Home » Pueblos Originarios

Condenan reforma en Oaxaca por desconocer derechos indígenas

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 8 abril 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.-  El Foro de los Pueblos Indígenas de Oaxaca, condenó al Congreso local y al gobierno de Gabino Cué por imponer normas que violenta sus derechos con la reciente aprobación de la reforma  constitucional.

A continuación el pronunciamiento integro:

La Comisión de Seguimiento del Foro de los Pueblos Indígenas de Oaxaca, ante las reformas realizadas por el Congreso del Estado de Oaxaca, el día 6 de abril del año en curso, respecto de diversas disposiciones de la Constitución del Estado Libre y Soberano de Oaxaca, con el cual se pretende justificar una reforma calificada como “histórica”, expresa su más profunda preocupación e indignación, ya que como lamentablemente ha sucedido en el pasado, de nueva cuenta se nos ha impuesto un conjunto de normas que desconocen nuestros derechos fundamentales y socava gravemente los avances legislativos que hemos logrado en los últimos años en el ámbito estatal e internacional. Además, lamentamos que lejos de ser una reforma que atienda, de manera real y auténtica, las demandas y aspiraciones legítimas de nuestros pueblos y de la sociedad en general, tal como lo mandató la ciudadanía oaxaqueña en las elecciones del 4 de julio de 2010, se haya consumado dicha reforma, como producto de un acuerdo cupular y antidemocrático, entre los diversos partidos representados en el Congreso Local. Ante esta situación hacemos el siguiente

PRONUNCIAMIENTO

1. En lo relativo a los mecanismos de participación ciudadana hay un evidente desconocimiento de las asambleas comunitarias y municipales, los concejos regionales indígenas y la consulta indígena en los términos establecidos en el artículo sexto del Convenio Número 169 de la Organización Internacional del Trabajo. Lo anteriormente enunciado constituyen mecanismos de democracia directa y participativa que durante largo tiempo han mantenido y desarrollado nuestros pueblos, aún en contextos adversos. No es posible que una institución milenaria, vigente y activa, como lo son las asambleas comunitarias, sea la voz muerta en esta reforma constitucional. De ahí nuestra indignación y coraje.

2.      Respecto del establecimiento del plebiscito y el referéndum se afirma que habrá de realizarse por medio del sufragio libre, directo, secreto y universal, cuestión que debería armonizarse con los principios y mecanismos de democracia directa de los pueblos indígenas reconocidos constitucionalmente y que se expresan a través de las asambleas comunitarias y municipales, fundamentalmente. Al respecto decimos que si se piensa algún día implementar el plebiscito y el referéndum en nuestras comunidades y municipios, tendrá que ser a través de nuestras asambleas y otras formas de organización comunitaria.

3.      No se reconoce la facultad de los pueblos indígenas para que a través de sus autoridades y representantes tengan la capacidad de iniciar leyes.

4.      No se establece en el Tribunal Estatal Electoral una sala especializada para la resolución de controversias que se suscitan en Municipios que rigen su elección por el sistema de Derecho Consuetudinario, respetando debidamente los sistemas políticos electorales de estos Municipios. Lo anterior para resolver de manera pertinente e intercultural los problemas que se han suscitado en diversos municipios indígenas en los últimos meses.

5.      En el Consejo General del Instituto Estatal Electoral, tampoco se establece la participación y representación de los Pueblos Indígenas que debería ser en un número proporcional al porcentaje de población indígena en nuestro Estado.

6.      Se sigue utilizando la denominación de “usos y costumbres”, cuestión que ha sido superado en diversas disposiciones constitucionales y legales.

7.      Tratándose  del proceso de creación de normas relativas a pueblos indígenas, no se contempla como parte del proceso legislativo el derecho a la consulta y al consentimiento libre, previo e informado en los términos establecidos en el derecho internacional.

8.      No se establece la facultad del Congreso Local para legislar sobre derechos de los pueblos indígenas, particularmente en lo relativo a la implementación del derecho a la autonomía y la participación y representación política de los mismos.

9.      No se establece la obligación del Ejecutivo Estatal de dar cumplimiento a la normatividad indígena oaxaqueña y promover el fortalecimiento de la autonomía y la participación indígena en el contexto estatal.

10.  En el Tribunal Superior de Justicia no se contempla la creación de una sala especializada para resolver los asuntos relativos a los derechos de los pueblos indígenas, en particular los criterios y procedimientos para la armonización de las normas indígenas con las normas del Estado.

11.  No se establece la posibilidad de crear un Consejo de Derechos Indígenas de Oaxaca como un organismo autónomo, con personalidad jurídica y patrimonio propio que estará a cargo de la defensa, protección y promoción de los derechos indígenas en la entidad.

12.  Además, el reclamo de la sociedad de participar en forma directa, a través del plebiscito, referéndum y revocación de mandado, tal como lo propone la reforma es inoperante, ya que se plantea como única posibilidad que esto pueda ocurrir después de transcurrido la mitad del mandato; que exista la solicitud del 20% de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores en Oaxaca y que haya participado una cantidad de ciudadanos superior al cincuenta por ciento de la lista nominal; entre otras, cuestiones difíciles de concretar en un contexto como Oaxaca en donde existe una desconfianza generalizada hacia las instituciones estatales y todo lo que de ella emane. Además sigue habiendo una insuficiencia de la ciudadanización de los órganos autónomos.

Dicho lo anterior, debemos reafirmar que la reforma de referencia que pretendía ser democrática se haya realizado a través de métodos antidemocráticos, ya que no ha existido ningún tipo de consulta a nuestros pueblos tal como se establece en diversos instrumentos internacionales. Además, todo ello ha ocurrido a espaldas de la sociedad oaxaqueña, ya que no se han abierto los espacios para todos podamos dar nuestra voz y nuestro pensamiento, cuestión que ahora se pretende allanar con un despliegue mediático ofensivo e indignante en una entidad donde reina la pobreza y la marginación.

Por ello, hemos decidido iniciar con las actividades correspondientes, a efecto de que una vez publicados dichas reformas constitucionales, estemos presentando ante los tribunales federales competentes, las acciones legales que correspondan para la defensa de nuestros derechos, entre otras, las demandas de amparo y las controversias constitucionales ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En caso necesario, también habremos de recurrir a las instancias internacionales correspondientes, entre otras, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y la Organización Internacional del Trabajo.

Oaxaca de Juárez, Oaxaca, a 7 de abril de 2011.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.