Home » Patrimonio Cultural

Monte Albán en Arqueología Mexicana sobre patrimonio mundial de la UNESCO

Publicado por @Shinji_Harper el Viernes, 1 Julio 2011
Sin Comentarios


Ricardo ESTRADA R/Conaculta

Oaxaca, México.- La revista Arqueología Mexicana que coeditan Conaculta y la Editorial Raíces dedica su número especial 39 a los sitios históricos y expresiones culturales de México inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO).  

     A manera de introducción se presenta una breve historia de la Convención sobre el Patrimonio Mundial. La UNESCO, fundada en 1945, se abocó originalmente a orientar a los pueblos, entre otras cosas, a la conservación de sus recursos naturales y sus valores culturales

Foto: INAH

En 1959, la UNESCO decidió lanzar una campaña de protección de los tesoros de la antigua civilización egipcia, tras la decisión del gobierno de construir una presa que inundaría los templos de Abu Simbel y Filae, la solicitud propuso el levantamiento de los monumentos y su traslado a un lugar más alto. La campaña fue apoyada por varios países, quienes donaron cerca de 80 millones de dólares.

     El éxito de esta campaña demostró la importancia de conservar los sitios culturales excepcionales a través de la responsabilidad compartida entre las naciones. Más adelante, en 1965, durante una conferencia internacional llevada a cabo en Washington, se impulsó la idea de combinar la conservación de los sitios culturales con los naturales mediante la creación de la Fundación del Patrimonio Mundial; finalmente en 1972,  la Conferencia General de la UNESCO aprobó la Convención sobre la Protección del Patrimonio Mundial, Cultural y Natural.

     El patrimonio cultural de un país no sólo hace referencia a los monumentos, lugares o expresiones materiales del arte, sino también a las tradiciones o expresiones vivas, como: tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo.

     En este número especial de Arqueología Mexicana se encuentra un listado de 34 entradas asociadas a bienes naturales y culturales, a pesar de que en la Lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO sólo se encuentran 31, la revista hace una mención especial por separado del Templo Mayor, Xochimilco y Monte Albán.

     Forman parte de la lista las Pinturas rupestres de Sierra de San Francisco en Baja California Sur, localizadas en la reserva de El Vizcaíno; las pinturas abarcan un amplio periodo que va de por lo menos 1100 a. C. a 1300 d. C., y el lugar fue inscrito en 1993 en la categoría de arte rupestre.

     En el mismo estado se ubica el Santuario de ballenas de El Vizcaíno, que comprende las lagunas costeras de Ojo de Liebre y San Ignacio, cuyos ecosistemas tienen las condiciones ideales para la reproducción e hibernación de especies como la ballena gris, la foca de piel moreteada, el león marino de California, el elefante marino del norte y la ballena azul. Conserva a cerca de 20 especies en peligro de extinción, el año en que se inscribió el lugar fue en 1993, con el criterio de hábitat natural representativo e importante para la conservación.

     En ese mismo año fue inscrita Zacatecas, en la categoría de  ciudad histórica, fundada en 1546 con el descubrimiento de plata en San Bernabé, fue uno de los principales pueblos mineros de la Nueva España y un importante centro para la colonización y la evangelización.

     Como una de las ciudades más antiguas en la conquista de España, Guanajuato y minas adyacentes, fue inscrita en 1988 como ciudad histórica a partir del ejemplo arquitectónico y tradicional que desarrolló a partir de 1546 al ser el asentamiento minero más importante del Nuevo Mundo. Durante esa época se construyeron la mayoría de los templos de la ciudad, así como túneles, presas, haciendas e instalaciones mineras.

     En el estado de Michoacán los visitantes pueden deleitarse con la majestuosidad de su capital, Morelia,  considerada ciudad histórica por la UNESCO  desde 1991. En esa misma entidad se encuentra la Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, inscrita desde 2008 pero conocida desde hace mucho como un bien natural que permite la llegada de un billón  de mariposas monarca.

     Una categoría bastante particular dentro de este listado es la de itinerario cultural, ubicado en este rubro el Camino Real de Tierra Adentro fue inscrito a penas el año pasado. Fue la ruta principal de comunicación  entre el centro del país y las regiones del norte, comprende cinco poblaciones ya inscritas en la Lista de Patrimonio Mundial y otros 55 puntos como: haciendas, pueblos, cementerios, minas, templos y capillas.

     Teotihuacan, localizada en el Estado de México, es  una de una de las ciudades antiguas de mayor relevancia no sólo en México, sino del mundo. Considerada una obra maestra de genio creativo humano, testimonio único sobre una tradición cultural, asociada con acontecimientos o tradiciones de importancia universal excepcional, está categorizada dentro de la lista de la UNESCO como zona arqueológica y fue inscrita en 1987.

     En tanto, el Distrito Federal alberga el Centro Histórico de la Ciudad de México en la categoría de ciudad histórica, fue fundada en 1521 y desde entonces es la más importante del país. 

     Actualmente es considerada como una maravilla del mundo, Chichén Itzá en Yucatán, ingresó en 1988 a la lista de Patrimonio Mundial como zona arqueológica. La ciudad estaba ubicada en una red de grupos arquitectónicos comunicados por caminos, y a pesar de que fue la capital de la región los habitantes la abandonaron paulatinamente; actualmente es testigo del alto nivel de desarrollo que alcanzó la civilización maya. 

     Las fiestas indígenas dedicadas a los muertos llevadas a cabo por comunidades en todo México, conmemoran el retorno temporal de parientes y seres queridos, tienen lugar en el mes de noviembre, una época que también marca el término del ciclo de cultivo del maíz. Son consideradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y fueron inscritas en el año de 2008.   

     Para conocer el listado completo consulte la edición especial de la revista Arqueología Mexicana titulada, México en la lista del patrimonio mundial de la UNESCO

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.