Home » Derechos Humanos

En ausencia, entregan a Liu Xiaobo el premio Nobel de la Paz

Publicado por @Shinji_Harper el Viernes, 10 Diciembre 2010
Sin Comentarios


 ANSA

Oslo, Noruega.- El diploma de concesión del Premio Nobel de la Paz 2010 al opositor chino Liu Xiaobo fue dejado hoy en una silla vacía en la ceremonia realizada en Oslo y fue colocado allí por el presidente del comité, Thorbjoern Jagland. Liu no pudo asistir porque está encarcelado en su país a raíz de sus reclamos políticos al gobierno, que los considera un delito

Liu “sólo ha ejercido sus derechos civiles y debe ser liberado”, dijo Jagland, y sostuvo que el opositor chino “nos recuerda a Nelson Mandela”, el ex presidente sudafricano y también premiado con el Nobel de la Paz. Liu está cumpliendo una condena de 11 años por haber firmado la Carta08, escrita por intelectuales que pedían cambios políticos en el país.

nobelpazEl premio “jamás se asigna para ofender”, dijo Jagland, y aseguró que el Nobel de la Paz se entrega a “personas que a pesar del gran riesgo lucharon por todos nosotros” y que por lo tanto “merecen el apoyo de todos nosotros”.

Tras él, ha tomado la palabra la actriz noruega Liv Ullmann, que ha leído el discurso del encarcelado activista en su nombre. Lui ha afirmado no tener “enemigos” ni sentir “odio” hacia el régimen chino y ha proclamado que el progreso político en este país asiático “no parará” y llegará “una futura China libre”.

El discurso elegido para la ceremonia es el mismo que pronunció el 23 de diciembre de 2009 durante el juicio en el que fue condenado a 11 años de prisión por incitar a la subversión.

“Espero ser la última víctima de las literalmente inquisiciones infinitas de China y que, de ahora en adelante, nadie sea incriminado por expresarse”, ha dicho Liu, quien ha calificado de “experiencia más afortunada” en los últimos 20 años el “amor entregado” de su esposa.

A juicio de Pekín, la ceremonia de entrega ha sido “una farsa política que en ningún modo quebrará la resolución y confianza del pueblo chino”. Según un comunicado, firmado por la portavoz de la cancillería Jiang Yu, “la decisión del Comité Nobel Noruego no representa el deseo de la mayoría de los pueblos del mundo, especialmente aquellos países en desarrollo”.

En tanto, alrededor de 50 chinos que viven en Noruega protestaron en el centro de la capital, cerca del parlamento noruego, contra la asignación del premio al opositor.

“Criminal igual a ¿premiado Nobel por la Paz?”, decían carteles que portaban los manifestantes

 

La silla sin Liu Xiaobo

 

En su historia más que centenaria, el Nobel de la Paz no había podido entregarse hasta ahora al laureado o a su representante sólo una vez, en tiempos de la Alemania nazi, cuando el pacifista Carl von Ossietzky, preso en un campo de concentración, no pudo trasladarse a Oslo en 1936.

Foto Reuters

Foto Reuters

“Una silla vacía será algo impresionante. Esto recalca la pertinencia de la elección del Comité Nobel este año, y aclara la situación de los derechos humanos en China“, había declarado el director del Instituto Nobel, Geir Lundestad.

Paralelamente, en la red, uno de los mensajes más populares en China es el de “sácale una foto a tu silla vacía y cuélgala en tu perfil”. Circula en Twitter y expresa el deseo de muchos internautas de homenajear al escritor y disidente chino que se encuentra cumpliendo una pena de 11 años de cárcel en el noreste de China. Las fotos y los mensajes de apoyo se pueden ver en: #nobelprize, #liuxiaobo, #nobelpeaceprize, #kongyizi.

Desde que se anunció la concesión del premio a Liu Xiaobo, en octubre, China se ha empleado a fondo en una campaña de desprestigio del Nobel. En los medios oficiales apenas se ha hablado de la noticia, salvo en ciertos editoriales muy críticos, como el que este viernes publicaba la agencia Xinhua, titulado: La vergüenza del Premio Nobel.

Entre los países que habían decidido no participar en la ceremonia se encuentran la propia China y Cuba, Irán, Irak y Rusia que, en un nuevo desafío a Estados Unidos, había sugerido que el fundador de Wikileaks, Julian Assange, debería ser premiado con el Nobel de la Paz. “La opinión pública y las organizaciones no gubernamentales deberían pensar en cómo ayudarle”, ha asegurado una fuente del presidente ruso a las agencias rusas de noticias.

Según el periódico The Guardian, que recogía la información, el liderazgo sospechoso de Rusia en la defensa de la libertad de información para Wikileaks tiene más que ver con un cálculo de las consecuencias del ‘Cablegate’, que parece haber sido mucho más dañino para los intereses geopolíticos de Estados Unidos que para los del Kremlin.

La pasada semana el portavoz de Medvédev aseguraba que las revelaciones “no merecían comentario” mientras que Putin decía a la CNN que la comparación con Batman y Robin eran “arrogantes” y “faltas de ética”.

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.