Home » Género

Las Caracolas/Mujeres y política ¡Qué los compre quién no los conoce!

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 16 enero 2012
Sin Comentarios


Soledad JARQUÍN E.

 

Oaxaca, México.- Ni duda cabe, el partido político que más ha crecido es el Revolucionario Institucional (PRI). Lo curioso es que la expansión priista ha ocurrido no por lo que han hecho los priistas, que podríamos llamar “leales”, no, simplemente no.

Tampoco ha sido por la popularidad “indiscutible” que ha derivado de las metidas de pata del que será el candidato presidencial tricolor, Enrique Peña Nieto; popularidad en la que coincidieron algunas analistas en una reunión hace unos días, oculta al verdadero candidato priista: homofóbico, misógino y apegado a los designios de grupos religiosos de derecha, sostenido apenas por el circo mediático de los monopolios, es decir, como una estrella más del firmamento del espectáculo.

Así que quienes piensan, dicen las expertas en política, que le hacen un daño a Peña Nieto exhibiendo su analfabetismo funcional lo único que logran es ocultar lo peor que tiene, es decir, otra vez el análisis carece de profundidad.

El PRI ha crecido porque sus cuadros están alimentando a la derecha y a la llamada izquierda mexicana, aunque en algunas entidades del Norte del país la fórmula parece ser otra, al menos en la izquierda, donde se busca que las y los candidatos sean en buena parte de la ciudadanía y no precisamente militantes y en la capital del país, otra ciudadana podría ser la candidata del PAN, a través de la señora Isabel Miranda de Wallace.

Pero en entidades como Oaxaca, el PRI se ha convertido en un verdadero oasis para la izquierda y también para la derecha. Ejemplos concretos y muy claros son: Diódoro Carrasco y Raúl Bolaños Cacho, pasando, claro está, por personajes que han “trabajado” para gobiernos priistas como Humberto López Lena y otros que se beneficiaron del viejo sistema de generación en generación, familias encumbradas, la aristocracia de la política o la aristocracia que ve su futuro en la política.

Aunque quizá el caso más emblemático es el actual gobernador de Oaxaca, Gabino Cué Monteagudo y, porque no, algunos de sus colaboradores más cercanos, como los Secretarios de Salud, Germán Tenorio, ex funcionario y diputado priista; el recién nombrado Secretario de Transporte y Vialidad, José Antonio Estefan Garfias, también ex diputado y ex funcionario priista; el Secretario General de Gobierno, ex alcalde y ex gobernador interino priista, Jesús Martínez Álvarez, así como otras y otros que figuran en puestos secundarios pero importantes, algunos de ellos y ellas nacieron, crecieron, se educaron y formaron en el PRI y ahora sirven a quienes sacaron al PRI del poder estatal y podrían regresar a su vieja casa sin ningún problema, porque lo que no hay es vergüenza.

Habrá quienes piensen que “reconocer una equivocación es de sabios” y que esa es la razón por la que algunos personajes de la política cambian de partido, sorprendiendo a quienes se dejen, algunos so pretexto de que “es hora de que las y los ciudadanos tomen a los partidos”, como ha señalado Hugo Sarmiento Jiménez.

Otros y otras políticas han emigrado del PRI cuando sostienen “se han agotado sus oportunidades” dentro del tricolor, eso a pesar de que fueron varias veces representantes populares y sienten que es inagotable esa fuente de fortuna política, pero sobre todo financiera. Es claro que aprendieron que “vivir fuera del presupuesto es vivir en el error”.

Ejemplos en este caso sobran, ahí tenemos el caso de Irma Piñeyro, quien tras una larga trayectoria priista decidió cambiar de aires, pero como ella otros muchos, el mismo Raúl Bolaños Cacho, quien ha corrido de un lado a otro tan rápido que bien podría ser el “R-15-político”.

Recordemos que el hoy diputado de representación proporcional llegó al congreso local impulsado por Acción Nacional en 2010, rompiendo de esta forma con una trayectoria priista de 30 años, sin embargo, no conforme con el “mediano” papel que le tocó desempeñar en el blanquiazul, corrió a los brazos del amoroso Andrés Manuel López Obrador, quien lo puso al frente de MORENA-Oaxaca, por lo que ahora es parte de la bancada de Movimiento Ciudadano.

Sin duda, como los mismos panistas lo señalaron en su momento, el ex priista Bolaños Cacho privilegió sus intereses personales (ambiciones) en busca de una diputación federal “cuando menos”, de esta forma se dice que el ex gobernador José Murat tendría una posición más en Oaxaca, a través de esas extensiones que han ido creando con quienes emigran y no sería esta la primera vez que el ex gobernador oaxaqueño hiciera semejante cosa. Hay otras historias de personajes que salieron del PRI no sin antes “tomar acuerdo” o logar el “visto bueno” de Murat, aquel célebre gobernante al que se le vino encima “la parabrisas” y, claro está, Bolaños Cacho no sería su única carta externa al PRI, amén de las que quiere incrustar a través de su partidos político, sin descartarse a sí mismo, dicho sea de paso.

El caso de Diódoro Carrasco Altamirano es sin duda muy especial. El cuicateco llegó a gobernar Oaxaca por una equivocada decisión de Heladio Ramírez López, quien dicen se lamentó por mucho tiempo de ello. Durante su gestión mostró sus dotes de cacique y existen pruebas sobre las muchas persecuciones emprendidas contra todo lo que oliera, supiera o se viera diferente al PRI, eso incluía a panistas y perredistas. Además de Secretario de Gobernación, Diódoro Carrasco se convirtió en diputado federal del PAN y hoy busca repetir en el Senado, sólo que ahora no será por el PRI como sucedió en 1991, sino que lo quiere hacer por el PAN, lo cual nos lleva a pensar en la falta de memoria de los panistas, partido donde encontró lo que ya no le dio el PRI, que por supuesto va más allá del poder político.

Sin duda, Carrasco Altamirano es un peligro para los pueblos indígenas de Oaxaca y sobre ese caso quienes conocen bien la historia es el pueblo Loxicha, sólo por citar la más grave de sus intervenciones. Actuación que se reafirma al bajar del caballo de hacienda en que venía galopando la diputado local Eufrosina Cruz Mendoza, quien se dice ha negociado otra cosa, lo que sea a de ser poco frente a lo que ha perdido. Diódoro cuenta con el apoyo de Josefina Vásquez Mota y Eufrosina apoya a Ernesto Cordero. Sin duda, otra más del ex gobernador priista ahora precandidato panista.

El otro pre candidato, que se pasea –al menos en fotografía con AMLO- es Humberto López Lena, empresario radiofónico quien se recapitalizó tras su paso por la administración pública como coordinador de radio en la administración del priista Heladio Ramírez López, más tarde cobijado por el entonces gobernador priista Diódoro Carrasco fungió como titular de Comunicación Social. La iglesia en manos de Lutero. Fue detenido por José Murat y enviado a la cárcel, victimizado salió y por Convergencia fue diputado federal, luego de su derrota para ser alcalde de Oaxaca en el pasado trienio. Lo cierto, es que tras todo esto, se combinó la visión del empresario radiofónico con la del ex gobernador Ulises Ruiz y todo volvió al redil, como en los viejos tiempos, tan amigos como siempre. Hoy, López Lena es precandidato del PRD.

Hay otros casos, pero con esto podemos ejemplificar que el PRI verdaderamente se extiende y que ni duda nos quede, en la contienda electoral de 2012, los priistas irán contra los priista, como ha sucedido en anteriores contiendas, el resultado es lo que vivimos hoy en los tres poderes del Estado: siguen caminando como patos, nadan como patos y para colmo hacen cua-cua, entonces esas aves que cruzan el pantano no eran cisnes, son patos.

En conclusión nos quieren vender gato por libre y ahora sí, como decía mi sabia abuela Lucha “que los compre quien no los conozca”.

Lo único cierto es que en la rebatinga de los señores en busca de un lugar dentro de la clase política, lo que menos interesa es lo que la gente quiere. Porque si observa con cuidado encontrará que son los mismos de siempre: los mismos nombres y apellidos, a veces revolcados. Los mismos que estuvieron antes en cargos similares pero sin propuestas temáticas ni agendas, imposible pensar en una agenda feminista, menos cuando el año electoral mexicano está atravesado por la cereza del pastel en el gobierno de Felipe Calderón: la visita del jerarca de la iglesia católica, el Papa Benedicto XVI. ¡Hablar de los derechos de las mexicanas! ¿Quién se atreve? ¿La derecha? ¡Vaya herejía! ¿La izquierda? ¡Y el amor al prójimo! ¿Los priistas? ¡Qué sacrilegio!

Una más de policías

Resulta que en Oaxaca la corrupción policiaca raya en la ridiculez. En días pasados en el istmo de Tehuantepec, al señor Roberto López Quevedo, papá del subprocurador Ernesto López Saure, se le perdieron sus dos muy finos perros, lo que provocó una frenética búsqueda. El grave problema que denunció vía electrónica la ciudadanía fue que para buscar a los perros se dispuso de personal del Ministerio Público y de la Agencia Especializada de Investigaciones.

Una barbaridad que raya en lo ridículo, pero sobre todo que indigna a la población porque mientras los policías sirven para buscar perros, a las mujeres desaparecidas que ya son varias nadie las busca. Así son las cosas por estas tierras oaxaqueñas, pero el titular del gobierno no oye, no ve y no siente. Está bien claro.

@jarquinedgar

Caracolasfem.blogspot.com

Canalgentelibre.com

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.