Home » Cultura

Despertar conciencias, compromiso del documental: Goldovskaya

Publicado por @Shinji_Harper el Sábado, 25 Junio 2011
Sin Comentarios


Javier RODRÍGUEZ A/Conaculta

Oaxaca, México.- A Marina Goldovskaya le tocó vivir dos eras en la ex Unión Soviética, primero el régimen del socialismo de Estados y luego el profundo proceso de cambio social de la Perestroika; el cine, en ese contexto, se ofreció como la mejor manera de dar cuenta de estos cambios.

En ocasión del ciclo que Conaculta Cine, a través de la Cineteca Nacional, ha organizado con la filmografía de Marina Goldovskaya, la documentalista rusa ofreció una charla en la sede de la Casa de la Universidad de California en México.

La cineasta refirió que durante los años de cambio que atravesó su país, ella tuvo la fortuna de estar en los lugares adecuados para desarrollar una serie de documentales que en conjunto son un reflejo y crítica al sistema soviético.

“En esos años, a finales de los ochenta y principios de los noventa, con Mijail Gorbachov al frente del gobierno, era común ver en el campo a personas con serios problemas económicos, que estaban dispuestos a contar sus vidas, con el fin de que se supiera lo que ocurría.

         “A mí también me interesó contar esas historias porque mi propia familia pertenecía a esa población; el gobierno en ese entonces apoyaba al cine de manera contundente, sin importar la crítica al sistema, así que con recursos de ellos realicé mis primeras películas”, narró Marina Goldovskaya.

         La aguda mirada de la directora sirvió primero para ejercer una dura crítica al gobierno soviético y su falta de equidad para con la población, algo que la cineasta pensó que sería suficiente como para que le impidieran seguir filmando.

         Reconoció que al principio no planeaba sus documentales, simplemente se dedicaba a buscar a los personajes y las situaciones que le parecían adecuadas al tema de interés.

         “Creo que la clave para que un documental sea atractivo tanto para el público como para los inversionistas es encontrar personajes reales, con historias atractivas, que reflejan lo que ocurre en una sociedad”, consideró Marina Goldovskaya.

         “Mi trabajo es reconocido en todo el mundo –agregó– pero la verdad es que, sin haber hallado a las personas que aparecen en mis películas creo que eso nunca habría ocurrido. En mis clases en la Escuela de Cine y Televisión en Los Ángeles, les digo eso a mis alumnos, que encuentren a personajes icónicos de su sociedad”.

         Un campesino de Arkhangelsk, premiado como Mejor Documental en 1986 en Moscú, se proyectará por primera ocasión en México.

         La cinta trata acerca de la lucha de un hombre que desafió la colectivización forzosa del campo en la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en los treinta del siglo XX.

         Este hombre sencillo de Arkhangelsk, Nikolai Semenovich Sivkov, se propuso modernizar la granja de su padre mediante el uso de la tecnología moderna, pero tuvo que enfrentarse a las granjas colectivas circunvecinas y a la crítica de los líderes del Partido Comunista.

         “Luego estuve en el proceso de cambio de la Perestroika y ahí sí, comencé a planear cómo hacer mi trabajo; tuve la suerte de estar en la Plaza Roja de Moscú, donde miles de personas se reunieron para entonar cantos, algo inédito en Rusia.

         “De nueva cuenta fueron los personajes quienes hicieron posible que mi trabajo destacara; en este caso, con una cámara no profesional, logré reunir 6 mil horas, de las cuales han surgido 15 documentales, en los que las personas hablan acerca de cómo vivieron este cambio social”.

En la Cineteca Nacional se presentarán las películas Solovki Power (1987), primera película soviética en tratar el tema de los gulags, que incluye entrevistas a sobrevivientes de los campo de trabajos forzados.

El espejo roto (1992) que presenta escenas de la boda de la propia Goldovskaya, así como de la muerte de su madre para plasmar los retos y oportunidades de los rusos en los años noventa.

“Lo que busco en mi trabajo son personajes sencillos, aunque sean famosos, porque son ellos los que me permiten hablar del contexto en que viven, amoldar la realidad particular a la general, y así señalar las consecuencias en la vida cotidiana.

“Lo que nos pasa a diario, y es algo que se repite en todo el mundo, es consecuencia de las políticas sociales y económicas; si como cineastas logramos capturar la visión de las personas, entonces lograremos tener un documental acertado, con una lectura amplia del contexto del que hablamos”, expuso Marina Goldovskaya.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.