Home » Libertad de Expresión

Aún sin aclararse el allanamiento a oficinas de CIMAC

Publicado por @Shinji_Harper el Martes, 14 Junio 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Luego del segundo allanamiento y robo en tres años a las instalaciones de Comunicación e Información de la Mujer, AC (CIMAC), asociación dedicada a divulgar la situación social y los derechos de las mujeres, la investigación de los hechos y la detención de quienes fueron los responsables siguen aún sin aclararse.

 

A partir de la denuncia presentada ante la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), con el registro FCH/CUH-6/T2/00948/1105, con la exigencia de que en esta ocasión los hechos no queden impunes tal y como ocurrió con la primera averiguación por allanamiento y robo a CIMAC del 28 de julio de 2008, se ha establecido un diálogo con las autoridades de la PGJDF y una mesa de trabajo que mantiene todavía la averiguación y, por tanto, el expediente abierto.

 

En este proceso se ha podido corroborar que este segundo allanamiento no proviene de ninguna banda que opere en la zona, ya que el único inmueble que ha sido asaltado en estos tres años es Balderas 86, lugar donde se encuentra ubicado nuestro domicilio.

 

Como ya señalamos en su oportunidad, el lunes 23 de mayo, después de una larga ausencia de tres días a nuestras oficinas por estar todo el personal en un taller de planeación, descubrimos que las instalaciones habían sido allanadas por segunda ocasión, razón por la cual acudimos a la autoridad competente para denunciar lo sucedido.

 

Una vez hecha la declaración fuimos enteradas que CIMAC había sido allanado la madrugada del viernes 20, que gracias a una denuncia ciudadana habían detenido a dos hombres quienes fueron puestos en libertad por no haber parte acusadora y que se habían localizado dos maletas con “equipo”.

 

Una vez que CIMAC dio a conocer a la autoridad el inventario de lo “robado” y comprobado su propiedad, las dos maletas le fueron devueltas. Lo que se logró recuperar  es una parte importante de lo robado sin embargo no es todo y aun quedan varios artículos pendientes.

 

La lógica de la autoridad era que una vez que nos devolvieran parte de lo robado se acabaría el asunto. No fue así. Las víctimas queremos justicia y una investigación hasta sus últimas consecuencias que aclare los hechos.

 

Por esta razón acudimos con la PGJDF para solicitar continuar con la investigación hasta dar con los responsables del allanamiento.

 

En una reunión las autoridades nos informaron lo siguiente: que no hay modo de responsabilizar a los dos hombres detenidos en la madrugada del 20 de mayo, pues no estaban en “flagrancia”, y que las maletas y el equipo no fue cuidado para evitar se contaminara con diversas huellas digitales, por lo que no se contaba con esa prueba fundamental en el momento de la averiguación.

 

Lo anterior quiere decir que las maletas pasaron de una mano a otra “contaminando la prueba” y no tuvieron dactiloscopia ni ellas ni el equipo que se encontraba dentro, en suma NO HAY EVIDENCIAS FIRMES –hasta ahora– para detener a los delincuentes si es que aún están aguardando en su casa a que la inmediatez de la autoridad los vuelva a detener.

 

En este encuentro también nos informaron que la carencia en la integración de la averiguación son “medidas de primaria”, a decir de la PGJDF.

 

Pese a que, desde el inicio de la denuncia, solicitamos se pidiera al Sistema de Transporte Colectivo Metro el video de la Cámara que se encuentra en la subestación eléctrica con la que avencindamos, esto no se había hecho ya que –se aseguró– que estas instalaciones No eran del Metro sino del ISSSSTE. En la reunión, el Subprocurador solicitó el video al Metro, se analizó y en un segundo encuentro se nos comunicó que no hay imágenes que puedan dar cuenta de los hechos, que la averiguación se ampliará y se harán otras diligencias.

 

Nuestras reflexiones

 

Quienes decidieron ingresar a CIMAC lo hicieron un día que coincidió con que nosotras trabajaríamos fuera de las oficinas, un viernes que además se pegaba a nuestro descanso  normal de fin de semana (sábado y domingo), lo cual aumentaba la probabilidad de que nuestra denuncia fuera tardía.

 

No fueron directamente por el equipo de cómputo, lo que se llevaron en cuanto al equipo fue mínimo, sin embargo cortaron el cable de Internet a las 1:30 AM y la denuncia ciudadana se reportó a las 4:30 AM, lo cual muestra que durante tres horas los  responsables estuvieron dentro de nuestras instalaciones, tiempo que dedicaron a remover todo lo que se encontraba en cajones, gavetas, almacenes, escritorios y archiveros.

 

De las primeras periciales hechas el día de la denuncia ministerial aún no hay resultados.

 

Hasta ahora ningún otro local aledaño a CIMAC ha sido robado, nuestras oficinas están en la misma dirección desde hace 12 años, tiempo en el cual jamás tuvimos ningún incidente hasta el 28 de julio de 2008.

 

Hace tres años, en el primer allanamiento a CIMAC, el expediente muestra que NO se hizo ninguna diligencia más después de la denuncia, sólo las primeras periciales que no arrojaron ningún dato y en tres meses nada se agregó al expediente, razón por la cual la autoridad decidió mandarlo al no ejercicio de la acción penal.

 

En este segundo allanamiento aún no se cierra la investigación, el expediente sigue abierto. Esperamos que ahora sí la autoridad de resultados, se detenga a los culpables y un acto como este no vuelva a repetirse. Por las características del trabajo que desarrolla CIMAC, no se puede descartar que sea un atentado a la libertad de expresión.  

 
 

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.