Home » Cultura

Revalora en libro, aporte de Carlos E.Taboada al cine mexicano de terror

Publicado por @Shinji_Harper el Lunes, 6 Junio 2011
Sin Comentarios


Javier RODRÍGUEZ A /Conaculta

Oaxaca, México.- Taboada es una aproximación desde diferentes puntos de vista a la producción fílmica de Carlos Enrique Taboada, quien es considerado como el máximo exponente del género de terror en nuestro país, y cuyos filmes han comenzado a ser revalorados.

El volumen forma parte de la investigación editorial que realiza el Festival de Cine de Terror y Fantástico Mórbido, con la colaboración del Conaculta, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía (Imcine), y  en coedición con Editorial Jus.

La compilación para el libro fue realizada por el director del Festival Mórbido, Pablo Guisa, quien invitó a comentar la obra de Carlos Enrique Taboada a Adrián García Bogliano, Gustavo Moheno, Antonio Camarillo, Julio César Estrada, Carolina Peláez, y Luis Javier García Roiz.

Marina Stavenhagen, directora del Imcine, preparó un texto de presentación para el libro, en el cual señala que desde sus inicios, el cine asimiló de la literatura varios géneros, transformándolos de acuerdo con su lenguaje, es decir, imágenes en movimiento.

       “Los cuentos de terror, mezcla de supersticiones, leyendas y pesadillas, donde las ideas de la vida, la muerte, el bien y el mal se interpretan en el cine como un paseo por la oscuridad, el misterio y lo oculto, fueron abrevadero de Taboada”, señala Marina Stavenhagen.

       El título contiene imágenes y textos de especialistas en la obra de Carlos Enrique Taboada, algunas de las fotografías son inéditas, lo cual da a la edición un atractivo mayor, pues ofrece tanto a los fanáticos del género como al cinéfilo en general, nuevos aspectos sobre los filmes del realizador.

       Entre los argumentos que Carlos Enrique Taboada, conocido como El Duque del Terror,  creó como guionista destacan la serie La maldición de Nostradamus, Nostradamus y el destructor de monstruos, Nostradamus, el genio de las tinieblas, La sangre de Nostradamus y El testamento del vampiro.

       Todas esas películas fueron rodadas en 1959. Ese mismo año fue tan prolífico que además de escribir esas cuatro historias, desarrolló otra serie de cintas: Aventuras de Chucho El Roto, Captura de Chucho El Roto y La entrega de Chucho El Roto.

       Al iniciar la década de los sesenta, sus guiones adquirieron una mayor madurez, y continuó escribiendo películas sobresalientes, como la comedia de humor negro El malvado Carabel (1960), que trata de un hombre que decide convertirse en delincuente, cansado ya de que la bondad sólo le ha traído problemas y carencias.

       Además es autor de la historia de horror El espejo de la bruja (1960) dirigida por Chano Urueta. Esta última es considerada una de las cintas de terror mejor escritas.

       Como director, Carlos Enrique Taboada realizó La recta final (1964), que es su primera producción; es una película cargada de intriga y tensión. Un grupo de jokeys desean ganar una importante carrera, todos tienen motivos poderosos para obtener el triunfo a toda costa.

       A esta cinta le seguiría su célebre y tal vez la más conocida de sus películas Hasta el viento tiene miedo (1968); la película a pesar de tener un guión sencillo, logra cautivar y meter en la historia al espectador; el filme ha sido más vista por televisión que en el cine.

       A esta terrorífica pero entrañable cinta, le seguiría una igualmente cautivadora, y con esas mismas virtudes El libro de piedra (1968). La pequeña Silvia, hija de un acaudalado hombre, tiene la rara costumbre de hablar y jugar con una estatua de un niño de piedra que lee un libro, la cual se encuentra en el jardín de la mansión.

       Lo que al principio parece un juego infantil de la pequeña Silvia, se va transformando hasta convertirse en una macabra situación para su institutriz y posteriormente para todos los habitantes de la casa.

       Después vendrían Más negro que la noche, en 1975 y Veneno para las hadas, 1984, con cuales conformó la tetralogía de culto del cine terror en México.

       Luego de estas cuatros exitosas cintas tendría un receso dentro del terror gótico como se le ha calificado a estas dos producciones, el cineasta exploró otros géneros como El arte de engañar, El deseo en otoño, El negocio del odio, La fuerza inútil. En estas cuatro cintas, que son de un suspenso inquietante, los personajes están ausentes de toda carga maniquea, no existen ni buenos ni malos; los hechos se presentan como situaciones en las que los personajes sólo llevan a cabo sus actos.

       Esta exploración se complementaría con la serie de suspenso con: Rapiña de 1973, historia interpretada por Ignacio López Tarso y Germán Robles.

       En sus últimos años, Carlos Enrique Taboada escribió, dirigió y produjo algunos capítulos de la serie de televisión La telaraña (1986-1988), serie muy polémica en su época.

       El guionista y director de cine falleció el 15 de abril de 1997, en la Ciudad de México, dejando escritos y guiones del género del  terror, entre éstos Luz de muerte y Silencio de muerte

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.