Home » Bicentenario 2010

Prepara INAH recorrido bibliográfico- visual de Ricardo Flores Magón

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 20 mayo 2010
1 Comentario


INAH/México

Oaxaca, México.- La sordidez podría ser el común denominador de varios de los sitios donde alguna vez puso su pie, libre o forzadamente, Ricardo Flores Magón. Desde barrios depauperados de la Ciudad de México hasta los infranqueables muros de prisiones de alta seguridad de Estados Unidos, son testigos de cal y canto que —recopilados en un libro— hablarán de los avatares del revolucionario mexicano.

 

El recorrido biográfico-visual contendrá un centenar de lugares de México y EU que han sido investigados a lo largo de 30 años por el historiador Jacinto Barrera Bassols, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), como parte de una línea de sus estudios en torno al magonismo, de ahí la idea de llevar a cabo una historia de vida “territorializada” de uno de los hermanos Flores Magón.

Ficha judicial de Ricardo Florés Magón

Ficha judicial de Ricardo Florés Magón

La publicación que será editada por el INAH en la segunda mitad del año, “representará una invitación a recorrer el mismo periplo que el personaje, para acercarse a su historia. La información girará alrededor de los lugares para que el lector descubra algunas situaciones incluso paradójicas, por ejemplo que donde había una granja que remitía a una comuna anarquista en Los Ángeles, California, ahora existe un supermecado”.

 

El doctor en antropología e investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, comentó que esta biografía–periplo contendrá fotografías históricas y contemporáneas —éstas últimas captadas por el fotógrafo Heriberto Rodríguez— que servirán para trazar una línea de tiempo sobre la vida de Ricardo Flores Magón, mismas que también se podrán apreciar en la página electrónica: www.archivomagon.net

Precursor de la Revolución Mexicana junto con sus hermanos Jesús y Enrique, Ricardo Flores Magón —a decir de Barrera Bassols— se convirtió desde 1900 en el opositor irreductible, ideológica y políticamente, de Porfirio Díaz, una postura que mantendría durante los siguientes diez años, constituyendo un foco de atracción para los descontentos políticos del régimen, quienes más tarde participarían en la gesta revolucionaria aunque no necesariamente dentro de las filas magonistas.

Otra de las tareas promovidas por los Flores Magón en los años previos al estallido del movimiento armado, fue el eco que se logró no sólo a nivel nacional sino en el extranjero, sobre el cuestionamiento a la legitimidad del régimen porfirista. Eso sumado a sus intentos de insurrección, entre 1906 y 1909, que si bien no tuvieron efectividad política ni militar, marcaron la vía de la sublevación para derrocar a la dictadura.  

 

Barrera Bassols detalló que el recorrido biográfico-visual en torno a Ricardo Flores Magón comienza en San Antonio Eloxochitlán, Teotlitlán, Oaxaca, donde nacieron los hermanos, aunque a temprana edad se mudaron a la Ciudad de México; y concluye nuevamente en la capital mexicana donde arribó su cadáver —procedente de la cárcel de Leavenworth, Kansas, donde murió en 1922— luego de un ajetreado acompañamiento popular.

“Existe una circunstancia histórica, los funerales de Ricardo Flores Magón únicamente son comparables con los de otras dos figuras del anarquismo mundial: Piotr Kropotkin y Buenaventura Durruti, porque sus pompas fúnebres se convirtieron en un momento central en la historia de este movimiento libertario al reunir grandes concentraciones populares con contingentes de obreros.

“Aunque el cadáver de Ricardo fue enviado México vía ferrocarril desde Los Ángeles, California, a partir de Ciudad Juárez fue deteniéndose en varios lugares donde se llevaban a cabo manifestaciones, hasta que llegó a la Ciudad de México y fue enterrado en el Panteón Francés”, explicó el también autor de El caso Villavicencio. Violencia y poder en el Porfiriato.

 

Los hermanos Flores Mágón

Los hermanos Flores Mágón

Pero la vida de Ricardo Flores Magón fue en sí misma un largo trayecto, que en palabras de Jacinto Barrera Bassols puede dividirse en varias etapas, la primera de ellas transcurrida en la Ciudad de México entre 1877 y 1904, de su niñez a su juventud, un amplio periodo en el que se formó su vocación política y periodística.

“Cuando era menor, la familia vivió en una de las esquinas colindantes con la fábrica de El Buen Tono, pegado hacia lo que es el Mercado de San Juan, que era una zona marginal de la ciudad”.

Para los hermanos Flores Magón gran parte de los días transcurrían en las escuelas ubicadas en el corazón de la Ciudad de México, que antes sólo comprendía lo que hoy conocemos como Centro Histórico; y más tarde en las sedes trashumantes de las redacciones de periódicos antiporfiristas, como El hijo del Ahuizote, localizadas también en esas inmediaciones.

El exilio de Ricardo Flores Magón inició otra etapa en su vida, que a su vez puede dividirse en tres momentos. Primeramente se afincó en San Antonio, Texas, donde permaneció poco tiempo debido a la influencia que de alguna manera el régimen porfirista tenía en esa zona; por lo que se trasladó a San Luis Missouri, ciudad en la que se vinculó con militantes anarquistas de otras nacionalidades, entre ellos Emma Goldman.

 

Finalmente, la etapa más larga de su residencia en Estados Unidos (de 1907 a 1918) se ubicaría en Los Ángeles, California, donde desarrolló su actividad política. Aquí cabe anotar que todos estos lapsos estuvieron marcados por grandes periodos de cárcel, “los que de alguna manera van dividiendo su vida”.

“Entre los lugares donde estuvo Ricardo Flores Magón, las cárceles de alta seguridad en Estados Unidos, la penitenciaria federal de la Isla de McNeil y la prisión de Leavenworth, Kansas, fueron los que me causaron una mayor impresión debido a que siguen siendo eso. Desde el exterior queda manifiesto un modo de control político muy rígido.

“Otros espacios que no han cambiado es la línea de El Paso, Texas, donde él vivió con sus seguidores en unas barracas; y en pleno siglo XXI esta zona sigue igual. Mientras, en donde era el barrio mexicano en el centro de Los Ángeles, hoy es un periférico, resultado de una decisión urbanística para que la mexicana no fuera la comunidad mayoritaria en el centro mismo de la ciudad”, concluyó Jacinto Barrera Bassols.

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • monse dijo:

    no ma esta pag no tiene las imagenes k nesesito

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.