Home » Ciudadanía

Exigen a Córdoba Villalobos prohibir a transnacionales engañar con nuevos etiquetados

Publicado por @Shinji_Harper el Miércoles, 15 Diciembre 2010
Sin Comentarios


CENCOS

Oaxaca, México.- El Poder del Consumidor acudió a las oficinas del secretario de Salud, José Ángel Córdoba Villalobos, a demandarle que prohíba a las empresas agrupadas en Conméxico el uso del etiquetado frontal que anunciaron incorporarán en 2011 a sus productos, por engañar a los consumidores y contribuir a la epidemia de sobrepeso y obesidad.

El 22 de noviembre pasado, empresas de la industria procesadora de alimentos y bebidas, agrupadas en Conméxico, como Coca Cola, Bimbo, Nestlé, Pepsico y Del Valle, entre otras, anunciaron que a partir de 2011 lanzarán un nuevo etiquetado frontal en sus productos que en realidad es una nueva forma de engañar a los consumidores y ampliamente criticada por la Unión Europea y los Estados Unidos.

Alejandro Calvillo, director de EPC señaló: “Según Conméxico el objetivo de su nuevo etiquetado frontal es facilitar al consumidor el acceso, entendimiento y uso de la información sobre la composición nutrimental de alimentos y bebidas no alcohólicas. Sin embargo, su nuevo etiquetado frontal hace exactamente lo opuesto ya que en lugar de orientar al consumidor lo desorienta proporcionando información engañosa. El Instituto de Medicina de los Estados Unidos, en un estudio reciente1, apoyado por la Agencia de Alimentos y Medicamentos, dirigido a evaluar la información en el etiquetado frontal de los productos, concluyó que este tipo de información únicamente ha contribuido a engañar y confundir a los consumidores”.

El engaño lo ejemplificamos con uno de los productos de mayor consumo y mayor contenido de calorías y que ya aplica este etiquetado: Coca Cola. Tomamos el ejemplo de la Coca Cola de 600 ml.

1. En primer lugar la información que se brinda es de una porción de 200 ml, a pesar de que la botella es de 600 ml, como si el consumidor fuera a beber esta botella de manera prorrateada a lo largo de tres días. La realidad es que el consumidor se la beberá en un solo día. Por lo tanto, la información es engañosa y requiere que el consumidor multiplique los contenidos de azúcar y calorías por tres.

2. En el etiquetado de Coca Cola se observa que el porcentaje que se maneja de azúcares es del 17% y el de calorías es de 4%, sin que se informe cuál es la base de cálculo. Al tratarse de azúcares, es decir de carbohidratos simples, que tienen un marcado riesgo en salud, diferentes a los carbohidratos complejos, el porcentaje debería estar relacionado con el consumo máximo tolerable al día de azúcar establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 200 kilocalorías, o de acuerdo al establecido por la Asociación Americana del Corazón (AHA) de 100 kilocalorías.

Si se brinda información veraz al consumidor, como lo establece la legislación nacional e internacional, y se ajusta la información de la Coca Cola a la ración completa de la botella, que se beberá en un día (600 ml), y los porcentajes de azúcar se establecen en relación directa a los máximos tolerables para la OMS y la Asociación Americana del Corazón, el etiquetado de la Coca Cola de 600 ml tendría que informar de la siguiente manera:

A. Información como aparece en el envase

B. Información como debería de aparecer en el envase

*De acuerdo a lo máximo tolerado (200 calorías provenientes de azúcares) de ingesta de azúcar para un adulto que establece la Organización Mundial de la Salud
**De acuerdo a lo máximo tolerado (100 calorías provenientes de azúcares) de ingesta de azúcar para un adulto que establece la Asociación Americana del Corazón

En base a como aparece la información en el envase (versión A) el consumidor considera que la cantidad de azúcar contenida y su aporte en calorías no es mucha y que incluso podría beberse un par de estas botellas de Coca Cola. Con la información veraz (versión B) el consumidor sabría que con el consumo de una sola de estas botellas estaría rebasando el máximo tolerable de azúcar recomendado por la OMS en un 26% o el recomendado por la AHA en un 152%.

“El etiquetado promovido por Conméxico induce a considerar que el consumo de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar no representa un riesgo, por lo tanto, promueve su consumo sin consideración, aumentando la ingesta de calorías, brindando información falsa a los consumidores, promoviendo la epidemia de sobrepeso y obesidad” señaló Xaviera Cabada, coordinadora de la campaña de orientación alimentaria de EPC.

Notas

1. Examination of Front of Package Nutrition Rating Systems and Symbols. Phase 1 Report. Institute of Medicine of the National Academies.

Para mayor información, comunicarse al 53384587 o al 0445523154210 y visitar www.elpoderdelconsumidor.org

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.