Home » Desastres

En Guevea de Humboldt viven riesgo de derrumbes por falla geológica

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 29 mayo 2011
Sin Comentarios


Martha IZQUIERDO/Reforma

Oaxaca, México.- Una falla geológica en las montañas de esta comunidad mantiene en la zozobra a por lo menos 500 familias en la comunidad istemeña de Guevea de Humboldt
Las grietas, que están a la vista en calles, casas, escuelas y edificios públicos, como el Palacio Municipal y la iglesia local, dan cuenta de los estragos que en los últimos años han dejado las lluvias y los sismos, el último de 6.7 grados Richter, ocurrido el 14 de marzo pasado.

El Alcalde Ricardo Ortiz Hernández dijo que temen que esta falla ocasione la caída de las casas y deslaves.
“La gente vive con miedo; la gente vive en zozobra porque está latente la caída de sus viviendas y, al mismo tiempo, los deslaves.

La gente está muy preocupada, está asustada”, externó en entrevista.

El Edil explicó que se han sentido más sismos en la zona, y que eso recrudece más la apertura de la tierra, los hundimientos y las fracturas, por lo que han solicitado el apoyo del Gobierno estatal y federal para que atiendan la situación.

“La idea principal es tener un diagnóstico sobre el problema, tener información real de expertos geólogos de la UNAM, del Servicio Geológico Mexicano para que sepamos qué debemos hacer”, destacó.

El Alcalde detalló que la cabecera municipal tiene alrededor de 500 familias, de las cuales al menos 50 por ciento tiene graves problemas.

Mencionó que unos 100 niños de la escuela preescolar tuvieron que ser reubicados y actualmente toman clases en un salón de usos múltiples de la alcaldía, porque es latente la caída de otras casas aledañas sobre la escuela.

También, agregó, unos 200 alumnos del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos (CECYTE) están en riesgo ante la posibilidad de un deslave.

“Nosotros estamos tratando de concientizar a la gente. La gente no nos cree, porque somos de ahí mismo; se lo plantee a los de Protección Civil, que vayan ellos, capaciten, porque a lo mejor les creen más”, acotó.
Ortiz Hernández precisó que han estado pidiendo al Gobierno del estado su intervención, y hasta ahorita no ha habido mucha respuesta.

Además, dijo que acudió a la Secretaría de Gobernación en México, donde hizo entrega de un oficio para solicitar la presencia de una brigada de geólogos.

“Necesitamos saber la verdad del problema, y esa fue la petición directamente al Secretario de Gobernación (Francisco Blake), una brigada de geólogos para empezar a revisar el estado del municipio”, apuntó.

El subgerente de Peligros Geológicos del Servicio Geológico Mexicano, Francisco Armando Arceo y Cabrilla, confirmó que Guevea de Humboldt esta ubicada en una zona de alto riesgo.

Explicó que de acuerdo con la regionalización sísmica, el territorio nacional está clasificado en cuatro zonas, donde “A” corresponde a la de menor peligro; “B” a la zona medio-baja; “C”, a la medio-alta, y “D” a la de mayor peligro.
Guevea de Humboldt, acotó, se ubica en los límites de las zonas C y D.

Expuso que los sismos, cuyos epicentros se registran en el Golfo de Tehuantepec, Costa de Chiapas y Cuenca Salina del Istmo (entre Salina Cruz y Coatzacoalcos) cuyos efectos se sienten en la zona, tectónicamente tienen relación directa con las zonas de sutura que se ubican en el área.

‘Como no se cae, aquí seguimos’

La vivienda de doña Florinda Pérez Venegas está llena de grietas. Sus paredes y sus pisos son reflejo claro de lo que una falla geológica que afecta al municipio ha provocado en los últimos años.

“Pues ya hay muchas casas afectadas; el kínder se fue de acá porque tienen miedo que mi casa se vaya hacer encima de la escuela, nosotros también tenemos miedo, pero no tenemos a dónde ir”, dijo en entrevista.

La puerta de su casa ya no cierra, una barreta sostiene parte de la pared agrietada, su piso se rompió, y así viven.
“Cada vez que hay un sismo, las grietas en la pared y el piso se van abriendo un poquito más. Como vemos que no se cae, aquí seguimos esperando, a ver qué dice Dios”, agregó.

En la comunidad, los habitantes colocaron una cruz en lo alto de un cerro para pedir a Dios que pare la falla que ha ocasionado los agrietamientos.

La iglesia del lugar, que data de 1848, tampoco se ha salvado de la falla geológica, ya que en su interior hay grandes grietas.
Los habitantes no sólo resienten los sismos, también le temen a las lluvias, por el reblandecimiento de la zona.

Don Pablo Pacheco Díaz valora aún si debe quedarse o salirse de su casa para poner a salvo a su familia durante la temporada de lluvias.

Y es que su vivienda presenta grietas de más de 10 centímetros en la cocina, pero también han aparecido nuevas grietas en el baño y en las paredes de otros cuartos.

“Por las lluvias del año pasado, y por los sismos, las grietas se han abierto más, y cuando llueve, por ahí brota el agua, parece río”, acotó.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.