Home » Cultura

El “Movimiento Alterado” incita a la violencia: expertos

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 20 junio 2011
Sin Comentarios


Notimex
 
Oaxaca.- Una reciente corriente cultural que utiliza elementos de violencia, armas, drogas, alcohol y muerte, cuyo origen está en Los Ángeles, ha comenzado a cruzar la frontera norte de México. Se le conoce ‘enfermedad masiva’ o ‘movimiento alterado’.

Corridos con temas explosivos, que hablan de muerte, de enfrentamientos y guerras, cuyos personajes principales son narcotraficantes reales, así como sus descendientes, han invadido las redes sociales, utilizadas por la clase hispana de Estados Unidos, al tiempo que surgen blogs, tiendas en línea y chats a través de los que se difunde esa contracultura.

Se trata de grupos musicales que describen hazañas, combates, pasajes violentos de sicarios que defienden a sus patrones, a capos mexicanos y a personas que matan e incluso describen en sus canciones la sensación de ‘mancharse las manos de sangre’.

De acuerdo con especialistas, las temáticas que se conocieron hace 30 ó 40 años como ‘Camelia la texana’, ‘Pacas de a kilo’, o ‘El jefe de jefes’, son hoy canciones light o ‘muy fresas’, pues los narcocorridos ahora son agresivos, incitantes a la violencia, que se constituyen en verdaderas invitaciones a delinquir.

El lenguaje crudo, explícito, violento y combativo, es un elemento, que ‘ha subido el tono y el volumen de los corridos, de las canciones y de una cultura que podría ser riesgosa para los jóvenes mexicanos que en su país no encuentran oportunidades y observan el éxito de aquellos criminales que lucen mujeres bellas, autos de lujo, joyas y riquezas en general’.

Así lo considera Ernesto Soto Páez, investigador de las culturas populares, quien sostuvo que las nuevas expresiones de corridos dentro del género de la ‘enfermedad masiva’ y el ‘movimiento alterado’, sí se pueden considerar casos de apología del delito, sin que dejen de ser expresiones populares.

Dijo que anteriormente, canciones como las de Los Tigres del Norte, que fueron los precursores de los llamados narcocorridos, a principios de los años 70, hablaban y contaban la historia del personaje para que se conociera, para que se divulgara, pero hoy se invita, se habla en primera persona de la violencia, de que el enemigo debe derramar su sangre en la calle.

La periodista, investigadora y especialista en el tema de ‘enfermedad masiva’, Sara Eva Pérez, quien vive en Los Angeles, asegura que éste género es una corriente cultural y musical que surge precisamente en esa ciudad, con intérpretes y exponentes que prácticamente todos son hijos de mexicanos en segunda y tercera generación.

Señaló que los términos de ‘corrido enfermo’ y ‘corrido alterado’ no son lo mismo, pero ‘ambos representan un estilo o un género musical que está dando mucho de qué hablar en los últimos meses, sobre todo en algunos estados de la Unión Americana’.

En el ámbito musical, el significado de estas palabras tiene relación directa con lo que sucede en el diario acontecer y señala que es una evolución de los corridos mexicanos.

La especialista aseguró que desde mediados de 2009 fue cuando comenzaron a surgir estos movimientos que se han convertido en verdaderas corrientes musicales y que son el reflejo del sentir de jóvenes entre 20 y 25 años que han decidido participar en este género que hoy es muy demandado por la población hispana en Estados Unidos y que ha ingresado por el norte de México.

La académica Artemisa Margarita Reyes Gallegos, maestra de la Escuela Nacional de Música de la UNAM, defiende la figura tradicional del corrido mexicano y considera que las canciones de las nuevas corrientes como el ‘movimiento alterado’ y la ‘enfermedad masiva’, no pueden considerarse corridos mexicanos.

En primer lugar, señala, porque si bien hablan de personajes de este lado de la frontera, se les ve y se les describe con una visión distinta, con la visión de los ciudadanos méxico americanos, que al paso de los años y por la influencia de su forma de vida, han cambiado su visión.

Además, el corrido mexicano tiene una estructura literaria y musical que se compone de un saludo, una descripción de lo que se va a narrar o del protagonista, el desarrollo de la hazaña o el pasaje de la historia, un mensaje didáctico, que enseña de la experiencia ajena y una despedida.

Al hacer un análisis de ese género musical, señala la académica que los llamados narcocorridos sí son narrativos, pero solamente algunos de ellos tienen algunos de los elementos de la estructura del corrido mexicano, pero no se les puede considerar dentro de ese género del corrido.

Ambas corrientes que florecen en el sur de California, en Chicago y en algunas partes del centro de la Unión Americana, así como en la zona de Nueva York, han comenzado a levantar ámpula entre los sectores oficiales de México.

A los llamados corridos ‘alterados’ o ‘enfermos’, se les ha tratado de limitar por considerarlos apología del delito

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.