Home » Literatura

Escritoras, hablan de su pasar por la literatura

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 7 marzo 2011
Sin Comentarios


Patricia RODRÍGUEZ Z/Concaulta

Oaxaca, México.- En este momento en que puedo unir mi larga ocupación en la poesía y el tema general de este Congreso, advierto que no soy una  teórica del tema sino apenas alguien que nunca se vio enfrentada a problemas que todavía muchas mujeres, en este mundo que a cada paso hace gala de su modernidad, creen -y con razón- que están sin resolver, afirmó Ida Vitale, durante su participación en la primera mesa redonda del Congreso Internacional La experiencia de las Mujeres en el Siglo XXI, Escritoras, Poetas y Dramaturgas, en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas.

En esta primera mesa participaron: Carmen Boullosa, de México, quien moderó; Fabienne Bradu, de Francia; Diamela Eltit, de Chile e Ida Vitale, de Uruguay.

Ida Vitale recordó a mujeres de su familia que fueron parte de las primeras generaciones de profesionales en Uruguay y aclaró que ella nunca se ha sentido oprimida, ni ha sentido presión de ningún género. Habló de los primeros movimientos científicos en su país, pero centró su charla, en su pasión vital, la poesía:

“No puedo separar la idea de creación y de creación artística, de un cierto misterio, aunque sea un misterio menor, dado que podemos, empleando algunos recursos más o menos legítimos y evidentes, intentar explicar cómo se producen algunos efectos, cómo se corresponde la intuición del poeta con la posibilidad de resonancia en el lector.

Estoy refiriéndome a técnicas poéticas, a recursos de escuelas explicables, transmisibles y hablo de misterio porque en igualdad de recursos y de manejo de ellos, no siempre se da el fenómeno de la descarga poética”.

La Premio Internacional Octavio Paz de Ensayo y Poesía y doctora Honoris Causa de la Universidad de Uruguay, habló de Gabriela Mistral, de Virginia Wolf, “como modelo de rebeldía de escritora que elije un camino novísimo, precisamente diverso del otro que en ese mismo momento iniciaba Joyce, el otro gran aventurero de este momento inglés: “Sin embargo, sabemos que pese a sus formidables avances literarios en sus novelas y ensayos sintió que su época no le había ofrecido las mismas posibilidades que a sus compañeros de grupo”.

Completó que si aún se siente necesario “que estemos reunidas en un Congreso es porque todavía en muchas partes del planeta el equilibrio es todavía inestable y se refirió a Borges para cerrar la charla en la artistas plásticos y escritores estuvieron presentes: “La idea que sostiene un admirable cuento de Borges, es la del libro infinito, representación de un mundo infinito. Por más a nuestro alcance está la idea de que la primera y la última línea de un relato, de todo un libro o de un poema puede no ser necesariamente la que es”.

“Quizás el poema sea la emergencia de un continuo que está dentro del poeta, de una coherencia interior que puede no ser nítidamente evidente para el lectores posible que para el poeta mismo, pero que en los mejores casos une secretamente un poema con otro, un nombre, un ser que escribe con otro ser que lee”, expresó Ida Vitale.

La escritora chilena Diamela Eltit, “novelista única, pieza clave de Hispanoamérica” agradeció a quien llamó: “nuestra escritora continental fundamental Margo Glantz”, a quien mucho debe cuando estuvo en México, a Carmen Boullosa, a Marta Lamas y a su amiga chilena-mexicana Miriam Morales, entre otras personas que hicieron que la vida fuera más que vivible, así como a la presidenta del Conculta, Consuelo Sáizar.

Centró su conferencia en “el proyecto dolorosamente trunco como emancipación social de Salvador Allende” y en el texto que leyó: “Con la cultura en la mano”, resumió que la literatura, con su carga poética, estableció el espacio para densificar los sentidos, para  -es un decir- romper el pragmatismo robótico de una letra-ley que ordenaba el transcurso vital en torno al poder y a la sumisión al poder.

Autora de El cuarto mundo y del libro de testimonios El padre mío sobre la fragmentación, la corrupción, la violencia y la nación degradada, comentó que la cultura es genérica, “lo es en tanto contiene discursivamente un solo género inscrito, adherido, hecho uno con la biología hombre. Porque las mujeres no podemos caer en la ingenuidad de pensar que ese genérico, que a su vez es sexo, nos  incluye literal, ni simbólicamente. Lo que quiero enfatizar es que hombre, como categoría cultural, es capaz de nombrarlo todo”.

Habló de Rosario Castellanos, como la escritora costilla que autogeneró un trabajo potente, que pensó restaurar una categoría ausente en nuestra cultura más material; que puso la ampolla como garantía femenina de la mano y de la letra; pensó la ampolla en la mano, pensó la mano, su mano y concluyó con la cita de la escritora mexicana: “No, no temí la pira que me consumiría, sino el cerillo mal emprendido y esta ampolla que entorpece la mano con que escribo”.

Fabienne Bradu, quien ha sido reconocida con la Condecoración de la Orden Mexicana  del Águila Azteca, la más alta que se concede a un extranjero, y literaria de primer rango agradeció haber sido invitada a la mesa a sabiendas de que ella sería la voz disidente del congreso. “Este es un gran progreso porque antes no me invitaban.  Aprecio la compañía de las mujeres, sobre todo si éstas son, a un tiempo, escritoras y amigas, como aquí, las que me acompañan, pero me había jurado a mí misma que no participaría más en reuniones que alentaran la división entre mujeres y hombres en asuntos literarios”.

Explicó las razones que hay para rechazar la división de géneros con una somera revisión de los llamados estudios de género que, a su juicio, son la más estéril contribución al conocimiento de las mujeres y de sus creaciones.

Tras hablar de las diferentes acepciones que tiene la palabra “género”, en los cuales ninguno de los diccionarios consultados registra la nueva acepción, que se refiere a la especie de los estudios sobre la mujer y la diversidad sexual en el vasto y vago horizonte de los estudios culturales, completó que ese breve repaso a los diccionarios ya sugiere los principales reparos que pueden formularse ante los estudios de género.

“Sin bien antaño lo masculino incluía injustamente a lo femenino, los estudios de género se antojan tan excluyentes como los incluyentes del pasado. Surgieron como una conquista del feminismo en los años sesenta y setenta en las universidades británicas y estadounidenses, pero acabaron coincidiendo con la última acepción de la voz género, es decir, como un cajón de sastre de la enseñanza y la investigación universitaria, más destinado a apuntalar las conciencias de las autoridades que a engendrar un saber atractivo y distinto de lo que ya se enseñaba y se investigaba en las disciplinas tradicionales.

“Ni las mujeres parecen sospechar de una política que crea un marco segregativo para combatir una ancestral segregación ni las autoridades universitarias perciben la contradicción entre la fragmentación formal y la vocación, cada vez más interdisciplinaria del conocimiento a no ser que todo el mundo se haga de la vista gorda para coincidir en la incongruencia.

“Por lo demás, esta manera de apaciguar las conciencias lanzando un mendrugo a las académicas peregrinas es una vil distracción o un tramposo desplazamiento de los problemas que fuera de las aulas castigan a la población femenina.

“Mientras se inauguran departamentos de estudios de género en las universidades del país, siguen asesinando impunemente a las mujeres de Ciudad Juárez. Un segundo reparo procede de la coexistencia bajo la misma voz de la generalidad y del sexo.

“Una fuerte crítica a los estudios de género, como antes al feminismo, se debe a la tendencia, a la generalización que quisiera hacernos creer en un: “nosotras, las mujeres”, que sólo existe en los bandos de dichos estudios.

“Para ello es forzoso proceder por reducción y así encontrar al denominador común que cubra a este ‘nosotras’. Se entiende cuán pobres pueden resultar los estudios que se ciñen a un denominador común cada día más escuálido de las anoréxicas de las pasarelas de moda.”

La doctora en lenguas romances por la Universidad de París, nombró algunos testimonios que mostraron que el misterio de la imaginación creadora es mucho más profunda e impenetrable que todas las luces pálidas y parpadeantes de la hermenéutica genérica y se preguntó:”¿de qué serviría la imaginación si tuviera sexo? En cambio, ¿qué poder tiene el vocablo género para despertar la imaginación? ¿Dónde quedan el deseo, el amor, la seducción, la pasión erótica, cuando se pronuncia la palabra género? Es una fea palabra, para hablar de lo más bello de la experiencia humana.

“No sería descabellado sospechar que a través de la academización del género se aspira a una asepsia del sexo, a una neutralización del erotismo trasgresor mediante el eufemismo y la fealdad”. Como prueba de lo anterior refirió dos citas encontradas en la página electrónica del Centro de Estudios de Género y diversidad sexual del Uruguay: géneroydiversidad.org.barraindex.php.

La escritora mexicana Carmen Boullosa, moderadora de la  mesa, esbozó algunas ideas acerca de la literatura: “La literatura es la luz del día y es la luz nocturna, se alimenta de la vigilia y del territorio de los sueños, es la iluminación que arropa al ciego y la que guía a quien tenga la facultad de la vista. Reconfigura las geografías políticas, trafica con la idea de nación, la pone en duda y la crea ella misma para después deshacerla y reconfigurarla, defiende también a las naciones, las reta hacia su reinvención.

Para Carmen Boullosa, un encuentro como el presente, México refrenda así su tradición de hacer acopio de inteligencias, receptor y retransmisor de artes, letras y pensamientos latinoamericanos.

Al término de la conferencia, la presidenta del Conaculta, Consuelo Sáizar, entregó a las participantes un reconocimiento y una escultura hecha por la maestra Ivonne Domege, especialmente para este Primer Congreso Internacional: “La Experiencia Intelectual de las Mujeres en el Siglo XXI”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.