Home » Bicentenario 2010

Las letras protagonistas en la Independencia de México: Granados Chapa

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 6 octubre 2010
Sin Comentarios


Marisela ÁLVAREZ C/Conaculta

Oaxaca, México.– Las letras y las armas fueron instrumentos de la lucha revolucionaria por la Independencia de México, aseguró el periodista Miguel Ángel Granados Chapa, al participar en el ciclo: La Academia Mexicana de la Lengua ante los Centenarios de las Revoluciones, organizado por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), en colaboración con la Academia Mexicana de la Lengua.

En este ciclo, 14 académicos ofrecen un discurso alusivo al Bicentenario de la Independencia o el Centenario de la Revolución, a fin de mostrar un panorama multidisciplinario con temas como la literatura, la lingüística, el derecho, la ciencia y el periodismo, entre otros, desde los primeros años del México independiente hasta la actualidad.

granadoschapa2“Los periódicos que editaron los insurgentes, apoyados por Miguel Hidalgo, Ignacio López Rayón y Morelos, existieron porque ellos percibían la necesidad de contar con estos órganos que al mismo tiempo que trataron de persuadir y combatir las ideas falsas que esparcían los realistas y el gobierno virreinal, también alentaron la insurrección”, expresó Granados Chapa.

Al impartir la conferencia magistral titulada Periodismo Insurgente, en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, el periodista se encargó de sintetizar los fenómenos relacionados con la prensa en la segunda década del siglo XIX, entre 1810 y 1821, que fue el periodo de la insurgencia.

“El primer periódico insurgente apareció en Guadalajara, el 22 de diciembre de 1810. Después de lanzar el grito en Dolores, Miguel Hidalgo encabezó una veloz y triunfal campaña militar que estuvo a punto de situarlo y tomar pronto a la ciudad de México y que lo condujo a Guadalajara, donde estableció la sede de su gobierno.

“No es exagerado decir que el Estado mexicano, desde el punto de vista institucional, nació en Guadalajara en diciembre de 1810, donde Hidalgo mostró la larga visión política que poseía, porque no era sólo un caudillo capaz de levantar a una masa, sino que desde el tiempo en que se reunía con otros independentistas fue perfilando una noción clara de lo que tenía que ser el futuro del país una vez que nos desprendiéramos de la dependencia de la metrópoli española”, dijo quien se ha hecho acreedor al Premio Nacional de Periodismo en 1981, 2004 y 2006.

Para Granados Chapa, la visión que les imprimió el cura Miguel Hidalgo fue fundamental para convertir a los diarios de la época en una auténtica arma política e ideológica que ayudaría a consolidar el movimiento, al tiempo que mantendría informado al pueblo.

“Entre muchas otras acciones, Hidalgo dispuso la fundación de un periódico con la misión de agitar y organizar la revolución. El Despertador Americano, nombre de esa publicación, tuvo sentido porque Hidalgo sabía que las conciencias de los sectores ilustrados en lo que ya comenzaba a ser nuestro país, estaban adormecidas y había que sacarlas de su letargo y aun de su ensoñación, porque había quienes soñaban un país independiente pero estaban sólo imaginándolo. Hidalgo se propuso alertar las conciencias con este primer periódico insurgente, impreso en un taller propiedad de Mariano Valdés Téllez Girón”.

El Despertador Americano, recordó el columnista, fue un periódico semanal que sólo tuvo siete números y siguió la misma suerte que el curso militar de la guerra: Hidalgo fue apresado a principios de 1811 y el periódico desapareció con él cuando fue hecho preso y luego fusilado.

Entre otros diarios que fueron fundamentales para el desarrollo de la gesta se encuentran: El Semanario Patriótico, que constó de 27 ejemplares que circularon de 1812 a 1913, bajo la dirección de Andrés Quintana Roo y El Ilustrador Nacional, que informó en aquellos años sobre los partes de guerra.

El ciclo La Academia  Mexicana de la Lengua ante los Centenarios de las Revoluciones dio inicio el pasado 4 de mayo con Guía de forasteros, a cargo de Margo Glantz, en compañía de Enrique Flores y Mauricio Molina. También han participado escritores como Vicente Quirarte, Adolfo Castañón, Diego Valadés y Ernesto de la Peña, entre otros.

Las conferencias de este ciclo continuarán con el tema La novela, género subversivo, a cargo de Gonzalo Celorio, el próximo martes 19 de octubre, a las 19:00 horas, en el Palacio de Bellas Artes.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.