Home » Salud

IMSS atiende problemas de salud visual

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 13 octubre 2011
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Padecimientos de la vista como la miopía, la hiperopía, la presbicia, y el astigmatismo son problemas comunes que gran parte de la población presenta y aunque generalmente son fácilmente corregidos con anteojos o lentes de contacto, existen algunas otras afecciones que pueden causar la pérdida permanente de visión, alerta el área médica de la delegación en Oaxaca el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Catarata, glaucoma y retinopatía diabética son algunas de las patologías oculares que, sin el adecuado diagnóstico y tratamiento, provocan ceguera en forma rápida y progresiva. Ante ello, se recomienda que a partir de los 40 años de edad, se acuda al oftalmólogo para una revisión anual, ya que la detección oportuna de estas enfermedades permite retrasar su manifestación y la aparición de síntomas.

El glaucoma, se caracteriza por pérdida progresiva de las fibras nerviosas de la retina y cambios en el aspecto del nervio óptico. Algo que hace relevante a este padecimiento es que en la mayoría de las personas afectadas no presentan síntomas en las primeras fases de la enfermedad; cuando estos ocurren, generalmente son defectos en el campo visual y pérdida de visión: la aparición de estos síntomas puede significar que la enfermedad está en un punto avanzado de su evolución. El tipo de glaucoma más frecuente se da cuando la presión del ojo se eleva poco a poco hasta ya no ser recuperable.

La catarata es la pérdida de transparencia del cristalino (un tipo de lente que protege el ojo), dicha afección es más común en la población mayor de 60 años de edad, ya que a medida que envejecemos, las proteínas en el cristalino comienzan a descomponerse y éste se torna opaco. Para corregir el problema es necesaria una cirugía: en la que el médico remueve el cristalino opaco y, en la mayoría de los casos, lo reemplaza con un lente plástico transparente. Esta operación tiene un alto nivel de éxito en el restableciendo la vista.

Mientras que la retinopatía diabética es una lesión ocular por la debilidad de los vasos capilares a consecuencia de la diabetes, y al igual que las enfermedades anteriormente mencionadas, este padecimiento en un principio no provoca síntomas hasta que el daño a los ojos es grave y entonces se suele presentar: visión borrosa y pérdida lenta de la visión, sombras o áreas de visión perdidas y dificultad para ver en la noche. Cabe destacar que un tratamiento para esta patologia no contrarresta el daño que ya ha ocurrido, pero puede ayudar a impedir el empeoramiento de la enfermedad.

A pesar de que no hay ejercicios para proteger los ojos o mejorar la visión, es indispensable que los derechohabientes del IMSS acudan con el especialista, a revisión oftalmológica, una vez al año cuando se es mayor de los 39 años de edad, dos veces después de los 50 años y tres veces después de los 60. Así mismo es recomendable evitar la automedicación, ya que el uso continuo de algunos fármacos, puede provocar glaucoma o catarata.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.