Home » Cultura

Museos son empresas culturales rentables con impacto social:Silvia Singer

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 8 septiembre 2011
Sin Comentarios


 

Oaxaca, México.- Ofrecer servicios de calidad, tener transparencia en sus finanzas y trabajar de la manera más eficiente, son las claves para lograr que un museo pueda convertirse en una empresa cultural rentable, con impacto social positivo.

Así lo aseguró Silvia Singer al presentar su ponencia el pasado 6 de septiembre en el marco del Foro de Economía y Cultura que se realiza en el Museo Interactivo de Economía.

El titulo de su ponencia fue “El MIDE, un modelo de gestión e innovación en el contexto de los museos mexicanos”, en ella Singer destacó que desde la creación de este recinto se ha procurado establecer vínculos con los habitantes de la zona donde se ubica.

El MIDE fue inaugurado en 2002, en un edificio colonial que se encuentra en la calle de Tacuba 17, colonia Centro. Es un recinto independiente que funciona con recursos propios. Su acervo cuenta con una serie de dispositivos interactivos con los cuales el visitante puede encontrar un amplio recorrido por la historia de la humanidad y la relación que siempre ha existido entre cultura y economía.

        Singer explicó que la museografía del MIDE muestra cómo el hombre ha desarrollado las más diversas manifestaciones artísticas en concordancia, o como resultado de la situación económica del contexto en que surgieron dichas propuestas.

        “Es decir, la economía está presente en nuestras vidas a todos los niveles, por lo que el ámbito cultural no podía ser excluido; en nuestra época considero que los museos pueden y deben ser vistos como empresas culturales.

        “Hace unos años cuando este proyecto comenzó, y aún ahora, cuando menciono en una misma frase cultura y empresa, o economía, me critican severamente, como si dijera una ofensa, pero estoy convencida de que no es así”.

        Singer consideró que en México los creadores están acostumbrados a pedir una beca para desarrollar sus proyectos, y que en general la gente espera que sea el gobierno el encargado de financiar proyectos en artísticos.

        Señaló que si bien la administración pública debe generar las condiciones necesarias para que se desarrolle en las mejores condiciones, a los artistas les corresponde aportar proyectos que generen un beneficio social importante.

        “No es una crítica ni quiero sonar como que he descubierto ‘el hilo negro’, pero el esquema con que funciona el MIDE le ha permitido mantener su independencia económica, al tiempo de generar beneficios en varios aspectos.

        “Estos van desde los económicos, al pagar nuestros impuestos, hasta el conocimiento que difundimos con las exhibiciones con que contamos que buscan provocar algo muy sencillo, que el público se interese en un tema específico”.

        Para lograrlo, Singer se volvió a referir a los elementos que considera claves para que un museo sea una empresa cultural, y detalló que para lograr un acervo de calidad han contado con la participación de especialistas en cada tema.

        Para la transparencia en sus finanzas el MIDE se ajusta a un estricto programa presupuestal que le permite tanto generar empleos fijos, eventuales u ocasiones, así como pagar los impuestos que la propia existencia del museo implica.

        Esto implica “desde pagar el predial hasta comprar artículos de papelería o de equipo para montar una muestra, permanente o temporal; además de que desarrollamos nuestra trabajo con la más alta calidad, según los parámetros establecidos por este tipo de recintos en nuestro país”.

        En ese sentido, dijo que ofrecer al público una muestra atractiva y actual hace que el visitante regrese y el museo se convierta en un referente en su vida cotidiana, como parte de sus estudios o bien como opción de entretenimiento.

        Otro aspecto importante es compartir la experiencia propia con otros museos o personas interesadas en el tema. Aprendiendo de aciertos y errores se puede que un museo cambie la vida de una comunidad.

        “Un ejemplo claro es el Guggenheim de Bilbao, España, que se encuentra en una comunidad que antes de su llegada tenía problemas muy serios de desempleo. Gracias a ese recinto se logró superar esa situación, así que es una manera de comprobar el alcance de este recintos en una sociedad”.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.