Home » GOBERNATURA

Viguera se desborda en vivas y porras a favor de Gabino

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 22 mayo 2010
Sin Comentarios


 

Trinidad de Viguera, Oaxaca.- Desde que llegó al paraje La loma, Gabino Cué empezó a sentir el calor del gentío que más abajo, a la entrada del casco del pueblo se desbordó en vivas y porras a  su favor.

El candidato al gobierno estatal, Gabino Cué visitó la agencia de Trinidad Viguera

El candidato al gobierno estatal, Gabino Cué visitó la agencia de Trinidad Viguera

No sólo estaban ahí puntuales y ordenados en su cita  mototaxistas de la Armeo, que lo siguieron tocando sus bocinas cuando el abanderado de la Paz y el Progreso comenzó a subir saludando a todos, hacia la cancha deportiva, junto a la escuela. Estaban niñas vestidas de tehuana y chinas oaxaqueñas, señoras con sus hijos, viejos con sus nietos, todo Viguera se hizo presente.

Tercera visita a una agencia municipal esta semana ( después de Candiani y San Martin Mexicapam), y la expectativa rebasó los cálculos. Cientos de personas lo aclamaron como su candidato a la gubernatura por su probada experiencia de gobierno y como senador.

Griselda Hernández, una de las organizadoras sudaba la gota gorda para que el candidato viera la respuesta popular expresada con creces en el mitin, una vez recorrido más de un kilómetro a pie, dejando exhaustos a los poco acostumbrados a las caminatas.

Gabino venía llegando de la Sierra Sur y en su alocución dijo que como cuando fue presidente municipal (2002-2004) el nuevo gobierno que surgirá el 4 de julio pondrá especial atención a las obras municipales y un trato digno para las agencias. Y que además, no se harán obras de relumbrón o sin el consenso de la comunidad.

“No haremos como hizo Ulises al decidir él solo la remodelación del zócalo, o el techado del auditorio “Guelaguetza” para que a los funcionarios no les moleste el sol. Son más de 70 millones de pesos con los cuales muchas cosas se harían en Viguera, en cualquier agencia o en los municipios marginados”, exclamó irritado.

Pero el panorama es venturoso hacia el futuro les animó el abanderado del PAN, PRD, PT y Convergencia, pues ahora las obras las decidirá la comunidad organizada, haciendo con poco muchas acciones, con funcionarios que no roben ni se enriquezcan.

De las propuestas vertidas en el acto, que dejó sentir la presencia de aguerridas colonas que desde hace 8 años no se han cansado de acompañar a Gabino en cualquiera de sus responsabilidades, resaltó el trato de respeto que ofrece a los ayuntamientos, para “que nunca más haya gobernantes abusivos, que repriman a su gente, y que metan mano a las arcas públicas para construir fastuosas residencias que son un insulto al pueblo”.

Al principio del masivo acto, se reconoció el valor del presidente del Comisariado Ejidal, Cenobio Caballero Martínez, por haber facilitado el local y hacer presencia desoyendo las amenazas de autoridades priistas.

Presentes los ciudadanos Clarivel Rivera Castillo y Luis Ugartechea; dirigentes de los partidos como Mario Mendoza y Daniel Juárez, y de movimientos populares y urbanos que se sumaron al cambio y la transición democrática: con Gabino, por supuesto.   

¿Y tú, le vas a Gabino? ¡Seguro!

Recibe la pregunta a bocajarro, directa “¿Y tú, le vas a Gabino? El anticipo de su respuesta es una sonrisa ancha, fresca, al tiempo que voltea para mirar un anuncio espectacular colocado en lo alto de una construcción del centro oaxaqueño.

El anuncio muestra a Cué con una sonrisa similar a la del hombre cuestionado. Junto a la imagen de Gabino se lee “Unidos por la Paz y el Progreso”, enseguida se miran logotipos de los partidos que integran la Coalición que respalda al candidato: PRD, PAN, PT y Convergencia.

El hombre que recibe la pregunta es un taxista, ni muy maduro ni muy joven, conduce un vehículo del sitio Benemérito; el auto muestra el color púrpura característico de esa agrupación. Sobre el capacete luce un promocional de Gabino Cué.

La misma pregunta se le hace a un ama de casa que, bolsa en mano, sale del mercado “20 de noviembre”. Olorosas verduras resplandecen en la bolsa del mandado. Con unas gotas de sudor que perlan su frente morena, la señora –de unos cincuenta años- adelanta también una sonrisa.

A un joven, parado en la esquina de Tinoco y Palacios con Trujano, seguramente en espera del camión que lo lleve a la Universidad (a leguas se le nota la pinta de estudiante –la mochila al hombro, el desenfado de su  vestimenta y ese aire que mira al futuro con ganas de comérselo a puños-); a ese joven se le cuestiona sobre el mismo asunto, y lo primero que hace es sonreír, mostrando la jovial virtud de su dentadura.

Dos cuadras más allá, en una de las bancas del zócalo (aquellas bancas-efectomariposa del 2006) un hombre -con la cabeza completamente cubierta por las canas de sus probables setenta años- arroja moronitas de pan a unas palomas que zurean por el parque. El hombre recibe la pregunta y hace lo mismo que quienes escucharon antes la pregunta; sonríe, y al hacerlo muestra un cúmulo de arrugas por donde seguramente guarda todos sus recuerdos.

Con la misma voz, con la misma seguridad con que ahora responde este hombre, de igual manera contestan los demás. “¿Qué si le voy a Gabino? ¡Seguro!”, dice, y le acompañan las palomas con un vuelo ágil, ligero, como si refrendaran con ese vuelo la propuesta de paz y progreso de Gabino Cué.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.