Home » Literatura

Saramago siempre a lado de los desfavorecidos: Galeano

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 18 junio 2010
Sin Comentarios


 

Reuters

Oaxaca, México.- La obra del escritor portugués José Saramago, quien falleció el viernes a los 87 años, continuará siendo entrañable y “extrañable”, al igual que su forma de actuar que lo ubicaba siempre del lado de los menos favorecidos, dijo el autor uruguayo Eduardo Galeano.

Entrevistado, luego de conocerse el fallecimiento de José Saramago premio Nobel de Literatura en 1988 en la isla española de Lanzarote, Islas Canarias expuso que  levantó varias veces su voz contra las injusticias, el conservadurismo, la Iglesia y los grandes poderes económicos, dijo

El gran legado de José Saramago

El gran legado de José Saramago

“Seguirá siendo una voz entrañable y ‘extrañable’. Lo extrañaremos mucho aunque siga estando”, dijo Galeano.

“Yo no quiero palabrear las emociones, simplemente digo que en este mundo hay finales que son también comienzos, muertes que son nacimientos. Y de eso se trata”, agregó.

“(Se extrañará) su obra y también a él, a sus acciones, (porque) era un hombre que estaba siempre del lado de los perdedores”, comentó el autor de Las venas abiertas de América Latina.

Saramago era miembro del Partido Comunista y comenzó su carrera literaria como poeta. Entre su obra se destaca El año de la muerte de Ricardo Reis, El evangelio según Jesucristo, Ensayo sobre la ceguera, La balsa de piedra y La caverna.

La Fundación Saramago dijo que el escritor había muerto de un fallo multiorgánico tras una enfermedad prolongada.

Con convicciones

Saramago nació en noviembre de 1922 en la aldea de Azinhaga, en el centro de Portugal. Este hijo de campesinos sin tierra que emigraron a Lisboa abandonó el liceo a los 12 años para recibir una formación como cerrajero, un oficio que ejercería durante dos años.

Después de una primera novela en 1947, “Tierra de pecado”, esperó 19 años para publicar su segundo libro, “Poemas posibles”.

Mientras tanto, trabajó en la administración o en editoriales y colaboró con varios periódicos.

En 1969 adhirió al Partido Comunista, en esa época clandestino, y participó en la Revolución de los Claveles del 25 de abril de 1974 que puso fin a la dictadura de Salazar.

Durante toda su vida tuvo relaciones apasionadas, pero siempre controvertidas, con la Cuba de Fidel Castro.

Cuando en 2003 se produjo en la isla el encarcelamiento de 75 disidentes y la ejecución, tras juicio sumario, de tres secuestradores de una embarcación, tuvo una primera reacción de muy moderado desacuerdo.

Sin embargo, poco después en una carta pública que tituló “Hasta aquí he llegado”, Saramago explicó ese mismo 2003 que “desde ahora en adelante, Cuba sigue su camino, yo me quedo. Cuba ha perdido mi confianza y ha defraudado mis ilusiones”.

Pero pocos meses después diría al diario cubano Juventud Rebelde: “no he roto con Cuba. Sigo siendo un amigo de Cuba, pero me reservo el derecho de decir lo que pienso, y decirlo cuando entienda que debo decirlo”.

En 2008, Saramago salió en defensa del escritor y poeta nicaragüense Ernesto Cardenal, marginado y perseguido por el régimen sandinista.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.