Home » Cultura

Convocan al Encuentro Iberoamericano de Escritores de cine

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 18 mayo 2011
Sin Comentarios


Heribeto BLANCARTE L/Conaculta

Oaxaca, México.- Como un encuentro para conocer las diferentes formas escribir un guión, las técnicas, las temáticas y los retos que se plantean los escritores de cine en el siglo XXI, definió Raúl Flores al Primer Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos.

A realizarse del 6 al 9 julio en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco, esta reunión de guionistas es en opinión del presidente de la asociación civil Escritores Cinematográficos El Garfio, Raúl Flores, un intento por conocer las tendencias actuales de quienes plasman su imaginación a través de las imágenes.

 “Hay mucho interés sobre el tema del guión en México y por primera vez vamos a tocar aspectos referentes a la forma de hacer un guión, acerca de su estructura, de los diferentes métodos de armar una historia, sobre los formatos, pero también los programas de apoyo y las legislaciones acerca de los derechos autor”, expuso Raúl Flores.

  Recordó que la convocatoria de este encuentro fue lanzada en febrero pasado con el apoyo de Conaculta Cine, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía, y anunció que la fecha que se ha recibido respuesta de más de 100 escritores de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, España, Venezuela y México.

 “En México se están escribiendo anualmente más de 800 guiones, esto nos habla de la importancia de un oficio que representa la plataforma y el espíritu de una película. A nosotros nos interesa discutir acerca de las historias que queremos contar, pero también de aquellas que se tienen que contar forzosamente desde un punto de vista social a nivel iberoamericano”, refirió Raúl Flores.

 Acompañado por el guionista Arturo Pérez, quien pertenece al equipo creativo de la asociación El Garfio, Raúl Flores afirmó que las temáticas y formas de contar una película en México han tenido numerosas transformaciones a lo largo de las décadas.

 En este sentido, recordó al “gurú” estadounidense de la estructura de los guiones cinematográficos, llamado Syd Field, quien durante una visita a México a finales de los años ochenta, acusó a los guionistas  mexicanos de no saber escribir cine, porque incluían  en sus historias a personajes con una tendencia pasiva-reactiva, es decir, que sufrían ante las circunstancias, pero no hacían nada por cambiarlas.

          “Ha habido muchos cambios en este sentido, los guiones surgen de una idea, pero también es necesario conocer las técnicas para que los personajes no sean planos, para que los diálogos tengan mayor riqueza y que sean el vehículo para transmitir con credibilidad diversas emociones y sentimientos, el encuentro será muy útil para conocer las experiencias de escritores de diversas culturas y la manera como llevan a cabo sus procesos creativos”, destacó Raúl Flores.

          Arturo Pérez, por su parte, afirmó que aún hace falta mucha formación para escritores de cine en México, sobre todo en la parte teórica, porque hay muchas historias que podrían ser mucho más ágiles y atractivas si su escritor guardara un conocimiento de los diversos lenguajes y técnicas para realizar su trabajo.

          “Al final de cuentas –precisó– todas las historias siguen los principios de Aristóteles, hay un desarrollo, un planteamiento, un clímax, un anticlímax y un final, sin embargo, es necesario saber las opciones que existen en la narrativa y cómo se pueden construir situaciones más fidedignas y personajes más reales”.

          Vivir de guionista en México es aún muy difícil –advirtió Arturo Pérez– pues a diferencia de otros países donde hay industrias establecidas, aquí el escritor no recibe adelantos, no tiene la menor idea de lo que es un agente que proteja sus derechos, además de que el pago por película no supera muchas veces los 100 mil o 200 mil pesos.

          “Estamos hablando de películas que cuestan millones de pesos, y en las que al guionista no se le toma muy en cuenta,  cuando su trabajo es esencial para lograr toda la estructura del rodaje. Si se hacen cuentas 100 mil pesos por un guión es en realidad muy poco, pues el escritor tendría que tener trabajo constante y asegurado”, consideró Arturo Pérez.

          Raúl Flores comentó que por lo general el guionista no escribe pensando en el formato en el que se filmará su trabajo, ni tampoco en políticas locales, de ahí la importancia de retroalimentarse con las experiencias de otros guionistas para llevar sus trabajos a buen puerto.

          “Teniendo un buen guión el director va a poder dedicarse más fácilmente a concebir el perfil de la película, el productor podrá hacer su trabajo con más eficiencia e incluso los actores podrán situar mejor sus personajes, queremos difundir la importancia que tiene el guión en todo el proceso cinematográfico y buscar en conjunto dignificar su apreciación entre las personas que sostienen la industria”, subrayó Raúl Flores.

          Arturo Pérez mencionó en las temáticas existe un gran contraste entre los guionistas mexicanos, quienes muestran por un lado historias de violencia y extrema pobreza, mientras que por otro un México un tanto banal donde nunca falta el personaje del publicista confundido que se enamora de la modelo despampanante de buenos sentimientos.

          “Se puede contar las historias que uno quiera –indicó Arturo Pérez– ¬la imaginación no tiene límite, pero hace falta escribir menos películas acerca de nuestra cultura donde el mensaje implícito sea, o la superficialidad o la derrota y el  negativismo”.

          “Hay muchas historias pendientes que están sobre el tintero de los guionistas mexicanos, incluso a nivel histórico. Por ejemplo hace falta una un historia sobre Francisco Villa desde una perspectiva contemporánea y hay muchos personajes fundamentales del pasado pueden ser rescatados, tenemos la fortuna de vivir en un país donde las historias no faltan y como escritores de sueños debemos cobrar conciencia de ello y ponemos en acción”, concluyó Arturo Pérez.

          El Encuentro Iberoamericano de Escritores Cinematográficos, que se  realizará del 6 al 9 de julio, tendrá un costo de recuperación por participante de $4,800.00, con un descuento del 50 por ciento para estudiantes, docentes y ex alumnos de la UNAM. Para mayores informes consultar la página www.encuentroibescritores.com.mx.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.