Home » Género

Mujeres adolescentes más vulnerables a embarazos no deseados, MM e ITS

Publicado por @Shinji_Harper el martes, 26 abril 2011
Sin Comentarios


CIMAC

 Oaxaca, México.- Anualmente, 14 millones de mujeres adolescentes de entre 15 y 19 años dan a luz en el mundo, lo que representa poco más de 10 por ciento del total de nacimientos a nivel mundial. Ligado a esto, las madres adolescentes tienen mayor riesgo de perder la vida durante el embarazo y el parto. Por otra parte, son más susceptibles de contraer una Infección de Transmisión Sexual (ITS) al no utilizar un método anticonceptivo. 

De acuerdo con el Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), los nacimientos entre las adolescentes representan entre  15 y  20 por ciento del total de nacimientos en América Latina, de los cuales sólo 30 por ciento son planeados.

Para el caso mexicano, 612 mil 284 mexicanas menores de 19 años ya son madres. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y el Consejo Nacional de Población (Conapo) señalan que en 1999 ocurrieron 372 mil nacimientos de madres adolescentes y para el 2000 la cifra fue de 366 mil nacimientos entre las 5 millones 82 mil 487 mujeres adolescentes. Cabe señalar que 12 por ciento de las madres adolescentes ya tenía hijos (608 mil 70). Entre enero de 1999 y febrero del 2000 se registraron 4 mil 214 nacimientos en adolescentes cuya edad oscilaba entre los 12 y los 14 años.

Actualmente, cada minuto hay tres nacimientos en México y uno de ellos es de una madre adolescente (Conapo, 2009). Lo anterior indica que de 2006 a 2008 la tasa específica de fecundidad entre adolescentes de entre 15 y 19 años fue de 70.4 hijos por cada mil adolescentes.

La situación se complica porque “las madres adolescentes enfrentan un riesgo superior de perder la vida debido al embarazo y el parto y sus hijos tienen niveles más altos de morbilidad y mortalidad”, se asienta en el Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre la Población y el Desarrollo (CIPD, El Cairo, 1994). Asimismo, el fenómeno se da con mayor frecuencia entre la población rural y marginal urbana, como consecuencia de la falta de información, falla en los métodos anticonceptivos y difícil acceso a servicios de anticoncepción.

El riesgo promedio de embarazo es de ocho a 10 por cada 100 relaciones sexuales no protegidas, con un pico máximo de 36 por ciento para una relación muy cercana a la ovulación. En el caso de las ITS, el riesgo es de una por cada mil relaciones sexuales.

Marcela Suazo, directora regional para América Latina y el Caribe del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA, por sus siglas en inglés), señala que biológicamente las mujeres son cuatro veces más vulnerables de infectarse con el VIH que los hombres, de ahí la importancia del preservativo en las relaciones sexuales.

Según indica la Organización Mundial de la Salud (OMS), el condón tiene una confiabilidad de 98 por ciento en la prevención de embarazos no deseados y en el contagio de infecciones de transmisión sexual.

En 1994, la CIPD definió el concepto de salud reproductiva como “un estado general de bienestar físico, mental y social… la salud reproductiva entraña la capacidad de procrear y la libertad para decidir hacerlo o no, cuándo y con qué frecuencia. El hombre y la mujer tienen el derecho a obtener información y acceso a métodos seguros, eficaces, accesibles y aceptables de su elección para la regulación de la fecundidad, así como el derecho a recibir servicios adecuados de atención a la salud sexual que permitan los embarazos y los partos sin riesgos”.

Aunado a esto se acordó que los países deben “asegurar que los programas y las actitudes de los prestadores de servicios de salud no limiten el acceso de adolescentes a los servicios y a la información que necesitan”. Asimismo se estableció que “se deben salvaguardar los derechos de las y los adolescentes a la intimidad, la confidencialidad, el respeto y el consentimiento basado en una información correcta”.

Sin embargo, contrario a los derechos sexuales y reproductivos y a los acuerdos de la CIPD, en enero de 2011 la diputada Paz Gutiérrez Cortina del Partido Acción Nacional (PAN), propuso una reforma a la Ley General de Salud para desalentar el uso del condón y promover la fidelidad y la abstinencia sexual como las mejores formas de prevenir las infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

En defensa a los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, en febrero de 2011, 173 mujeres de 27 organizaciones de mujeres y feministas de todo el país que integran el Pacto por la Vida, la Libertad y los derechos de las Mujeres se reunieron en Veracruz para expresar su preocupación frente a la ola de reformas constitucionales aprobadas y que ya entraron en vigor en 16 estados de la República.

El Pacto defiende el derecho a una maternidad libre y voluntaria ante el proyecto de reforma a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que protege “la vida desde el momento de la concepción”, enviado por el gobierno de Veracruz e impulsada por el PAN y el PRI.

Por otra parte, las organizaciones piden a los legisladores refrendar su compromiso con el carácter laico del Estado mexicano; vigilar que el gobierno federal y los gobiernos locales garanticen el ejercicio

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.