Home » Reflexión

Sociedad y Política/Porrismo oficial

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 19 octubre 2010
Sin Comentarios


 

Isidoro YESCAS

Oaxaca, México.- ¿Es posible erradicar el porrismo en la UABJO? sí, pero a condición de que se diseñe una estrategia integral para combatirlo entre el gobierno del estado y las autoridades universitarias. Y esto, hasta ahora, no ha ocurrido.

 
Por principio, habrá que precisar que este fenómeno no es reciente ni propio de la UABJO, sin embargo vuelve a hacer crisis en el contexto de la sucesión de rector.

 
porrosuabjoPara variar, es la disputa de grupos de interés y sindicales escenificados en la facultad de Derecho el punto de inflexión de este nuevo episodio de agresiones porriles hacia la comunidad universitaria. En esta ingobernable facultad, otrora orgullo de Oaxaca, un sector de estudiantes y maestros han pretendido por múltiples vías que se anticipe la convocatoria para la elección de director, exigencia que tiene la evidente intención de fortalecer al grupo político que dirige el catedrático y Secretario General de Gobierno, Evencio Martínez Nicolás.

 
Y en el campus universitario para nadie es desconocido que este funcionario es de los más interesados en mover sus hilos de poder para intentar posicionarse desde ahora para la sucesión de rector del 2012.

 
La ilegal ocupación del edificio central de la UABJO, que se prolongó por varias semanas, formaba parte de este plan con maña aderezada con fuertes críticas a la conducta pública y personal del director interino, Noé Matus Romualdo. No prosperó esta medida y entonces se recurrió a la movilización de grupos porriles, a la interrupción de labores escolares y administrativas en un sector de CU y a la incursión violenta a las instalaciones de la facultad de Odontología.

 
En respuesta, las autoridades universitarias de la administración central y de las escuelas, institutos y facultades han emplazado al gobierno del estado, y de manera específica a la Procuraduría de Justicia, para que ejerza la acción penal en contra de los autores materiales de dicha agresión y proceda de igual forma sobre otros casos de vandalismo llevados a cabo desde hace por lo menos dos años. Sin embargo, es público y notorio que la Procuradora, María de la Luz Candelaria Chiñas, no toma decisiones sin antes consultar con el Secretario General de Gobierno y, por supuesto, con el gobernador del estado.

 
Por eso la demanda de las autoridades de la UABJO para que se aplique la ley no ha tenido una respuesta afirmativa. Y difícilmente la tendrá vista la impunidad y la ausencia de estado de Derecho que prevalece en Oaxaca.

 
Sin embargo, y como señalaba al principio de este artículo, un combate serio y a fondo en contra del porrismo y de la violencia en la UABJO debe empezar por un cambio sustancial en las relaciones institucionales dentro de la Universidad y de ésta con el gobierno del estado.

 
Dentro de la UABJO se requiere, por principio, promover una cultura política de respeto a la legalidad, empezando por lo que establece en los órdenes administrativo, académico , laboral y electoral la Ley Orgánica; el primer paso para restablecer la sana convivencia universitaria es que estudiantes, catedráticos, trabajadores y autoridades respetemos nuestra propia normatividad . Si no damos este paso difícilmente se podrá garantizar estabilidad institucional y cíclicamente estaremos sujeto conflictos de todo tipo y al accionar de grupos violentos.

 
Y en las relaciones universidad-gobierno del estado quizá la gran oportunidad para dar el gran salto hacia la transformación gradual de la UABJO será plantear una nueva relación con el gobierno de Gabino Cué, que está emplazado a dejar de ver a la Universidad como el patio trasero de las instituciones de educación superior, como lo concibió el viejo régimen, y devolverle todo los apoyos que se merece. Pero, a cambio, la institución tendrá que demostrar voluntad para cambiar radicalmente, empezando por la disposición de todos sus actores para participar de un nuevo diseño institucional, que, por principio, significaría una relación de respeto, cooperación y participación con el gobierno del estado.

 
De una cosa podemos estar seguros: la llave mágica que los gobiernos priistas abrían y cerraban para alentar a los grupos porriles de la UABJO se va a cerrar en el próximo sexenio. Y entonces habrá que estar atentos quién y quienes dentro y fuera de la Universidad seguirán interesados en seguir fomentando a estos grupos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.