Home » Literatura

Rinden homenaje al escritor Eliseo Alberto en Bellas Artes

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 12 septiembre 2011
1 Comentario


 

Oaxaca, México.- Como un homenaje a la figura del escritor Eliseo Alberto de Diego García Marruz, amigos, familiares y colaboradores se reunieron la tarde de este domingo en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes para llevar a cabo la mesa redonda Lichi en alguna parte. Celebración de la vida y obra de Eliseo Alberto.

Con el apoyo del Conaculta a través de la Coordinación Nacional de Literatura del INBA, los escritores Jorge F. Hernández, Rafael Rojas y la hija de Eliseo Alberto, María José de Diego, moderados por Juan Carlos García Álvarez (Dr. Bolavsky), celebraron al escritor de origen cubano fallecido en julio pasado en la Ciudad de México y que el día de ayer cumpliría 60 años.

“Tú siempre nos dijiste, la amistad es mi religión y Bellas Artes nos prestó la sala Manuel M. Ponce a manera de templo… Aquí estamos los fieles devotos de tu religión, tu familia y tus amigos para decirte feliz cumpleaños, no sabes cuánto te extrañamos”, expresó el actor y escritor Juan Carlos García Álvarez, quien narró el viaje a La Habana hace unos días para esparcir las cenizas del escritor reconocido con los premios La Edad de Oro por Algo del corazón; Premio Nacional de la Crítica, 1983 por La fogata roja y el Premio Casa de las Américas por Un instante en cada cosa.

Rafael Rojas aprovechó la ocasión para dar lectura a seis páginas  que  conformarían parte de la novela Retrato de tres reyes que Eliseo Alberto, mejor conocido por sus amigos como Lichi, planeaba escribir para narrar una historia a partir de tres deportistas sobresalientes, un esgrimista, un boxeador y un ajedrecista, éste último inspirado en José Israel Capablanca, cubano campeón mundial de ajedrez de 1921 a 1927.  

         Jorge F. Hernández, amigo cercano de Alberto, dio lectura a una carta escrita por Josefina de Diego, hermana gemela del escritor cubano en la que contó que se encontraba en la casa de infancia de su hermano ubicada en Villa Bertha, Cuba, en donde surgió su primer novela titulada La quinta de los comienzos en la que “rescata  su infancia y primera juventud desde la mirada limpia e inocente de un adolescente”.

         En la carta, mencionó que Eliseo Alberto solía decir que cuando muriera sería un fantasma entre México y Cuba. “A Lichi hay que recordarlo con pasión, entrega y el sentido del humor tan criollo que lo caracterizaba y la incondicional amistad que ofrecía a sus amigos quienes no lo van a dejar morir”.    

Por su parte, en un mensaje emotivo y sincero que provocó lágrimas de emoción en María José de Diego, su amigo cercano, Jorge F. Hernández dedicó unas palabras en voz alta a Eliseo Alberto de quien celebró su prosa poética y narrativa  y destacó novelas como Caracol Beach (1998) con la que obtuvo el Premio Internacional Alfaguara de Novela 1998; La eternidad por fin comienza un lunes (1993); La fábula de José (2001) y El retablo del Conde Eros (2008) además de sus colaboraciones para diarios como La Crónica y Milenio Diario.

         “Los grandes novelistas son capaces de hipnotizar con lo visible y lo invisible… Tu vocación como escritor es la confirmación de tu grandeza…Qué grande eres, es por eso que quiero insistir en que hoy nazca tu próximo lector”, expresó F. Hernández quien contó  que un pájaro nació en el pretal de su ventana después de enterarse vía telefónica de la muerte de su amigo.

         “Te fuiste en el amanecer de un domingo, así que tu eternidad comienza cada lunes, así que hasta mañana hermano grande, feliz cumpleaños”.

         Visiblemente conmovida, la hija de Eliseo Alberto,  María José de Diego,  agradeció el apoyo del Instituto Nacional de Bellas Artes y la presencia de sus amigos y lectores.  “Ahora, a jugar, como decía mi papá”, para culminar con el evento al grito de Viva Lichi”.

         En el homenaje estuvieron presentes también Teresa Vicencio, directora general del INBA y Stasia de la Garza, coordinadora de Literatura del INBA.

Comentarios

comments

1 Comentario »

  • El Yaguer dijo:

    Se equivocó F. Hernández”… un pájaro nació en el pretal…”

    El pretal es un accesorio del atelaje que impide que la cincha del caballo se vaya a las verijas y, por consiguiente, que el recado o lomillo se corra hacia atrás.
    Primitivamente, estaba formado por una tira de cuero crudo o de suela que rodeaba el pecho y la parte inferior del cuello del caballo.
    O tal vez quiso decir:
    pretil
    1.m. Muro
    pequeño o barandilla que se coloca en puentes y otros lugares altos para evitar las caídas.

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.