Home » Cultura

Francisco Toledo toda una vida de dar sin recibir

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 17 julio 2011
Sin Comentarios


 

Lilia TORRENTERA G.

Oaxaca, México.-  Con el cansancio a cuestas por la indiferencia hacia la cultura tanto del gobierno como de la propia sociedad oaxaqueña,  es como el pintor Francisco Toledo celebra su 71 aniversario,  este domingo 17 de julio.

En la intimidad de su hogar y en familia, es como Toledo ha preferido pasar su cumpleaños, alejado de la felicitación momentánea de la clase política aunque no así de los amigos y de quienes trabajan a su lado.

Foto: www-50mm.mx

A pesar de las contingencias de salud que le aquejan, Toledo no ha perdido aún, el entusiasmo en fortalecer a cada una de las instituciones culturales que ha fundado, libros para la Biblioteca del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), discos para la Fonoteca “Eduardo Mata”, o adquisiciones de obras ya sea para el Centro Fotográfico “Manuel Álvarez Bravo” o para  enriquecer  el acervo de la colección “José F Gómez”.

Apenas hace unos meses, se quitó el peso económico de comprar películas al decidir el cierre del Cine Club El Pochote, que obedeció principalmente a la poca afluencia de público para disfrutar  y conocer más sobre el cine de arte.

Tampoco no hay día en que al IAGO, no lleguen grandes paquetes enviados por las más importantes librerías de la ciudad de México para llenar cada hueco de los estantes dividido en los más diversos temas del arte y todo ello a cuenta de las finanzas personales del artista.

Aunque a veces se “truena los dedos” porque el dinero escasea, y la nómina de trabajadores, la luz, teléfono, se debe pagar, Toledo se da tiempo para trabajar  y sacar  los gastos.

Pues además de su pintura, cotizada en el mercado del arte, Francisco Toledo imagina y hace realidad cuanto proyecto artístico que pueda significar ingresos, no para él, sino para mantener  a  sus instituciones.

De ahí que trabaje en el diseño de mosaicos, papalotes y ahora en la bisutería de papel y cartón  pasando por su mente también el de diseñar muebles.

A pesar de que existe un convenio con el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA) para financiar parte de las actividades que se realizan en  los centros culturales creados por Toledo, el enredo de la tramitología y los recortes presupuestales, se recienten año con año.

A pesar de ello, Toledo se niega a recurrir  a los donativos monetarios por  los servicios culturales que se prestan tanto en el IAGO como en el CFMAB.

“Si así que son gratuitos la gente no viene, menos lo harán si les cobro, además Oaxaca es muy pobre”  nos dijo alguna vez.

Es tal su animadversión a compartir la carga financiera que muchas veces lo agobia, que incluso ordenó “bajar”  los precios a la carta de la cafetería del IAGO al argumentar que no se está compitiendo con el Itallian Coffe, El Terranova o el Bar Jardín para “ver quien vende más caro”.

Se podría decir que en los últimos 30 años de su vida, Toledo, cotidianamente está maquinando que  nuevos proyectos emprender  o a quien ayudar.

Ello, contrasta con la indiferencia de quienes lo ven caminar por las calles y que pareciera olvidar todo el legado entregado, no solo como el artista vivo más importante de México, sino como un inigualable promotor cultural, luchador social y activista por el medio ambiente.

Los archivos de ProOax que guardan la lucha de Toledo

Se olvida también que como defensor de las causas justas –cientos o quizás miles, baste ver el archivo  del Patronato Pro Defensa-Natural y Cultural de Oaxaca (PRO-OAX)- le han valido la repulsa de gobernadores, políticos o de quienes se han visto afectados en sus intereses.

A pesar de ello, Francisco Toledo, con su característico jaloneo de cabellos cuando está al borde de un “ataque de nervios”,  siempre encuentra la forma de esquivar  su desencantó por todo por lo que pasa en Oaxaca y de pronto recupera el entusiasmo y va de nuevo:

Toma el teléfono para atender  funcionarios, gestiona recursos y  grandes exposiciones, organizar conferencias con artistas,  escritores, poetas; ofrece audiencias públicas en el patio del IAGO, lee periódicos y libros, atiende consultas de usuarios, supervisa el manejo de los alimentos de la cafetería; acepta invitaciones a desayunos, comidas o cenas, se reúne con líderes organizaciones o  políticos de todos los partidos, da entrevistas para diarios, radio o televisión, realiza proyectos artísticos en el Centro de las Artes de San Agustín, checa  estados financieros, expide cheques, va al doctor, expone en diferentes países, visita la ciudad de México, compra libros, etcétera, etcétera…

Por todo eso, un año más de vida de Francisco Toledo, son 365 días  de oportunidad para disfrutar los mundos de arte y cultura que nos acerca su genio y generosidad. Feliz cumpleaños Maestro.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.