Home » Legislativo

Pide Margarita Garcia castigar a ex funcionarios de Ruiz Ortiz

Publicado por @Shinji_Harper el viernes, 9 septiembre 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- La justicia es la constante perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho: para ser justos, necesitamos darle a cada uno lo que merece, y en ese sentido, no es justicia concederle un amparo, a un personaje miserable que lucro y robo el dinero destinado al fin más noble de la sociedad: la educación.

Cándido Coheto Martínez y Cipriano Flores Cruz que bien puedo definirlos como  políticos mercenarios, formados sobre la constitución de grupos violentos y que obedece según sea la paga, son hombres nefastos que lucraron con el dinero destinado a la educación, y que sin duda son la vergüenza de la gente noble y honesta.

Hoy nos sorprende la noticia que se ha concedido un amparo a los flamantes políticos que utilizaron las instituciones educativas para medrar y enriquecerse escandalosamente, tal hecho no tiene calificativo alguno.

Debería darles vergüenza buscar la protección de la justicia a través de un amparo; si en verdad tuvieran un poquito de dignidad debería someterse a la acción de la justicia y no solo de la justicia jurídica, sino de la justicia social, de la que segura estoy personajes traidores de la confianza del pueblo y de las instituciones serán sujetos de un juicio histórico. Personas como cándido Coheto, pagaran una sentencia toda su vida que habrá de ser el repudio de los oaxaqueños y oaxaqueñas.

Politiqueros de la calidad de Coheto Martínez, que buscan reconocimientos de Instituciones “patito” para obtener títulos honoris causa que en nada fomentan el reconocimiento expreso de la sociedad, deben ser castigados. Ahora entendemos también por qué Cándido, mandaba a hacer zapatos especiales hasta Naolinco (Veracruz) pues mientras jóvenes no podían comprarse unos modestos zapatos en la central de abastos éste ladrón de cuello blanco malversaba los fondos de la educación.

Oaxaca ha visto nacer grandes hombres orgullo de todo un país, pero también ha tenido la desgracia de ver nacer hombres mediocres que lucran con la educación, que son patrocinadores de grupos violentos y de choque que desestabilizan al Estado, que intentan comprar conciencias en tiempos electorales y que para salvar su mala fe compran títulos honoris causa tal como es el caso de Cándido Coheto Martínez.

Cándido y Cipriano Flores Cruz representan la miseria de la política. Justicia, será que pague por el agravio causado al pueblo de Oaxaca. Uno por hurtar el dinero destinado a la educación a través del COBAO y el otro por hurtarlo pero desde el Instituto Estatal de Educación para Adultos (IEEA).

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.