Home » Cultura

Rinden sentido homenaje a Leonora Carrington en Bellas Artes

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 29 mayo 2011
Sin Comentarios


Carlos GÓMEZ P/Conaculta

Oaxaca, México.- Gente de distintas generaciones, desde adolescentes,  jóvenes, adultos hasta personas de la tercera edad se dieron cita desde el mediodía en el vestíbulo del teatro de Bellas Artes para estar presentes en el homenaje a Leonora Carrington (1917-2011) organizado por el Conaculta y el Instituto Nacional de Bellas Artes.

El homenaje fue encabezado por Pablo  y Gabriel Weiz Carrington, y la directora del INBA, Teresa Vicencio.

Con sólo 19 años, la estudiante Itzel de Sucre, acudió en compañía de una amiga, ya que después de conocer la obra de Leonora Carrington en un museo, quedó fascinada con sus personajes y animales que aluden a la mitología celta.   

 “Tenía que venir. ¡Fue la máxima exponente del surrealismo de la época de los cuarenta! Me parece que tiene un estilo mágico y único”.

 Por su parte, la señora Guadalupe Sánchez de 42 años, no dejaba de tomar imágenes con su teléfono celular durante el evento.

     “Me parece una artista muy interesante para su época, el valor que le da a la mujer y su ideología feminista que planteaba no sólo en sus obras sino en su personalidad… plasma el amor a la vida, a los animales, a la naturaleza, me parece impresionante, por eso vine”, comentó.  

     También asistieron a este homenaje la actriz y senadora, María Rojo, Elena Cepeda, titular de la Secretaria de Cultura del Distrito Federal, Mario Delgado, secretario de Educación del Gobierno del Distrito Federal, Isaac Masri, director del Centro Cultural Estación Indianilla, la pintora Eliana Menassé y la periodista y escritora Elena Poniatowska, quien recientemente presentó su libro Leonora, en el que se recrea la vida de la artista ganadora del Premio Nacional de Artes  y la Medalla de Oro de Bellas Artes en el 2005.

     La imagen, vida y obra de Leonora Carrington fue evocada por los asistentes que guardaron un minuto de silencio antes de comenzar con el evento mientras destacaba una enorme fotografía blanco y negro en donde la artista plástica parecía asomarse sin mirar directamente al lente de la cámara con un rostro amable y sereno.

     La titular del Instituto Nacional de Bellas Artes, Teresa Vicencio, destacó la trayectoria de la creadora originaria de Lancashire, Inglaterra, perteneciente a la corriente surrealista y expresó sus condolencias y solidaridad con sus hijos, quienes visiblemente conmovidos no pudieron contener el llanto al recordar a su madre. 

     “No olvidaremos lo que nos diste con tu existencia”, mencionó  Pablo Weiz Carrington, mientras que su hermano Gabriel acotó: “Sólo la sabiduría del subconsciente nos permite acercarnos a la deslumbrante luz de Leonora Carrington”.

     El cuarteto de guitarras Baco de la Escuela Superior de Música interpretó Pequeña fuga en sol menor de Bach, “dedicado a la maestra para que no se apague su luz”, dijo uno de los ejecutantes.

     Isaac Masri, responsable del Centro Cultural Estación Indianilla, recordó que apenas hace unas semanas, Leonora había apagado las velas de un pastel de chocolate, su postre favorito, para celebrar su cumpleaños número 94 en el marco de la inauguración de una exposición que mostraba su trabajo escultórico reciente. 

     En ese pastel destacaba la imagen del Nigromante, pieza que ahora se exhibe en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes junto con Minotauro, Dama con Tocado y Perro como parte de su homenaje póstumo.

     En la explanada del Palacio, ING, El nahual del Mono, Banca, El sueño del fuego, Sombra del Ahuehuete, La curandera de Babilonia, Rostro Águila, Harp, Cobra Cabra y Máscara de la Diosa, convivían con los transeúntes y personas que se detenían a mirar las esculturas y tomarse fotos al lado de ellas en un ambiente donde las fronteras de la realidad y la fantasía parecían desvanecerse. 

     A lo lejos, un organillero interpretaba las notas de la canción La Barca de Oro, cuya letra se escuchaba en forma de murmullo: No volverán tus ojos a mirarme/ ni tus oídos escucharán mi canto/ voy a aumentar los mares con mi llanto/ adiós, mujer/ adiós, para siempre adiós.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.