Home » Reflexión

A Reserva/ La Pobreza, la marginación y sus designios

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 12 septiembre 2011
Sin Comentarios


 

Bárbara García CHÁVEZ

Oaxaca, México.- La pobreza es la expresión mas ignomiosa de la violencia institucional, por la inacción criminal del Estado-Gobierno y las complicidades obvias de quienes ejercen el poder político y los que ostentan la riqueza material, que cada vez más se asocian hasta fundirse en una sola élite o cuando menos barajarse frente a un mismo objetivo.

La pobreza es la carencia de recursos necesarios para satisfacer las necesidades de una población o grupo de personas específicas, inhibiendo sus potencialidades, sin tener la capacidad y oportunidad de cómo producir esos recursos necesarios.  

Vale precisar que los grados de pobreza, pasando por la extrema, la alimentaria y la ahora denominada multidimensional, implican la incapacidad para subsistir en condiciones mínimas alimentarias y de salud. La pobreza relativa se expresa en relación a los patrones culturales de cada región y el estilo de vida dominante en ella.

La pauperización o fenómeno de empobrecimiento se entiende como carencia de poder, conlleva la problemática de las privaciones de satisfactores básicos de un sector social frente a otro que todo lo tiene, produciendo extrema desigualdad, que implica per se injusticia y exclusión social.

La marginación o exclusión social, refiere a sectores de la población exceptuados de los beneficios del desarrollo político, social y económico por motivos de discriminación racial, económica, género, étnica o discapacidades físicas, entre otras, lo que les impide su pleno desarrollo como seres humanos.

La marginación tiene sus raíces en la situación estructural de la pobreza del país, traducida en las carencias y en la falta de oportunidades de desarrollo, factores que atentan contra el ejercicio de los derechos humanos fundamentales.

Habitamos la parte del mundo con las mayores desigualdades, algunas que se han prolongado en el tiempo, desde el sometimiento de la conquista; otras se han redefinido y surgido nuevas a lo largo de la modernización promovidas por el propio Estado y por la vigente globalización.

En la actualidad, la migración y los índices de marginación están estrechamente relacionados, de manera que al incrementar la población, la marginación crece y se distribuye constantemente, el motivo principal es la búsqueda de una mejor calidad de vida. Es por esto que se debe revisar no solo cómo evoluciona la pobreza en el país, sino también como lo hace la marginación.

La marginación a veces parece que disminuye, pero no es más que una ilusión óptica, solo se desplaza geográficamente;  se explica por la emigración de la gente y su envío de remesas, más que por efecto de las políticas públicas.

A contrario sensu, el aumento de la marginación en otras regiones, precisamente obedece a que son las zonas más receptoras de migrantes nacionales que engrosan la periferia, formando cinturones de miseria. Esto es, la pobreza se reacomoda en el territorio nacional, observa una relocalización territorial, más no una mejora de la calidad de vida.

Las personas en condiciones de extrema pobreza, buscan resolver sus problemas frente a la inacción e ineficacia de los gobiernos; las políticas públicas no tienen capacidad de respuesta a las urgencias y emergencias de la población. La solución de la pobreza se resuelve más por iniciativa propia que por efecto de las políticas públicas.

Hacia el año 2000, los niveles de pobreza disminuyeron por efecto de la enorme emigración de trabajadores mexicanos a los Estados Unidos de América, para colocarse laboralmente en actividades de tipo manufacturero urbano, servicios domésticos y básicos como del campo. Esto es lo que explica el crecimiento sostenido en México por las remesas familiares que fueron captadas por los envíos de este tipo de trabajadores en el extranjero.

Las remeses familiares superaron en el año 2000 el monto de los 10 mil millones de dólares; en el 2006 rebasan los 17 mil millones de dólares. Lo que implica un crecimiento promedio anual entre 2000 y 2007 del 14 por ciento. Del 2008 en adelante, la crisis financiera y alimentaria mundial, así como las políticas antiinmigrantes del país vecino del norte, desalentaron la emigración y se inició el retorno de miles de mexicanos y mexicanas con el consabido aumento de pobreza y mayor marginación.

Por otra parte el aumento de los servicios públicos se relaciona con la presencia de empresas privadas (privatización a ultranza) que atienden las demandas de la población en materia social, tal como es la educación, la salud o la energía eléctrica. Por supuesto de manera paralela los gobiernos liberan los precios, favoreciendo a los grandes capitales en perjuicio aberrante de los sectores más pobres del país.

Por ejemplo, el crecimiento acelerado del precio de la electricidad en México tiene el costo más alto de América. Esta situación expresa, como en otros rubros de bienes básicos, los  incrementos de los precios persistentes como es el caso de la gasolina, el gas, productos de la canasta básica, como la tortilla y el huevo, entre otros.

Paralelamente a estos indicadores, México presenta un crecimiento significativo en la riqueza de los hombres más ricos a partir de la crisis económica del 94.  

En México, la tesis se viene confirmando desde entonces, la proporción de riqueza de los más que más tienen aumenta cuando disminuye la capacidad económica de la población y viceversa.

Esta situación se ha recrudecido con el enfoque estructural de las políticas públicas en el combate a la pobreza de los gobiernos de derecha del país, que resultan claramente cuestionables.

La excesiva exclusión social que ha deteriorado sus estándares, al grado de convertir la pobreza en miseria, es cruzada por la descomunal acumulación de riqueza y privilegios de unos cuantos; en sí mismo, un acto de cinismo político, intervenido por poderes fácticos de interés religioso, dificultades económicas de carácter monopólico y la propia inestabilidad política.

De acuerdo a las estadísticas oficiales se registraron en 2010 más de 53 millones de pobres, es decir, casi la mitad de la población mexicana. El proceso de desigualdad en México se agudiza y se define geográficamente en el mapa, con un efecto inesperado que es la consciencia de esas desigualdades como resultado de la información globalizada, generando el consecuente coraje, hartazgo y el resentimiento, por no ser sujetos de los inalcanzables derechos ni al desarrollo humano, menos al bienestar.

Este conocimiento de la desigualdad, una vez referido a la propia situación de carencia de bienes y servicios básicos, ha desatado una reacción de violencia social, por la incapacidad del gobierno de dar soluciones de fondo a la pobreza y marginación, con políticas públicas que realmente abran oportunidades en condiciones de justicia y equidad, empleos decentes y verdadera seguridad social; no represión y amagamiento, no discriminación y desigualdad.

Eso hablaría de paz, de progreso, de democracia.

¿Y Oaxaca?

Según datos del Banco Mundial, en Oaxaca se presenta un gran número de problemas que tienen que ver con el aspecto social. La pobreza en la que viven aproximadamente el 67 por ciento de su población y la desigualdad en el ingreso y en las condiciones de vida, presente en sus regiones, son una característica que le impide formar parte activa en la sociedad (Banco Mundial, 2003: 26).

Esta problemática se ve agudizada profundamente por los bajos niveles de escolaridad y de salud, que son elementos imprescindibles para el desarrollo del ser humano y para la búsqueda de mejores condiciones de vida.

Oaxaca sigue estando dentro de los tres estados más pobres del país. Su emigración es altísima, no sólo al extranjero, también dentro del estado y hacia otras entidades de la república. Las estadísticas del INEGI mencionan la migración femenina casi emparejada con la masculina en los recientes años; lo que implica indudablemente la falta de programas y acciones públicas. El gobierno del cambio es responsable de modificar estas cifras, pasar de la alternancia a la transición, de la esperanza a la realidad.                                                
canalgentelibre.com

caracolasfem.blogspot.com

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.