    Diversidades y No Discriminación A.C.

  • Larisa Pérez Ojeda dijo:

    Ya habia leido alguna vez este tipo de aberrante comentario, pero al autor se le olvida que la violencia contra el indefenso hombre es causada porque el mismo ejerce a su vez violencia previa contra su mujer, de muchas y refinadas maneras.

    De cualquier manera, el autor estará de acuerdo conmigo, no es equiparable un golpe en el rostro a una mala palabra, aunque las dos sean violencia.

    A mi parecer, al hombre violento deberian extirparle los testículos, comenzando por el Psicólogo Esteban Schmidt Bello.

  • Mary Miguel dijo:

    Muy valida la aclaración, y a lo que respecta a mi la acepto. Porque no creo tanta ignorancia en una persona preparada como Usted. Dr.
    Atte.

  • Dr. Daniel Barone dijo:

    Si bien actuar de menos, ante la consternación que provoca la violencia intrafamiliar, simboliza un grave desprecio hacia la dignidad de las víctimas; el actuar demás, por cierto, constituye a las veces un cerrar los ojos frente a la consternación de un ser embaucado ante una intención envenenadora del criterio judicial.
    Contamos con claras evidencias sobre el mal uso de los beneficios de estas leyes, esencialmente cuando se la utiliza como planificación estratégica, (para el logro de fines distintos, inconfesables o extraños al mismo espíritu de la ley).
    Para evitar estas fatalidades, debería subsistir la hipótesis de la falsa denuncia sobre la base de la siguientes reflexiones, ya que: una mentira total o parcial convertiría al denunciado en víctima de una injusta violencia “legal” y al denunciante en un ser socialmente peligroso; y que los peores, los más perversos y más inteligentes denunciantes, son capaces de convertir casi irreversiblemente a un buen abogado y a un buen perito en una mala persona, y viceversa, un abogado sin escrúpulos o un perito incompetente pueden ser capaces de convertir a un ser humano estimable, en una mala persona.
    Lamentablemente el sistema jurídico en algunos casos se convierte en un cómplice involuntario del falso delator. Cuando la justicia convalida la desvinculación de un padre falsamente denunciado con sus hijos, los coloca en un situación de riesgo cierto de ser perturbados psicológicamente, ya que en las pericias, en ocasiones, no se indaga sobre la verdad, sino sobre una corroboración preconcebida.
    La peritación de los informes debe ser idónea, capaz de proponer y realizar pruebas apropiadas dentro de un procedimiento judicial abierto preferentemente en fase instructora. Es muy importante para la prueba pericial, que la víctima logre diferenciar bien el error que pueda existir en cualquier denuncia de la intencionalidad puramente solapada o injuriosa.
    La doctrina jurídica y criminológica diferencia bien la imprudencia consciente: “tal vez haya un error, pero seguiré adelante con la acusación por si acaso puede prosperar así…”; del dolo eventual: “creo, o incluso sé perfectamente que miento, pero no me importa, porque voy a conseguir que prospere mi acusación”; del mayor grado de dolo, que es la premeditación con alevosía: ” no tengo ningún derecho ni razón para acusar, pero persigo un buen plan y voy a impedir que el denunciado pueda defenderse“.
    No es de extrañar pues, que en muchos casos encontremos una víctima depresiva, enferma, indefensa o, en el peor de los casos, paradójicamente enfurecida sea con quien haya efectuado la falsa denuncia, o con la justicia, o con la vida misma. Por tanto, alcanzaría el abuso malicioso de esta ley su extremo contradictorio y capaz de cimentar una reacción feroz o desintegradora, que la convertiría en símbolo de muerte. Las consecuencias de la falsa denuncia entonces, conlleva un sinnúmero de injusticias que afectarían no sólo el espíritu de la ley, sino además la moral, la salud, la vida social o laboral de aquel que la ha padecido, como la de sus hijos.
    Dr. Daniel Barone. Abogado, Doctor en Derecho.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.