Home » Cambio Climático

Alertan expertos desaparición del estado de Tabasco por el cambio climático:

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 4 junio 2010
Sin Comentarios


 

UAM/Investigación

 

Oaxaca, México.- El estado de Tabasco podría quedar bajo las aguas del Golfo de México a consecuencia de las abundantes precipitaciones y las afectaciones al ciclo hidrológico causadas por el cambio climático. El hecho tendría lugar entre 2050 y 2100 en caso de que la temperatura de la Tierra se elevara seis o siete grados a causa del efecto invernadero.
 
Sentenciaron especialistas en la conferencia Justicia climática vs falsas soluciones mercantiles al cambio climático celebrada en el marco de la exposición fotográfica Transformación lacustre de la cuenca de México. Siglos XVI al XXI, que se presenta en la Casa Rafael Galván, centro de extensión educativa y cultural de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

 

Las inundaciones causa de la posible desaparición de Tabasco

Las inundaciones causa de la posible desaparición de Tabasco

Una de las conclusiones importantes es que debido al calentamiento global el manto polar se derretiría generando desprendimientos glaciales en ambos polos de la Tierra, así como el aumento de la temperatura terrestre y el incremento en el nivel del mar, con el consecuente daño a la fauna y la flora.
 
El ascenso del nivel del mar en el Golfo de México, aunado al incremento de las precipitaciones pluviales en la zona de Tabasco, resultaría en una peligrosa combinación que inundaría este estado.
 
El conferenciante, doctor Alejandro Villamar Calderón, integrante de la Red Mexicana de Acción Frente al Libre Comercio, dijo que hacia el año 2050 Chiapas será el único estado que no padecerá estrés hídrico; en tanto que enfermedades como el dengue afectarán a zonas como Jalisco y las entidades del norte de la nación.
 
En la escena mundial, los países ricos son los causantes de la emisión de 80 por ciento de los gases de efecto invernadero, ello por las emisiones de sus industrias, basadas en el consumo de energía de fuentes fósiles, y por el desmedido uso del automóvil.
 
El especialista abundó en la necesidad de reducir el veloz incremento de la temperatura mundial con el propósito de que no se eleve más de tres grados para el 2100, para ello es importante que se cumpla con una disminución real de los gases de efecto invernadero, principalmente por parte de los países ricos que son los más contaminadores.
 
No se trata, remarcó, de “que se pase la factura a las naciones pobres o en vías de desarrollo”, pues quien contamina más debe pagar por este hecho y sobre todo comprometerse a reducir sus emisiones a la atmósfera.
 
Villamar Calderón explicó que revertir el cambio climático tomará cientos de años, en virtud de que la temperatura se ha elevado 0.74 grados en el último siglo, este ritmo de incremento en tan corto tiempo no se había observado en la historia de la humanidad.
 
Acerca del mercado de bonos de carbono, resultado del Protocolo de Kyoto, en el que se fijaron los compromisos para reducir la emisión de gases que causan el efecto invernadero, expresó una crítica: los países ricos se benefician al comprar a las naciones pobres los bonos de carbono que no emiten, ello produce un mecanismo de mercado que privilegia la bursatilización y no la reducción de las emisiones contaminantes.
 
El especialista expresó que en este mercado “el que contamina especula y no ocurre que el país que más contamina pague”, la opción del mercado de carbono es una falsa solución, lo que hace es alimentar la lógica de la especulación y en este caso quienes pierden son los países pobres al vender sus bonos de carbono no usados y los habitantes del planeta al padecer los problemas climáticos del calentamiento global.
 
Como alternativas al mercado de carbono planteó la instauración del impuesto verde a las empresas que contaminan, que los gobiernos incentiven la eficiencia energética con fuentes de energía limpia, así como adoptar programas que eviten la deforestación de las selvas y bosques altos e impulsen el cuidado de los mantos de agua y los ecosistemas en peligro de extinción.
 
El doctor Villamar Calderón sostuvo que las industrias minera, siderúrgica y cementera son los grandes responsables del cambio climático en el mundo, pues resultan altamente contaminantes al consumir mucha energía y destruir los recursos naturales.
 
Estas industrias están controladas por empresas trasnacionales que han intensificado sus procesos productivos para obtener más ganancias sin importarles el daño ecológico que causan. Por esa razón deben ser reguladas por los gobiernos nacionales, pero de no cumplirse este precepto como pasa en México, deberá organizarse una sociedad civil vigilante de su entorno ecológico, concluyó.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.