Home » Cultura

Leonora Carrington, la creadora de múltiples lenguajes recibirá homenaje en Bellas Artes

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 26 mayo 2011
Sin Comentarios


 

Oaxaca, México.-  EL Consejo para la Cultura y las Artes, (Conaculta) anunció la realización de un homenaje póstumo a la artista Leorora Carrington, el próximo sábado en el Palacio de Bellas Artes.

La pintora surrealista Leonora Carrington (Lancashire, Inglaterra, 6 de abril, 1917- Ciudad de México, 25 de mayo de 2011) llegó a México en 1942 y desde entonces estableció profundos vínculos con este país. De hecho su primer lazo con un mexicano fue para poder salvar su vida. Luego de permanecer en un hospital psiquiátrico al que llegó por una crisis nerviosa en medio de la Segunda Guerra Mundial, el escritor mexicano Renato Leduc (1895-1986) contrajo nupcias con ella para que pudiera salir de España.

Además de la pintura y la escultura Leonora Carrington se desarrolló también en el territorio de la literatura. Incluso primero fue reconocida por sus textos que por su producción plástica. A principios de los años sesenta escribió una obra de teatro titulada La invención del mole, en donde mezcla la leyenda popular sobre la invención del mole clásico de la cocina mexicana con el amor por la alquimia culinaria.

Esta obra en la que plantea el enfrentamiento entre dos culturas: el arzobispo de Canterbury de visita en la corte de Moctezuma, fue estrenada el 14 de noviembre de 2000 en el Museo Rufino Tamayo, con motivo de la condecoración que le entregó la Reina Isabel II de Inglaterra, en el marco de un coloquio internacional organizado para celebrar a la creadora.

Leonora Carrington hizo grandes amigos en el ámbito artístico como André Bretón, Luis Buñuel, Fernand Léger, Piet Mondrian, Juan Soriano y Octavio Paz. En 1946 se casó con el fotógrafo húngaro Emérico Chiki Weisz, con quien tuvo a sus dos hijos: Gabriel y Pablo.

          Leonora Carrington recibió en 2005 el Premio Nacional de Ciencias y Artes, la distinción más importante que otorga el Estado mexicano a un creador. Además, el Gobierno del Distrito Federal la nombró “Ciudadana Distinguida” y se le entregaron las Llaves de la Ciudad.  Leonora Carrington donó en ese mismo año la escultura Cocodrilo a los habitantes del Distrito Federal, la cual fue primero colocada en la Segunda Sección del Bosque de Chapultepec y luego se reubicó en Avenida Paseo de la Reforma a la altura de la calle Havre. El Consejo Nacional para la Cultura y las Artes le concedió la Medalla de Oro de Bellas Artes.

          Para los vecinos de la colonia Roma no era raro encontrar a Leonora Carrington caminando por esas calles, pues gustaba de ir al mercado y elegir personalmente sus alimentos. Se consideraba una persona como cualquier otra y se rehusaba a explicar su trabajo: “Soy la peor persona para opinar sobre él, para eso están los críticos. Son libres de pensar lo que quieran, eso a mí no me afecta. Yo pinto para mí”.

          A lo largo de su trayectoria Carrington desarrolló un lenguaje pictórico narrativo que se caracteriza por un cambio constante en las resoluciones formales. Es una creadora de espacios y seres ficticios que oscilan entre la magia y el misterio y su obra integra dimensiones espirituales que se materializan a través de personajes y poéticas que transitan entre la realidad y un extraño mundo invisible.

          Aunque era muy reconocida por su pintura, durante los últimos 20 años de vida la artista se dedicó a la realización de esculturas en bronce en complicidad con su amigo y promotor cultural Isaac Masri. Estas obras tienen gran fuerza expresiva y logran evocar un vacío corporal que parece arropar a la materialidad del espíritu.

          Para Carrington todo tiene un espíritu: una taza, un árbol, un tarro de azúcar o un animal, como los gatos, seres que la cautivaron y que mantenía siempre cerca de ella.

          Tras la muerte de su compañero, el fotógrafo Chiki Weisz, en 2007, la creadora confesó que la soledad invadía su vida. Sin embargo era consciente que la vida tiene ciclos y que a todos les llega la hora de completarlos. “Creo que todos tenemos miedo, hasta las hormigas tienen miedo de la muerte”.

En marzo pasado, la escritora Elena Poniatowska presentó su libro Leonora, en el que la escritora, narradora y periodista mexicana recrea la vida de la artista surrealista. El título fue merecedor de la 25 edición del Premio Biblioteca Breve Seix Barral.  

Recientemente, en el mes de abril la pintora estuvo presente en la inauguración de su muestra Escultura reciente. Leonora Carrington 94 aniversario integrada por 10 esculturas de bronce en el Centro Cultural Estación Indianilla de la Ciudad de México. Los títulos de las piezas expuestas  son Rostro águila, Dama y zorro, Barca con chango, Stallion, Paseo a caballo, Minotauro, Máscara con gato, Silla, Nigromante y Dama con tocado que retoman elementos característicos de la artista como su gusto por los animales y la naturaleza.

Conaculta realizará un Homenaje a la pintora, escultora y escritora Leonora Carrington el próximo sábado 28 de mayo a las 13:00 horas en el Palacio de Bellas Artes, Avenida Juárez esquina Eje Central Lázaro Cárdenas, Centro Histórico de la Ciudad de México.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.