Home » Cultura

Sonidos para la sanación con Istvan Jeszenszky en teatro Juárez

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 4 marzo 2011
Sin Comentarios


Fortino TORENTERA O.

 

Oaxaca. México. El maestro Istvan Jeszenszky compartirá este viernes 4 de febrero sus sonidos de sanación en el Teatro Juárez, donde además dedicará el sábado dos funciones a niños con discapacidad y a adultos enfermos.

Considerado uno de los pocos ejecutantes del sarod (una compleja y sensible guitarra del norte de la India que data de cinco mil años), así como de los cuencos tibetanos y tailandeses, entre otras percusiones, ha creado un concepto curativo de la

Una poderosa energía irradian las ejecuciones del maestro Jeszenszky.

El viernes a las 20:00 horas será la única función para el público en general con un costo de 100 pesos; el sábado a las 12:00 será para niños con discapacidad y a las 19:00 horas para adultos enfermos; estas dos funciones serán gratuitas, previa reservación en el Teatro Juárez.

El músico húngaro, quien desde hace más de dos décadas ha perfeccionado su técnica con maestros del ancestral arte de la música oriental, ha creado este concepto que bien puede situarse como la máxima expresión de la musicoterapia.

“No es un show, ni espero aplausos, sino compartir el espíritu y provocar un proceso de regeneración desde el alma y hacia el universo”, comentó a través de su traductora.

Explica que ese concepto reúne los cuencos tibetanos y tailandeses, el sarod (guitarra de 25 cuerdas que se percuten con una concha de coco, se pulsa con las uñas y en el diapasón que cuenta con una concha acústica metálica, también se percute, al igual que en el cuerpo de la guitarra que sirve de tambor), instrumento que le llevó más de 15 años dominar.

Las voces y guturaciones que emite, parten de la tradición del canto Mongol que desarrolló la cultura Mayar (nación de la semilla) que se integra de siete tribus que por más de dos mil años han sido nómadas y han incorporado la tradición del folclor el canto 3/8.

El cuerpo se convierte en un instrumento donde se exploran los siete chakras que como los colores de la luz, asemejan las notas musicales, siendo el primer chakra el más bajo, generando una poderosa energía.

Durante la demostración, ofreció un canto ritual de la mañana, pues la tradición establece que cada tres horas cambia la energía y por lo tanto la afinación en la escala pentatónica, por la tarde es una música más relajada hasta llegar a la noche que es la quietud total, por ello cada ejecución es distinta.

Se trata de un concierto ceremonial, donde los asistentes en plana relajación experimentan una dimensión sonora que puede conducirlos a un trance de sanación, por lo que puede ser vivido por niños de un año hasta personas de más de 80.

En la función del viernes por la noche, en la primera parte realiza con su música una profunda meditación y en la segunda incorpora el canto a través de mantras (una palabra, una frase o texto largo, que al ser recitado y repetido va llevando a la persona a un estado de profunda concentración), donde incorporará uno de origen maya.

No sólo la tradición Indú que lo formó, sino la tailandesa, tibetana, mongola y hasta la chamánica son integradas en esta experiencia sonora y energética que permite la sanación armonizando nuestro cuerpo, mente con la voz, los instrumentos musicales ancestrales que elevan la vibración positiva de la vida desde le corazón.

Pueden escucharse algunas de sus piezas en http://www.miracles.hu/

 

 

 

 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.