Home » Desastres

Gestión Riesgos parte integral de la lucha contra la pobreza

Publicado por @Shinji_Harper el Martes, 7 Junio 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Al iniciar la Conferencia Internacional Gestión de Riesgos de Desastres en el Sector de Agua y Saneamiento los representantes del gobierno de Oaxaca, Netzahualcóyotl Salvatierra López y del Banco Mundial, Glenn Pearce-Oroz y Harold L. Bedoya, así como el representante del Gobierno Federal, Juan Carlos Cervantes coincidieron en señalar que los países en desarrollo son los más afectados por los desastres naturales y plantearon que la gestión de riesgos es una parte integral de la lucha contra la pobreza y una acción urgente.

A nombre del gobierno del Estado, el titular de la Secretaría de las Infraestructuras y el Ordenamiento Territorial Sustentable (SINFRA) indicó que los países en vías de desarrollo son los más afectados en términos relativos, ante estos eventos, pues presentan caídas más pronunciadas en el nivel de su Producto Interno Bruto, citó una investigación de Finance and Development Magazine, que reveló que entre 1996 y el 2005, los eventos naturales catastróficos ocurridos en el mundo generaron costos estimados que ascienden a 575 miles de millones de dólares.

Salvatierra López agregó que Oaxaca ha experimentado sismos y huracanes provocando un impacto importante en los servicios de agua y saneamiento, los costos que estos desastres naturales generan son atribuibles, en gran parte, al déficit de prevención y la débil capacidad de reacción de nuestras instituciones en toda la región para enfrentarlos.

En México, el sector de agua y saneamiento es uno de los mayores demandantes de recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN), que es un instrumento financiero del Sistema Nacional de Protección Civil, que tiene como finalidad apoyar a las entidades federativas de la República Mexicana, así como a las dependencias y entidades de la Administración Pública Federal, en la atención y recuperación de los efectos que produzca un fenómeno natural, agregó.

El funcionario oaxaqueño planteó la importancia de que los países obtengan información sobre los peligros naturales urbanos cuando se diseña, localiza y opera una infraestructura, creando planes de emergencia para mejorar la capacidad de respuesta. Entonces, dijo, “ciertamente los daños y pérdidas económicas serían menores y sus efectos secundarios sobre la población se reducirían notablemente”, de ahí la importancia para SINFRA de prevenir y mitigar estos daños de manera adecuada, pues tenemos la responsabilidad de tomar decisiones en esa materia.

En su momento Harold Bedoya, Gerente de Operaciones para México y Colombia del Banco Mundial, dijo que es la gente pobre la que sufre “es nuestra fauna, nuestra ecología, los que están más expuestos al cambio climático que vivimos”, un estudio del Banco Mundial publicado la semana pasada  -añadió- pronostica que “el riesgo de desastres naturales seguirá aumentado en las siguientes décadas”.

El funcionario del Banco Mundial reveló que en los últimos años se han registrado tres mil 852 desastres en el mundo, cobrando la vida de más de 780 mil personas, a un costo de más de 960 mil millones de dólares.

Harold Bedoya dijo que Latinoamérica no es la excepción, desde 1970 ha habido más desastres en esta región que en Oceanía y el Sur de Asia juntos, afectando a miles de personas. Por ejemplo, en la Ciudad de México, tres millones de personas son vulnerables a las altas temperaturas y a las lluvias extremas “lo cual es muy probable que se acentúe la posibilidad de desastres sociales y económicos en el futuro”.

Apuntó que el Banco Mundial ha estado involucrado en la recuperación pos desastres por más de 25 años, pero su asistencia ha cambiado, diseñando instrumentos específicos para atender diversos riesgos y para dar respuesta rápida a emergencias.

El Gerente de Operaciones para México y Colombia del Banco Mundial dijo que es necesario observar el diseño de planes de adaptación y reducción de riesgos, integrar políticas para la reducción del impacto del cambio climático entre los más pobres, crear estrategias anti riesgos que no van a dar resultados sino se invierten en reforzar la capacidad institucional y estructural de los proveedores de servicios básicos y medidas de adaptación y reducción de riesgos para que las inversiones sean menos costosas.

Por su parte, Juan Carlos Cervantes, director de Medio Ambiente de la unidad de Inversiones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se refirió al Programa Nacional Hídrico 2007-2012 cuyo objetivo es prevenir los riesgos derivados de fenómenos hidrometeorológicos y atender sus efectos.

Refirió que las estrategias derivan de acciones o políticas de inversión en infraestructura que derivan en acciones preventivas y emergentes. Las primeras buscan disminuir al máximo las condiciones de riesgos y vulnerabilidad a que están sujetos los centros de población y áreas productivas, frente a eventos hidrometereológicos atípicos.

El gobierno mexicano, agregó el funcionario federal, aprobó 142 programas y proyectos dentro del presupuesto de egresos de la federación para este año, el 23 por ciento están destinados a prevenir o atender riesgos, en total 33 programas a los cuales se les destinan tres mil 670 millones de pesos.

Juan Carlos Cervantes dijo que el gasto promedio por cada emergencia en México es de mil 357 millones de pesos, en tanto que los proyectos o programas preventivos requieren en promedio 529 millones de pesos.

Por último Glenn Pearce-Oroz, apuntó que el Banco Mundial tiene un brazo de conocimiento como el programa de Agua y Saneamiento que hace posible la realización de esta conferencia internacional.

Las áreas de negocios contemplan la gestión de riesgos de desastres y cambio climático destinado a ayudar a los países más pobres.

El Director Regional del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, se refirió a los objetivos de la Internacional Gestión de Riesgos de Desastres en el Sector de Agua y Saneamiento que se realiza por primera vez en el mundo, busca identificar una agenda para lograr la efectiva implementación de políticas y prácticas de gestión de riesgos de desastres en la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento en la región.

Queremos tomar el pulso de la región, compartir conocimiento técnico, establecer una ruta crítica común y considerar una red regional para el avance en la gestión de riesgos de desastres.

La Conferencia inició este martes y concluirá en próximo jueves, asisten representantes de 21 países, entre ellos Ministros y Viceministros de distintas partes del mundo.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.