Home » Género

Hoy, Día Internacional por la eliminación de la violencia contra mujeres y niñas

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 25 noviembre 2010
Sin Comentarios


Alejandra RIVERA/INTRAMÍ

 

Oaxaca. México. Las fechas emblemáticas tienen su historia, su razón de ser. El 25 de noviembre de 1960 las hermanas opositoras a la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo, Patria, Minerva y María Teresa Mirabal fueron asesinadas brutalmente, por órdenes del sanguinario dictador, quien gobernó República Dominicana por más de 30 años. Sus cuerpos ensangrentados y brutalmente torturados fueron abandonados en medio del campo.

 

Este episodio me recuerda a las cientos de mujeres que han sido, violadas, golpeadas, encarceladas injustamente, y en los peores casos asesinadas de la forma más brutal.

 

 

México ocupa el segundo de lugar en estos crímenes en América Latina.

México ocupa el segundo de lugar en estos crímenes en América Latina.

 

Muchos de estos asesinatos se han cometido dentro del seno familiar, alentados por la cultura machista que impera en nuestro país y que es avalada por las altas esferas de poder en el país.

 

La violencia contra las mujeres alcanza su peor expresión en los feminicidios, en los que los asesinos son cobijados por funcionarios del gobierno, que consideran que las mujeres trabajadoras, las mujeres pobres, son ciudadanas de segunda.

 

México ocupa el segundo de lugar en estos crímenes en América Latina, Guatemala es el primer lugar.  El Observatorio Nacional del Feminicidio reporta 2 mil 15 “homicidios dolosos contra mujeres y niñas”  tan solo del 2007 a la fecha. Solo en ocho estados se cometieron 529. 

 

En el estado de México de 2005 a la fecha se registraron 597 asesinatos de niñas y mujeres, en el 56 por ciento de los casos se desconoce la identidad del homicida. En tanto, en el estado de  Chihuahua de enero a septiembre se registraron 292 asesinatos, 191 se han ejecutado en Ciudad Juárez.

 

En Veracruz de 2000 a 2005, mil 494 mujeres y niñas fueron asesinadas. En Isla Veracruz, zona de producción agroindustrial del estado, la población ha exigido a las autoridades desde el año pasado que cesen las desapariciones de mujeres.

 

En Guanajuato, ciudad gobernada por el partido Acción Nacional, se han registrado 31 feminicidios en este año, todos acompañados de tortura, cercenación, maltrato, abuso sexual, abandono de los cadáveres en la vía pública, algunas desnudas, siguiendo el mismo patrón de Ciudad Juárez.

 

Se teme que estos feminicidios alcancen los niveles de la ciudad fronteriza, porque desde el 2006 a la fecha suman un total de 171 asesinatos. Pero las autoridades niegan que sean feminicidios.

 

Culpabilidad de la víctima

 

En estos crímenes, las autoridades suelen culpar a la víctima de su muerte. Ya sea porque usaron minifalda, porque eran coquetas, porque ellas provocaron a los hombres, porque no se cuida, porque trabajan de meseras en las cantinas, porque están ligadas al crimen organizado, etcétera.

 

El gobierno mexicano ha encontrado una buena excusa, para no darle su importancia al tema y evitarse la molestia de hacer justicia. Desde las altas esferas de la Iglesia, el discurso es similar; el obispo de Celaya, Guanajuato, Benjamín Castillo Plascencia, pidió a las mujeres “darse a respetar” y  evitar involucrarse en hechos delictivos.

 

“Que se valoren a sí mismas. A veces en las necesidades la mujer se rebaja y si ella se rebaja los demás la pisotean”. ¿Qué les dirán a las 4 mujeres trabajadoras de la maquila, asesinadas el 28 de octubre pasado? Ellas regresaban a su casa de una extenuante jornada de trabajo, ¿ellas son culpables por trabajar en la maquila? Todo ha quedado en el olvido, un número más en las estadísticas de todos los muertos producto de la infame guerra del narcotráfico que ha emprendido el gobierno de calderonista.

 

Que se vea el puño de la mujer

Para hacer frente a la violencia de género, necesitamos impulsar la organización de las mujeres, donde convencidas salgamos a la calle a protestar, a exigir nuestros derechos. Bajo el sistema actual, la violencia hacia las mujeres seguirá existiendo, por eso debemos luchar por cambiarlo, empezando por alzar nuestra voz y señalar que la violencia no es aceptable bajo ninguna circunstancia. Que el puño de la mujer se haga ver y sentir. Ni una mujer asesinada más, alto a la violencia machista, justicia para nuestras compañeras ultimadas.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.