Home » Cultura

El filme “Miss Bala” prueba suerte en México

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 5 septiembre 2011
Sin Comentarios


 

Oaxaca, México.- Como una cinta que no añade glamour al mundo de los criminales y que intenta plantear el fenómeno de la violencia desde otros ángulos, definió Gerardo Naranjo a Miss Bala, producción con la que regresa a las pantallas mexicanas el próximo 9 septiembre, después de más de tres años de trabajo e investigación.

Posterior a la función para los medios de comunicación, el director ofreció una conferencia, acompañado por los protagonistas de la película, Stephanie Sigman y Noé Hernández, y el productor Pablo Cruz.

Miss Bala será estrenada con 60 copias y fue producida por Canana Films, con el apoyo del Conaculta, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine).

        Gerardo Naranjo dijo que desde un principio se planteó no ir por el camino fácil al desarrollar  la temática de esta cinta, que aborda la historia de una reina de belleza apadrinada por narcotraficantes.

        “Todo comenzó cuando leí en los periódicos la noticia verídica de una bella chica, ex reina de belleza, que había tenido una cercana relación con criminales, de inmediato me pregunté sobre lo que lleva a dos seres pertenecientes a mundos tan disímbolos a unirse en una relación, de ahí surgió el primer borrador del guión”.

        No obstante ser una película que aborda temas sensibles para el país, el director afirmó que el público no encontrará ni una sola imagen de droga ni de violencia explícita.

        “A eso me refiero con no irme por el camino fácil, quería ante todo retratar el miedo que significa convivir con tales personas, descartando escenas de una crueldad extrema, eso hubiera sido lo obvio, y existe en el cine mexicano una mala tendencia a repetir fórmulas que ya funcionaron con anterioridad”.

        A tres años del inicio del proyecto, Naranjo director de cintas como Drama/Mex o Voy a explotar,  confesó haberse sentido en ocasiones saturado de la manera como los medios de comunicación abordaban el tema del narcotráfico e incluso de las temáticas de muchas cintas y series de televisión.

“Me sentía muy indignado de la manera tan simplista como se aborda este fenómeno, retratando a menudo al padre de familia pobre que tiene circunstancias desesperadas, como un hijo enfermo, y que se mete al narco para cambiar su vida, ganando grandes cantidades de dinero”.

        En este sentido, mencionó que el análisis detallado, tanto del momento que vive la sociedad mexicana como de la psicología de los criminales lo llevaron a plantear una historia más vinculada con las motivaciones humanas.

        “Hay millones de mexicanos que tienen también circunstancias desesperadas, pero que no escogen el crimen, y que incluso se resisten a las proposiciones de los carteles, por ello en ningún momento de la cinta se justifica a los criminales con el consabido cliché de: no tenían otra opción”.

        Recordó que durante el rodaje de la película comprendió la manera como los mexicanos hemos aceptado la violencia en todo el país, utilizando menudo el recurso de la cámara escondida.

        “Rodamos en Tijuana y en Aguascalientes donde tuvimos bastante protección por parte de los cuerpos policiacos. Para una escena colocamos una cámara escondida en la calle, y los actores vestidos con toda la facha de criminales, bajaron con metralletas de una camioneta, queríamos captar las reacciones de la gente, pero sorprendentemente nadie nos hizo caso, esa clase de escenas parecieran ya normales en la vida real”.

        Después de su paso por el Festival Internacional de Cine de Cannes donde tuvo dos funciones fuera de concurso, Naranjo presentará la cinta de forma paralela a su estreno en el festival de Toronto el próximo 9 de septiembre.

        “Ha sido curiosa la manera de promocionar esta película en el extranjero, en Estados Unidos, por ejemplo, muchas personas creen que se trata de una historia de ficción, y debemos explicarles que retrata mucho de la realidad que se está viviendo en México, y que los personajes que aparecen en la cinta, son los que nos encontramos a menudo comiendo junto a nosotros en las taquerías”.

        Por su parte, Stephanie Sigman, a quien el director conoció en un anuncio de shampoo, dijo que tuvo que prepararse especialmente para personificar a una reina de belleza que desea cumplir su sueño a cualquier precio.

        “Antes de cada escena no hablaba con nadie y trataba de imaginar las motivaciones de mi personaje a un nivel muy profundo, para mí fue clave en este primer trabajo la guía de Gerardo y la manera como me encausó en cada etapa”.

        En su momento, el actor Noé Hernández dijo que personificar un capo del narcotráfico lo hizo entender de forma más amplia la psicología que lleva un ser humano enredarse con el mundo del crimen.

        “Hay muchas motivaciones que marca a estas personas, sin embargo como nos explicó Gerardo, el glamour en el crimen sólo se ve en las películas, pues en realidad son personas que viven con mucho miedo, con mucha paranoia y que desconfían de absolutamente todos a su alrededor”.

        Finalmente, el productor Pablo Cruz, dijo que en sus dos funciones en el Festival de Cannes la cinta obtuvo muy buenas críticas por parte del público

        “Al parecer se ha corrido la voz, porque ya hemos vendido copias en Inglaterra, España, Francia, Turquía, Bélgica y Holanda, nos interesa también abundar sobre su proceso de realización y por ello vamos a ofrecer pláticas este martes y miércoles, por parte de Canana, con alumnos del ITAM y de la Universidad Iberoamericana, con la presencia  de Diego Luna y Gael García”, concluyó

Como una cinta que no añade glamour al mundo de los criminales y que intenta plantear el fenómeno de la violencia desde otros ángulos, definió Gerardo Naranjo a Miss Bala, producción con la que regresa a las pantallas mexicanas el próximo 9 septiembre, después de más de tres años de trabajo e investigación.

Posterior a la función para los medios de comunicación, el director ofreció una conferencia, acompañado por los protagonistas de la película, Stephanie Sigman y Noé Hernández, y el productor Pablo Cruz.

Miss Bala será estrenada con 60 copias y fue producida por Canana Films, con el apoyo del Conaculta, a través del Instituto Mexicano de Cinematografía y el Fondo de Inversión y Estímulos al Cine (Fidecine).

        Gerardo Naranjo dijo que desde un principio se planteó no ir por el camino fácil al desarrollar  la temática de esta cinta, que aborda la historia de una reina de belleza apadrinada por narcotraficantes.

        “Todo comenzó cuando leí en los periódicos la noticia verídica de una bella chica, ex reina de belleza, que había tenido una cercana relación con criminales, de inmediato me pregunté sobre lo que lleva a dos seres pertenecientes a mundos tan disímbolos a unirse en una relación, de ahí surgió el primer borrador del guión”.

        No obstante ser una película que aborda temas sensibles para el país, el director afirmó que el público no encontrará ni una sola imagen de droga ni de violencia explícita.

        “A eso me refiero con no irme por el camino fácil, quería ante todo retratar el miedo que significa convivir con tales personas, descartando escenas de una crueldad extrema, eso hubiera sido lo obvio, y existe en el cine mexicano una mala tendencia a repetir fórmulas que ya funcionaron con anterioridad”.

        A tres años del inicio del proyecto, Naranjo director de cintas como Drama/Mex o Voy a explotar,  confesó haberse sentido en ocasiones saturado de la manera como los medios de comunicación abordaban el tema del narcotráfico e incluso de las temáticas de muchas cintas y series de televisión.

        “Me sentía muy indignado de la manera tan simplista como se aborda este fenómeno, retratando a menudo al padre de familia pobre que tiene circunstancias desesperadas, como un hijo enfermo, y que se mete al narco para cambiar su vida, ganando grandes cantidades de dinero”.

        En este sentido, mencionó que el análisis detallado, tanto del momento que vive la sociedad mexicana como de la psicología de los criminales lo llevaron a plantear una historia más vinculada con las motivaciones humanas.

        “Hay millones de mexicanos que tienen también circunstancias desesperadas, pero que no escogen el crimen, y que incluso se resisten a las proposiciones de los carteles, por ello en ningún momento de la cinta se justifica a los criminales con el consabido cliché de: no tenían otra opción”.

        Recordó que durante el rodaje de la película comprendió la manera como los mexicanos hemos aceptado la violencia en todo el país, utilizando menudo el recurso de la cámara escondida.

        “Rodamos en Tijuana y en Aguascalientes donde tuvimos bastante protección por parte de los cuerpos policiacos. Para una escena colocamos una cámara escondida en la calle, y los actores vestidos con toda la facha de criminales, bajaron con metralletas de una camioneta, queríamos captar las reacciones de la gente, pero sorprendentemente nadie nos hizo caso, esa clase de escenas parecieran ya normales en la vida real”.

        Después de su paso por el Festival Internacional de Cine de Cannes donde tuvo dos funciones fuera de concurso, Naranjo presentará la cinta de forma paralela a su estreno en el festival de Toronto el próximo 9 de septiembre.

        “Ha sido curiosa la manera de promocionar esta película en el extranjero, en Estados Unidos, por ejemplo, muchas personas creen que se trata de una historia de ficción, y debemos explicarles que retrata mucho de la realidad que se está viviendo en México, y que los personajes que aparecen en la cinta, son los que nos encontramos a menudo comiendo junto a nosotros en las taquerías”.

        Por su parte, Stephanie Sigman, a quien el director conoció en un anuncio de shampoo, dijo que tuvo que prepararse especialmente para personificar a una reina de belleza que desea cumplir su sueño a cualquier precio.

        “Antes de cada escena no hablaba con nadie y trataba de imaginar las motivaciones de mi personaje a un nivel muy profundo, para mí fue clave en este primer trabajo la guía de Gerardo y la manera como me encausó en cada etapa”.

        En su momento, el actor Noé Hernández dijo que personificar un capo del narcotráfico lo hizo entender de forma más amplia la psicología que lleva un ser humano enredarse con el mundo del crimen.

        “Hay muchas motivaciones que marca a estas personas, sin embargo como nos explicó Gerardo, el glamour en el crimen sólo se ve en las películas, pues en realidad son personas que viven con mucho miedo, con mucha paranoia y que desconfían de absolutamente todos a su alrededor”.

        Finalmente, el productor Pablo Cruz, dijo que en sus dos funciones en el Festival de Cannes la cinta obtuvo muy buenas críticas por parte del público

        “Al parecer se ha corrido la voz, porque ya hemos vendido copias en Inglaterra, España, Francia, Turquía, Bélgica y Holanda, nos interesa también abundar sobre su proceso de realización y por ello vamos a ofrecer pláticas este martes y miércoles, por parte de Canana, con alumnos del ITAM y de la Universidad Iberoamericana, con la presencia  de Diego Luna y Gael García”, concluyó

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.