Home » Cultura

Abre El Estanquillo muestra de la admiración de Monsiváis a Posadas

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 31 marzo 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Una selección de más de 400 obras originales y placas de grabado, conforman José Guadalupe Posada en las Colecciones Carlos Monsiváis, una exposición que fue inaugurada este miércoles en el Museo del Estanquillo y en la que se refleja el amor que el escritor sentía por el conocido grabador y caricaturista mexicano.

Pablo Méndez, curador de la muestra, contó que Carlos Monsiváis le aventó “una pelotota” al pedirle que coordinara esta exposición. “Primero porque Carlos le tiene, porqué no hablar en presente, mucho cariño a José Guadalupe Posada, porque son dos hombres semejantes, cada uno en su ámbito, pero que se reencuentran.

“Carlos, en sus conferencias nos hacía disfrutar y reír, pero también nos hacía ponernos serios. Posada hace lo mismo, en una obra podemos gozar y en la siguiente, de lo truculento, paramos en seco y nos preguntamos cómo podían manejar esos dos ámbitos sin tener problemas”, indicó Pablo Méndez, hijo del reconocido grabador mexicano Leopoldo Méndez.

El principal problema, refirió el curador, fue seleccionar cuáles obras formarían parte de la exhibición, entre las más de mil piezas que conforman el acervo de Posada en la colección de Carlos Monsiváis. Sólo para dar un ejemplo de lo vasta que fue la obra de Posada, Méndez señaló que se estima que el grabador realizó más de 20 mil obras.

Así que la solución que eligió fue dividir la muestra en ocho ejes temáticos: Taller de grabado, Episodios nacionales, Ensueño y pesadilla, Viaje a través del corazón, Los vicios y los errores de las pasiones, La alegría para todos, Calaveras, y Santos, vírgenes y milagros.

A lo largo de estos temas, el visitante podrá apreciar litografías y grabados alusivos a temas como los corridos, juegos de salón, silabarios, cancioneros, novenarios, naipes, cuentos infantiles, estampería religiosa y patriótica; carteles de toros, de teatro y de circo, planas y anuncios comerciales. Así, esta muestra permite efectuar un recorrido por la vida y obra de José Guadalupe Posada, de quien destacan los trabajos realizados para el taller de Antonio Vanegas Arroyo, que denotan su pericia en el manejo del blanco y negro, así como de la gama de grises.

De acuerdo con Pablo Méndez, la colección de Carlos Monsiváis nos hace recorrer la historia de nuestro país a través de su aguda mirada, de su percepción, de su compromiso social y su posición por las mejores causas de México.

“A veces se veía una fila de personas afuera de su casa con bultos donde llevaban piezas para ofrecerle a Monsiváis. Él tenía un ojo estupendo. Pero hay que decirlo, compraba hasta de más. Luego le decía: Carlos, éste ya lo tienes, y él respondía: sí, pero déjalo porque creo que está en mejores condiciones. Para él era muy claro: o queda en este país o se van al extranjero. Mejor que queden aquí. Así era de claro”, expresó.

El crítico de arte y coleccionista Ricardo Pérez Escamilla decía que José Guadalupe Posada  fue descubierto –en 1923–  en su verdadera dimensión por Jean Charlot, y desde entonces su figura se agiganta y en el arte del siglo XX. “Su presencia es definitiva y frecuente, especialmente en la Escuela Mexicana. Trasciende en José Clemente Orozco, Diego Rivera, Gabriel Fernández Ledesma; en los grabadores del Taller de la Gráfica Popular, Leopoldo Méndez, Pablo OHiggins, José Chávez Morado, Alberto Beltrán y Alfredo Zalce. Sin comparaciones absurdas, México tiene en José Guadalupe Posada un representante en el grabado universal”.

En ese sentido, Pablo Méndez señaló que en la exposición José Guadalupe Posada en las Colecciones Carlos Monsiváis, se buscó bajarle la intelectualidad con la que a veces quieren enmarcar a Posada. “Aquí lo pueden ver como si estuvieran viendo el periódico en el puesto de la esquina, aquí se trata de mostrarlo y hacer entender a la gente que él es el iniciador de la plástica en México del siglo XX. No creo que haya artista que no haya pensado en Posada, desde José Clemente Orozco y Diego Rivera, todos quisieron ser los herederos de Posada”.

Durante la inauguración de la muestra, Moisés Rosas, director del Museo del Estanquillo, señaló que en la colección de Monsiváis destaca en lugar preponderante la obra de José Guadalupe Posada. “Épocas diferentes, actores sociales muy diversos y contextos políticos, y culturales distintos. Y sin embargo, se establece entre ambos un dialogo de cronistas. Los dos, a través de su creatividad, han legado para la historia una crónica, una visión de México”.

Como parte de las actividades paralelas a la exposición José Guadalupe Posada en las Colecciones Carlos Monsiváis, el Museo del Estanquillo ofrecerá talleres permanentes a lo largo del mes de abril, mismos que permitirán a los participantes comprender e involucrarse en los procesos creativos del  artista.

La exposición José Guadalupe Posada en las Colecciones Carlos Monsiváis, está en exhibición en el Museo del Estanquillo, ubicado en Isabel la Católica 26, esquina Madero, en el Centro Histórico de la Ciudad de México.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.