Home » Noticias

Peña Nieto rompe alianza con Elba Esther; mantiene unión con PVEM

Publicado por @Shinji_Harper el sábado, 21 enero 2012
Sin Comentarios


Agencias

 

 

Oaxaca, México.- Las dirigencias del PRI y del Partido Nueva Alianza, ligado a Elba Esther Gordillo, rompieron ayer la coalición federal que habían pactado para ir juntos en las elecciones y respaldar como candidato presidencial a Enrique Peña Nieto.

“Tras una larga y cordial negociación, el PRI, el PVEM y el Panal, de común acuerdo y por así convenir a sus intereses, han decidido que el Panal participe por separado en el proceso electoral federal 2012.

“Lo anterior se determinó luego de que no se alcanzaron las condiciones políticas necesarias en los equilibrios internos de los partidos. Esta decisión se tomó con el interés fundamental de respetar y preservar la unidad y los derechos políticos de los militantes de los tres partidos”, señaló anoche el PRI en comunicado.

Ayer, las presiones y amagos de ruptura de priistas inconformes porque las candidaturas al Congreso pactadas con el Verde y el Panal los sacaban de la jugada obligaron a la dirigencia tricolor, encabezada por Pedro Joaquín Coldwell, a meter reversa en los términos de la coalición federal, por lo menos con el Panal.

En noviembre de 2011, cinco años después de ser expulsada del tricolor acusada de traición, la presidenta vitalicia del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) se convirtió en la nueva aliada del PRI y se comprometió a respaldar la candidatura presidencial de Enrique Peña Nieto.

La negociación fue operada por el entonces dirigente nacional del tricolor, Humberto Moreira, maestro y amigo personal de Gordillo.

A cambio del respaldo del Panal, el PRI entregó 24 candidaturas a diputados federales y cuatro senadurías, de las cuales, una sería para la hija de Gordillo, Mónica Arriola, y la otra para su yerno, Fernando González.

La distribución de los espacios generó una crisis al interior del tricolor, ya que priistas de Chiapas, Sinaloa, Puebla, Jalisco y el Distrito Federal protestaron públicamente por los términos del convenio.

Cuando se firmó la coalición, los inconformes denunciaron “la incongruencia” de la alianza, ya que en esos momentos el Panal competía en contra del PRI y a favor del PAN en las elecciones de Michoacán.

El ex candidato presidencial priista, Francisco Labastida, fustigó públicamente la alianza con Gordillo. “Nos quita más de lo que nos da”, expresó entonces.

En Puebla, el ex Gobernador Manuel Bartlett anunció su salida del tricolor, mientras que el Consejo Político de la entidad emitió un pronunciamiento formal para que se echara abajo la alianza.

En entidades como Chiapas, Guerrero y Oaxaca, los militantes advirtieron sobre los costos de la coalición con Gordillo, ya que la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) representaría una amenaza frontal para el PRI.

En las últimas semanas, la presión de los estados a la dirigencia nacional del tricolor se incrementó, como consecuencia de la cercanía para el registro de los aspirantes a senadores, que se llevará a cabo este día.

La otra evaluación

Fuentes del PRI aseguraron que la decisión de romper la alianza con Elba Esther fue valorada, directamente, por el equipo de Peña Nieto.

Los operadores del precandidato presidencial incluso realizaron encuestas y sondeos de opinión para medir el impacto de la alianza con Gordillo en la opinión pública.

La conclusión, explicaron, fue que la cercanía del mexiquense con la polémica lideresa magisterial representaba un alto costo, por lo que la ruptura sería redituable.

En junio del año pasado, Peña Nieto se refirió a la presidenta del SNTE como su amiga.

Cuatro meses después, se pronunció a favor de las negociaciones que el PRI emprendió con el Panal para ir juntos en los comicios.

Sin embargo, en los últimos meses, el abanderado presidencial emprendió una estrategia para alejarse de los escándalos y las polémicas.

Primero, empujó la salida del dirigente nacional del PRI, Humberto Moreira, quien llegó a esa posición en acuerdo con Gordillo.

Con la reestructuración de su equipo y de la dirigencia nacional, quitó del camino a cuestionados ex Gobernadores como el veracruzano Fidel Herrera y el tamaulipeco Eugenio Hernández.

Por la mañana, previo a la sesión de la Comisión Política Permanente, el líder nacional del Movimiento Territorial, Carlos Flores Rico, alertó sobre los riesgos que representaban para su partido los excesos que implican los términos de la coalición.

“Las coaliciones son una necesidad estratégica, pero tienen límites, no estamos de acuerdo ni con los costos ni con los tiempos. Los costos de esta alianza son muy elevados y no pueden ser asumidos así porque sí”, reclamó.

“Las coaliciones no pueden excederse. Si nos equivocamos, el partido se puede sentir desilusionado y entonces esto en lugar de aportar, resta”.

 

Vamos solos, presume Castro

Por la noche, el dirigente nacional de Nueva Alianza, Luis Castro Obregón, confirmó la ruptura del acuerdo con el PRI y anunció que competirán por separado en los comicios de junio.

“Los tres partidos, Nueva Alianza también, estamos anunciando que convenimos competir por separado. No es anuncio unilateral, no es decisión unilateral, hemos planteado nuestras posiciones y hemos tomado esta decisión en la que pues salimos ganando”, dijo en el noticiero nocturno de Joaquín López Dóriga.

El líder del partido de Elba Esther Gordillo comentó que, al no llegar a un acuerdo en la repartición de senadurías, consideraron que mejor les convenía ir solos en la contienda, para que cada partido tenga posibilidades de representación en el Congreso.

“En una coalición como esta, eran más las presiones por querer entrar, que por querer salir y, para Nueva Alianza, era más nuestra resistencia a participar en más distritos que queríamos reducir nuestra participación”.

“En realidad, lo que hemos convenido ahora es competir por separado y clarificar el escenario electoral”, insistió Castro Obregón.

A las 21:00 horas, el dirigente del Panal aseguró a REFORMA que su partido estaba dispuesto a cualquier “perfeccionamiento o mejora” de la alianza.

Incluso reconoció que los plazos legales permitían a los partidos coaligados realizar modificaciones hasta antes del registro oficial de candidatos ante el IFE.

“Estamos en la construcción”, dijo al ser cuestionado sobre la disposición del Panal para intercambiar las candidaturas de un estado a otro.

Y reclicla a ex Gobernadores

Al menos siete ex Mandatarios priistas pretenden registrarse hoy como candidatos del tricolor para pelear una posición en el Senado de la República como representantes de sus respectivos estados.

Entre los nombres que hasta ayer por la noche se manejaban resaltaban los de los ex Mandatarios de Chihuahua, Patricio Martínez; de Guerrero, René Juárez; de Durango, Ismael Hernández, de Quintana Roo, Félix González, de Querétaro, Enrique Burgos y los de San Luis Potosí, Horacio Sánchez y Teófilo Torres.

Algunos de estos ex Gobernadores desataron polémica en sus administraciones al ser cuestionados por situaciones como desvío de dinero, nexos con el crimen organizado y hasta por sus relaciones con personajes como el empresario Kamel Nacif.

En este caso se encuentra el ex Mandatario de Guerrero René Juárez, quien en su administración fue denunciado por la expropiación de 32 hectáreas de Playa Diamante en Acapulco, a supuestos dueños, entre ellos Kamel Nacif, quien luego las recuperó comprándolas mediante dos empresas.

La relación del ex Gobernador guerrerense con el empresario libanés hizo que en 2006, Juárez saliera de la campaña presidencial de Roberto Madrazo para evitar dañar la imagen del abanderado tricolor, luego de que el empresario se viera envuelto en casos de pederastia.

Además, también fue denunciado ante la Suprema Corte de Justicia por desaparecer 115 millones de pesos de recursos federales destinado a los ayuntamientos, sin embargo, las denuncias no prosperaron.

Otro de los cuestionados es el ex Gobernador de Quintana Roo, Félix González Canto, pues durante su administración fue que se dio la detención y traslado ilegales de la activista y periodista Lydia Cacho en complicidad con el entonces ex Gobernador de Puebla, Mario Marín.

El priista quintanarroense también fue cuestionado por la oposición en su estado por el gasto excesivo para la promoción de su Gobierno y por la deuda pública que dejó en su administración.

De acuerdo con la oposición la deuda pública del estado pasó de mil 257 millones de pesos a 7 mil 860 millones.

Por su parte, el ex Gobernador de Durango Ismael Hernández fue acusado por el candidato de la coalición de la PRD, PT, Convergencia a la gubernatura de presuntos vínculos con crimen organizado y pidió a la PGR que lo investigara. Ante ello, Hernández presentó una denuncia por difamación.

Durante su gestión, diversas voces acusaron de que en Durango se vivía una situación de ingobernabilidad luego de que grupos armados del crimen organizado realizaran funciones como si fueran una autoridad paralela, al cobrar derechos de piso o seguridad, y fue durante su mandato que también el Arzobispo de Durango, Héctor González, señaló que en la comunidad de Guanaceví vive sin ser molestado el narcotraficante Joaquín, “El Chapo”, Guzmán.

En el caso de Patricio Martínez, diputados locales del PAN y del PRD presentaron una solicitud de juicio político en su contra al concluir su gestión como Gobernador Chihuahua, por presuntas omisiones en el caso de los feminicidios, vínculos con el crimen organizado y tráfico de influencias.

Entre los que también ayer se confirmaron que se anotarían por una Senaduría, en este caso por Baja California, está también María Elvira Amaya, la esposa de Jorge Hank Rohn, quien en el año pasado fue detenido junto con 10 personas más en posesión de 88 armas de uso exclusivo del Ejército en su casa y que luego recuperó su libertad debido a que la PGR no pudo sostener el caso.

Con el arribo del ex Gobernador de Coahuila Humberto Moreira a la dirigencia nacional del tricolor los ex Mandatarios estatales fueron cobijados en el partido con cargos, tanto al interior de la estructura del CEN como responsables en los estados para tejer la estrategia electoral para los comicios federales, pues éstos también fueron un factor decisivo para su llegada a la dirigencia.

Así, el año pasado nueve ex gobernadores ocuparon estos cargos, entre ellos René Juárez e Ismael Hernández.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.