Home » Ciencia y Tecnología

Peligroso pensar que una tecnología solicionará los problemas: Sergio Revah

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 7 diciembre 2010
Sin Comentarios


Marisela ÁLVAREZ C/Conaculta

Oaxaca, México.- Pensar que siempre habrá una tecnología para resolver nuestros problemas es, definitivamente, peligroso. Así lo consideró Sergio Revah Moiseev, ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010, en el área de Tecnología, quien asegura que el problema de la contaminación del medio ambiente también pasa por el cambio de conductas, la inversión y la legislación

El doctor Sergio Revah es actualmente Profesor Investigador Titular “C” de la Universidad Autónoma Metropolitana-Unidad Cuajimalpa. Desde el 15 de julio de 2009 se desempeña como Director de la División de Ciencias Naturales e Ingeniería, donde antes fundó y dirigió por cuatro años el Departamento de Procesos y Tecnología. Hasta septiembre de 2005, perteneció al Área de Ingeniería Química del Departamento de Procesos e Hidráulica de la UAM-Iztapalapa.

     

sergiorevah3En entrevista con Conaculta, el académico señaló que el reconocimiento es un compromiso personal y con la institución para la que trabaja, que fue la que lo postuló para el galardón. “Mi trabajo es tratar de utilizar organismos y microorganismos para que hagan cosas de interés para la humanidad”, indicó.

     

Revah inició su carrera académica en la UAM en 1976 como Profesor Asistente. Continuó con su formación de posgrado en Estados Unidos y Francia y empezó a consolidar su grupo de investigación a partir de 1987. Trabajó inicialmente con proyectos en procesos biotecnológicos en alimentos y posteriormente en aplicaciones al mejoramiento ambiental.

     

En el campo de los procesos de control de contaminación por procesos biotecnológicos, el laboratorio del doctor Revah es reconocido mundialmente y ha sido el lugar en donde se han formado numerosos profesionales a nivel licenciatura y posgrado.

     

Como un ejemplo de su actividad, el doctor Revah cuenta que en 1990 lo invitaron a participar en un proyecto para depurar una corriente de gas que era emitida por una industria y que tenía un componente llamado ácido sulfhídrico. Como se trataba de ingeniería relacionada con procesos vivos contribuyó a resolver el problema desarrollando algunos sistemas en donde las bacterias que se comían a estos contaminantes se podían fijar en las paredes de los reactores, de tal manera que al pasar el aire los contaminantes se transformaran en otros compuestos que ya no tenían impacto ambiental.

     

“A raíz de eso trabajamos algunos años mejorando los procesos y ampliando el campo de aplicaciones a otros problemas que tienen que ver con aire contaminado emitido por fuentes fijas, como tubos o chimeneas. El trabajo que hemos hecho en la UAM, porque debo mencionar que el trabajo se hace en equipo, con estudiantes de licenciatura, maestría y doctorado, así como con colegas de otras especialidades, porque finalmente es un trabajo interdisciplinario, se enfoca en el desarrollo de biotecnología aplicado al medio ambiente”, explicó.

     

Al referirse al problema de contaminación ambiental que enfrenta México, el especialista consideró que tenemos un país de claroscuros. “Sí tenemos un problema de contaminación y sí hay soluciones a esos problemas, que se están implementando simultáneamente. Por ejemplo, en el caso de la ciudad de México existe la percepción de que la contaminación ha bajado en relación con los últimos 20 años. Esto ha sido por cuestiones económicas, tecnológicas, por medidas legales, como las verificaciones, que han mitigado esta percepción que había a principios de los años 90, cuando se pensaba que todos nos íbamos a morir por la contaminación en las calles, y eso no sucede ahora.

     

sergiorevah“De hecho, sin haberse resuelto el problema de contaminación en la ciudad nadie prende el radio para saber cuántos Imecas hay, como sí llegó a suceder en el pasado. Sería muy peligroso pensar que siempre habrá una tecnología para resolver nuestros problemas. Justamente lo que se está discutiendo ahora mismo en Cancún  (16 Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático sobre Cambio Climático) tiene que ver con medidas que les va a apretar los bolsillos a los países porque se tienen que hacer cambios, se tiene que invertir en reforestación, en mitigación de emisiones, por lo que tendrán que invertir para que la misma producción industrial se haga con menos impacto ambiental, y eso no solamente es un problema tecnológico, sino también de actitud, de legislación, de estilo de vida”, señaló Revah.

     

El investigador, quien ha obtenido diversos reconocimientos, como el Premio Ciba- Geigy, en Tecnologías Ambientales; y el Premio en Ciencia y Tecnología “Manuel Noriega Morales” de la Organización de Estados Americanos, entre otros, expresó que nuestro país, a nivel de la industria y los grandes contaminantes, está sensibilizado para ir reduciendo las emisiones. “La velocidad con que lo haga dependerá de cuánto podemos crecer económicamente como país y contra qué van a competir esos recursos. Creo que vamos en la dirección adecuada, aunque no necesariamente con la rapidez que necesitamos”.

     

Tras reconocer que México está rezagado en materia de investigación científica, el doctor precisó que esto no quiere decir que la ciencia sea gris en nuestro país, pues considera que se hace muy buen trabajo en ciertos lugares, pero aún es poco.

     

“Trabajamos básicamente en problemas de remediación, es decir, en resolver problemas como reutilizar el agua contaminada, combatir las emisiones contaminantes del aire, la basura, etcétera, son problemas de tecnologías ambientales. Pero en conjunto estamos preocupados no sólo por esa cuestión sino por la prevención de la contaminación, una cultura que debemos impulsar”, puntualizó Sergio Revah Moiseev, uno de los 12 merecedores del Premio Nacional de Ciencias y Artes 2010, el reconocimiento más importante que otorga el Gobierno Mexicano para enaltecer las destacadas aportaciones que mexicanas y mexicanos de excepción realizan para el desarrollo nacional.

     

Desde 1945, cada año, el gobierno mexicano entrega el Premio Nacional de Ciencias y Artes, una distinción con la que la nación expresa su elevado reconocimiento a las mexicanas y a los mexicanos más sobresalientes por su obra en las letras, las bellas artes, la historia y las ciencias sociales, las ciencias exactas y la tecnología. También se hacen acreedores a este premio quienes, con sus actividades creativas o comunicativas, contribuyen a la difusión, preservación y engrandecimiento de las artes y las tradiciones populares de nuestro

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.