Home » Arte

Abre “México de mis recuerdos” ciclo de cine en el IIHUABJO

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 7 junio 2010
Sin Comentarios


Carolina QUEZADA

 

Oaxaca. México. La tarde de esta martes inician los ciclos de cine-debate “Las revoluciones de México a través del cine” que organiza el Instituto de Investigación en Humanidades de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca.

 

A las 18:30 horas de este martes, se proyectará “México de mis recuerdos” de Juan Bustillo Oro en el patio de ese instituto ubiado en Independencia 901, Centro. Frente al Teatro Macedonio Alcalá.

 

 

Escena de “México de mis recuerdos” de Juan Bustillo Oro.

Escena de “México de mis recuerdos” de Juan Bustillo Oro.

Se trata de una película emblemática del género de “nostalgia porfiriana” que se filmó a mitad del sexenio de Manuel Ávila Camacho, caracterizado por su política conciliadora y ciertamente conservadora. La cinta supo aprovechar las ganas de evasión de un público agotado de disputas políticas e ideológicas.

 

El México rememorado por los abuelos podía ser más pobre y desigual, pero sin duda era más tranquilo que el del presente. La nostalgia por una paz trastocada por más de diez años de guerra y el miedo al cambio en un país en pleno proceso de modernización podía más que cualquier promesa de desarrollo.

 

Bustillo Oro urdió una historia sencilla y plagada de canciones, mujeres ansiosas de casarse, hijos confundidos y padres aris-tócratas pero desobligados, todo bajo la mirada bondadosa del patriarca Porfirio Díaz.Las revoluciones de México a través del cineEl mito del PorfiriatoJosé Guadalupe PosadaTexto y formación: Fernando Mino“[Durante el Porfiriato] en las ciudades, la distancia social seguía siendo casi tan evidente como en tiempos de Humboldt.

 

En las viejas casonas del centro de la capital o en los palacetes afrancesados de las colonias Roma, Santa María o Juárez, entre mármoles, marfiles y tapices, vivían los escasos empresarios de la industria, el comercio y los bancos que, junto con los funcionarios ‘científicos’ y los hacendados, integraban la élite que José Vasconcelos bautizaría en 1921 con el título perfecto: ‘la aristocracia pulquera’.

 

No muy lejos de ella fue creciendo una clase media urbana —cerca de 500 mil personas—, hija no tanto del progreso material como del erario público”.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.