Home » Democracia

Ediles de Xoxocotlán y Zaachila usan el erario para enriquecerse

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 12 abril 2011
Sin Comentarios


 

Carolina QUEZADA

Oaxaca, México.-  Los presidentes municipales del PRD en  Xoxocotlán, José Julio Antonio Aquino y de Zaachila, Adán López  Santiago, a cuatro meses de iniciar su gestión  mostraron “el cobre”  ante sus gobernador al utilizar de manera discrecional el erario público para fines políticos y de enriquecimiento personal.

José Julio Antonio Aquino,  destina millonarias cantidades de dinero  no solo para promover su imagen de edil “democrático y honesto” en diarios de circulación estatal sino para comprar a agentes y representantes de barrios, colonias y fraccionamientos con el propósito de “blindar” su gestión y así poder desviar el recurso público para  su enriquecimiento personal.

Las pachangas de José Julio

El nepotismo y amiguismo con la complicidad de regidores de los partidos aliancista, incluidos los del PRI, han permeado su administración.

Gastos suntuosos en eventos sin  un real beneficio a la población, pero si para el lucimiento hasta de su familia,  afecta principalmente de los que habitan en las colonias más pobres y marginadas de este municipio.

La venta de licencias para la apertura de cantinas y bares, comienzan a invadir  colonias alejadas y la inseguridad se incrementa, mientras José Julio, realiza audiencias públicas para engañar a sus gobernados de su preocupación por el pueblo.

El perredista ahora le enojan las críticas  luego de  trascender las insultantes cantidades de recursos públicos que entrega mensualmente a la prensa escrita  para promover su imagen cuando prometió una relación de transparencia con los medios de comunicación.

Su irá,  que no es gratuita pues como el porro que fue en su juventud, José Julio,  se ha desquitado con quien fungió como su coordinador de campaña como candidato y de prensa como  edil de Xoxocotlán, el periodista y fotógrafo Félix Reyes a quien culpó de las corruptelas que comienza a salir a flote en su administración.

Félix Reyes  quien contó con el apoyo de los medios de comunicación en el desempeño de su cargo, con dignidad renunció ante el furibundo  edil perredista.

Las camionetas de Adán

La situación se replica con el edil de Zaachila Adán López Santiago, que además de las más bajas tácticas del perredismo también utiliza el terror adquirida  como maestro de la Sección 22 y militante de la Asamblea de los Pueblos de Oaxaca.

Adán López Santiago y su regimen de terror

Un ejemplo de ello, lo mostró cuando obligó a los trabajadores del Ayuntamiento a tomar el Palacio Legislativo con armados con palos, piedra para evitar que tomaran protesta los regidores del PRI en lo que ahora el Cabildo de su propiedad.

Aunado a ello, el incendiario presidente municipal, no  disimuló su ambición personal para desviar recursos públicos y adquirir camionetas, último modelo para él y sus incondicionales se transporte y pasen de largo ante la pobreza de sus gobernados.

Adán cuya presencia puede ser confundida con uno de esos repudiados appos, menos como un presidente municipal es acusado por la grey católica de llevar su animadversión personal a la religión para comenzar a hostilizar las festividades patronales.

Por su falta de calidad moral, Adán López,  se niega a apoyar al Comité Organizador de la Semana Santa en Zaachila, situación que tiene indignada a la comunidad.

En tanto, el “flamante edil”, se pasea en su camioneta Jeep 2011 a altas horas de la madrugada  acompañado por  casi siempre  por féminas y utilizando el Palacio Municipal como su centro de diversiones nocturnas.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.