Home » Literatura

Celebran centenario de la obra “Cuestiones estéticas” de Alfonso Reyes

Publicado por @Shinji_Harper el Miércoles, 15 Junio 2011
Sin Comentarios


Heriberto BLACARTE L/Conaculta

Oaxaca, México.- Al participar en la mesa conmemorativa por el centenario de la publicación del libro Cuestiones estéticas, de Alfonso Reyes, el académico Alfonso Rangel Guerra aseguró que con este volumen se inauguró prácticamente la literatura mexicana del siglo XX.

“Recordar 100 años de un libro permite evocar cuáles eran las pasiones e intereses de su autor, en el caso esta obra, nos percatamos que sigue siendo un texto muy actual, de gran juventud, como el espíritu mismo de Alfonso Reyes”, señaló Alfonso Rangel Guerra.

El investigador y académico,  quien se desempeña como director del Centro de Estudios Humanísticos de la Universidad de Nuevo León y es considerado el mayor especialista en la obra de Alfonso Reyes, estuvo acompañado en la Capilla Alfonsina por Miguel Capistrán, historiador y estudioso de las letras mexicanas, y Alicia Reyes, nieta del escritor.

En el acto, realizado con el apoyo del Conaculta, a través de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, Alfonso Rangel Guerra refirió que este título, el cual fue escrito por Alfonso Reyes cuando tenía sólo 20 años aún es una de las lecturas más valiosas y formativas para los mexicanos interesados en el pensamiento universal.

El académico consideró que en este volumen está plasmado con gran rigor el pensamiento de su autor acerca de temas complejos y difíciles como el primer estudio de las tres Electras del teatro ateniense, por lo que el lector se pregunta cómo es posible que este personaje arquetípico se fundiera en tres versiones, a través de las obras de Sófocles, Esquilo y Eurípides.

         “En el libro, Alfonso Reyes va penetrando en lo peculiarmente característico de Electra, pero además se pregunta cuál de las tres versiones es con la que los lectores nos quedamos a través de los siglos, si la sutil y un poco tímida Electra que retrata Esquilo, la más vigorosa que nos muestra Sófocles o la que inmortalizó Eurípides y que se antoja, ante todo, absolutamente humana”, planteó Alfonso Rangel Guerra.

         Curiosamente, expuso Alfonso Rangel Guerra, la literatura occidental se quedó con la versión de la Electra escrita por Esquilo, que podría ser definida como una mujer huidiza y que se mueve entre brumas.

         “Esa Electra es una luz tenue que a veces palpita y a veces baja su luminosidad. A menudo no explicamos por qué es esta versión del personaje mítico la que escogió Reyes, y curiosamente en Cuestiones estéticas, aquel joven de 20 años nos manifiesta en qué consiste la tragedia griega, explicando que el teatro antiguo se inclinaba por lo humano, porque ante todo intentaba retratar su condición en este mundo”.

         No obstante, advirtió el académico, Alfonso Reyes nos dice en esta obra que la tragedia griega no revela la condición humana, sino por el contrario nos hace partícipes de una condición universal.

         “Reyes decía que para entender  la tragedia griega debemos comprender la profundidad de lo que se nos cuenta, no se trata de historias de flaquezas humanas, dice, sino que es una cuestión genéricamente abierta que nos retrata como especie a través del tiempo y las generaciones”, reflexionó Alfonso Rangel Guerra.

         Estimó que este libro representa un anticipo de los temas de autores en los que Alfonso Reyes va a volcarse durante 50 años de vida de escritor y que abarca no solamente la cultura griega, sino también se ocupó de Goethe y de Góngora, anticipándose por muchos años a la generación de 1927.

         “Fue uno de los primeros autores de lengua española en afirmar que la obra de Góngora no era oscura, sino por el contrario, era luminosa como el día y maravillosamente bella. Para él, todo Góngora es vitalmente vivo y sugestivamente brillante”.

         Recordó que Alfonso Reyes afirmaba que la obra de Góngora estuvo durante muchos años oscurecida por una crítica injusta que provenía del siglo XVIII, donde la visión de la poesía era muy diferente y a menudo marginaba autores de gran valía.

         Alfonso Rangel Guerra destacó que todos estos textos se encuentran en la primera parte de Cuestiones estéticas, sin embargo existe una segunda edición en la que Alfonso Reyes realiza ensayos teóricos y conceptuales.

         “En uno de ellos aborda un tema muy interesante, el que se refiere al espíritu de la biblioteca con el lector, fenómeno, dice, en el que se llega a concebir un diálogo similar al que realizan los amigos. Este tipo de ensayos nunca se habían realizado en la literatura mexicana y por ello Cuestiones estéticas continúa siendo un libro permanentemente abierto por los lectores actuales y seguramente para los del futuro”, concluyó Alfonso Rangel Guerra.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.