Home » Arte

Per Bak Jensen, el arte de humanizar el paisaje

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 5 noviembre 2010
Sin Comentarios


Fortino TORRENTERA O.

 

Oaxaca. México. La cámara es su herramienta, el paisaje su inspiración; Per Bak Jensen, es un fotógrafo danés que la noche de este viernes presenta su muestra “Nueva Zerlanda” en el Centro Fotográfico Manuel Álvarez Bravo.

 

Es una serie de paisajes de ese país, donde el artista plasma su visión sensible del entorno y donde logra mediante la composición de un discurso paisajístico, la humanización de las cosas, pues “La Fotografía detiene el tiempo y la muerte la vida”.

 

Se trata de una serie de 13 fotografía a color, donde ejemplifica cómo se puede construir un paisaje a partir de la realidad pero interponiendo el ojo humano para crear.

 

 

Una de las imágenes de la muestra de Per Bak Jensen.

Una de las imágenes de la muestra de Per Bak Jensen.

Reconocido como el pilar más importante de la fotografía y arte de Escandinavia, reconoce que Oaxaca es un pueblo de luz, donde se combina el color y la naturaleza.

 

Si algo identifica a Oaxaca con este creador es la espiritualidad, presente en cada uno de sus paisajes y donde el artista plasma una realidad que pudiera parecer común, pero que a través de la construcción visual logra ese punto justo de la recreación.

 

Desde su perspectiva artística, estimó que México es un país donde hay una tradición en la fotografía, debido a que tiene una raíz profunda que se refleja en sus imágenes cotidianas.

 

A lo largo de más de 50 años con la cámara, el revolucionario paisajista fotográfico, no sólo vino a Oaxaca a compartir su arte, sino que además imparte el taller “Imagen personal” en el Centro de las Artes de San Agustín, cuyos trabajos se expondrán próximamente.

 

 

Con una experiencia de 50 años en el mundo de las imágenes, considera que la fotografía se relaciona con el entorno de manera distinta como lo hace la pintura por ejemplo, ya ésta interpreta y crea un mundo, y la fotografía capta lo que somos y nos lo devuelve, agregó.

 

A decir de Erik Steffensen, hablar sobre la obra de Per Bak Jensen sin hacerlo de una manera personal, al menos, sin sentir que no está uno involucrado, pues cuando uno ha conocido al hombre tras estas composiciones tan definidas y bien logradas, parece imposible no buscar las circunstancias mitigantes, que a pesar de todo, le dan sentido a la vida y hacen al mundo nuestro hogar favorito. Uno debe involucrarse, pues en la fotografía misma nada esta servido en bandeja de plata. Las líneas son trazadas de manera simple y consistente.

 

Durante muchos años Per Bak Jensen ha registrado el mundo con una mirada sensible y un enfoque definido. No es alguien que cae en las modas de cámaras de mano entre otros trucos y piruetas; tampoco se pone la guanteleta de posiciones vanguardistas, más bien incorpora una amplia mirada que nos ayuda a conocer mejor el mundo por medio de sus propias imágenes. En otras palabras, sus fotografías exigen algo difícil de complacer, pues darse tiempo para contemplar no es una característica de nuestra vida contemporánea.

 

Per Bak Jensen opera en un mundo que a primera impresión aparenta ser familiar con árboles, casas y otras construcciones, calles, cielo y mar lo que con mayor observación se revela como una piel cubriendo algo indefinible. Se esconde más de lo que se muestra; hay algo tras la superficie de las fotografías. Quizás por eso el artista intenta con palabras identificar o titular sus trabajos cuando los presenta al público ya sea en forma de libro, catálogo o por medio de una exposición. Iluminación,

 

Resplandecimiento e Imágenes de Peregrinos son especies Jensistas que ilustran un movimiento que se da de un lugar a otro, asi como La Esencia de un Lugar o El pueblo Enigmático no son sólo trivialidades de realismo meditativo, sino colecciones de fotografías que muestran la notable inquietud que puede atrapar al espectador al encontrarse con la bien conocida realidad.

 

Per Bak Jensen nació en 1949 y su trayectoria como artista se remarca cuando a edad de 31 anos ingresa a la Real Academia de Bellas Artes  en Copenhague y comienza una impresionante etapa producto en la que el artista con su propia mano, voluntad y firmeza de acero, cultiva y refina las técnicas y virtudes de la fotografía que tan generosamente compartido tanto como artista y como maestro en la academia.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.