Home » Municipios

Signan Acuerdo de Paz y Concordia en la Zona Triqui

Publicado por @Shinji_Harper el miércoles, 25 enero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Después de décadas de conflicto, el Gobierno del Estado de Oaxaca, autoridades federales y comunidades Triquis, firmaron el Acuerdo de Paz y Concordia para esta Zona con el fin de construir un proceso conciliatorio para alcanzar la paz.

De la misma forma impulsar el desarrollo social de la región, así como garantizar el retorno de todas aquellas familias que fueron desplazadas por diferentes causas de su lugar de origen.

En el Salón Gobernadores del Palacio de Gobierno y ante testigos de honor representados por organismos humanitarios nacionales e internacionales, entre ellos representantes del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, el gobernador Gabino Cué Monteagudo suscribió el documento, avalado por agentes municipales, agentes de policía y representantes de rancherías de las localidades de la etnia triqui (zona baja).

Después del acto protocolario y ante la presencia de hombres y mujeres triquis que acudieron con sus bastones de mando, mostrando la autoridad tradicional de que están investidos, se formó una mesa de diálogo y trabajo a fin de acordar la metodología y los mecanismos que fortalezcan las condiciones sociales, políticas y económicas necesarias para la consolidación de la estabilidad e impulsar el desarrollo social de la región.

El Gobernador Gabino Cué Monteagudo celebró esta firma y la disposición de las autoridades y agentes municipales, así como representantes de las rancherías, quienes por mucho tiempo han deseado condiciones de paz y progreso en sus comunidades.

Este hecho, agregó, permitirá promover una estrategia adecuada para el retorno de manera pacífica y duradera de las familias desplazadas. “Todos somos corresponsables y todos tenemos que aportar para la pacificación en esta zona”, precisó.

“Este primer paso es un acto de voluntad  y tiene que ser visto como un acto de voluntades. No habrá paz si ponemos condiciones, la paz se logra en la medida que todos tengamos que asumir la responsabilidad; el Gobierno de Oaxaca está poniendo toda la fuerza del Estado, para que obras y acciones que históricamente no se han ejecutado en la zona, se puedan  hacer ahora en  condiciones de paz y con la participación de las autoridades municipales”, manifestó el mandatario estatal.

El gobernador Gabino Cué reiteró que su administración es respetuosa de los derechos humanos, así como de las recomendaciones dictadas por organismos internacionales, nacionales y estatales de derechos humanos, asegurando: “No vamos a cejar hasta el último día de nuestra administración, para generar esas condiciones de paz en todos los municipios y regiones del estado”,  sostuvo.

Ante representantes de las comunidades triquis, funcionarios federales, defensores de derechos humanos y funcionarios de su gabinete, mencionó que desde el primer día de su mandato asumió el compromiso de atender el conflicto interétnico de la zona triqui, por lo cual ha sostenido un gran número  reuniones con los actores involucrados. Como resultado de ese proceso, se logró este histórico acuerdo, que mejorará la calidad de vida de los indígenas triquis.

A su vez, el secretario General de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, manifestó que con este acuerdo se inicia la construcción de una paz duradera en la región triqui, un entorno de concordia y amplia gama de opciones para su bienestar.

“Estoy seguro que este acuerdo se traducirá en acciones, programas y obras para beneficio de las comunidades, lo que requerirá acuerdos, constancia y trabajo”, subrayó el encargado de la política interior del estado.

El funcionario advirtió, sin embargo, que el Gobierno del Estado a lado de las familias desplazadas  y desalentando la intromisión de intereses ajenos, que vayan en contra del esfuerzo conjunto. “Hay que evitar que se sigan dando abusos por parte de quienes han lucrado con las necesidades del pueblo triqui y que aspiran a perpetuar los conflictos para seguir obteniendo beneficios”, externó.

Recordó que hace poco, las comunidades de La Sabana Copala y de Santa María Yucunicoco, que tenían un problema agrario de límites desde hacía más de 5 años, pusieron por encima de intereses particulares, el interés superior de sus comunidades y firmaron un acuerdo, y hoy conviven en condiciones de cabal armonía.

ACUERDOS POR LA PAZ Y CONCORDIA EN LA ZONA TRIQUI

Los que suscribieron el acuerdo manifestaron en que es indispensable generar condiciones y compromisos que permitan un ambiente favorable y armónico para resolver los conflictos sociales, étnicos y territoriales por la vía de diálogo y la conciliación.

Mediante la firma del Acuerdo de Paz y de Concordia, las partes se comprometen a cumplir lo siguiente:

PRIMERO: El Gobierno Federal, el Gobierno Estatal y las Autoridades Municipales se comprometen a garantizar y mantener los espacios de diálogo necesarios para que de manera conjunta se analicen, propongan y acuerden acciones tendientes a impulsar el desarrollo social en las comunidades Triquis y para preservar la tranquilidad, la paz y la concordia en la región.

SEGUNDO: El objetivo fundamental de este documento es, con la participación del Gobierno Federal, del Gobierno Estatal y del Gobierno Municipal, con sus agencias y comunidades, garantizar la paz, la tranquilidad y la armonía en la región y de manera específica, el retorno de todas aquellas personas o familias que fueron desplazadas por diferentes causas.

TERCERO: Los Gobiernos Federal y Estatal intervendrán, de manera inmediata e implementarán las acciones que sean necesarias para salvaguardar el Estado de Derecho.

CUARTO: Todos los que suscriben este documento se comprometen a realizar las acciones a su alcance, dentro del ámbito de su competencia, para garantizar el retorno duradero, pacífico y seguro de las personas desplazadas.

QUINTO: El Gobierno Federal  y el Gobierno del Estado iniciarán un programa de obras que considerará las solicitudes hechas por los representantes de las comunidades Triquis. Para continuar el proceso de integración y desarrollo de la región, se constituirán mesas de trabajo integradas por los representantes de las comunidades Triquis y por funcionarios de la administración del Estado, de la Federación y de los Municipios.

SEXTO: Las autoridades de las comunidades Triquis permitirán el acceso a servidores públicos federales y estatales a sus demarcaciones y garantizarán su seguridad e integridad física y moral durante las visitas que realicen para efectuar censos, estudios técnicos de obra y proyectos y acciones relacionadas con obras públicas y programas para mejorar el nivel de vida de los pueblos indígenas.

SÉPTIMO: El diálogo y el trabajo conjunto entre los representantes del Gobierno del Estado y los Representantes de las comunidades Triquis se conducirá en un marco de respeto y colaboración con la finalidad de obtener resultados en el menor tiempo posible, garantizando la seguridad para todos los participantes.

Este acuerdo también lo suscribieron los secretarios General de Gobierno, Asuntos Indígenas y Desarrollo Social y Humano, Jesús Martínez Álvarez, Adelfo Regino Montes y Gerardo Albino González y la Comisionada de Derechos Humanos del Gobierno del Estado, Eréndira Cruz Villegas Fuentes.  Por parte del Gobierno Federal, firmó el director general adjunto de Atención a Casos de la Unidad para la Promoción y Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Carlos Garduño Salinas.

Como testigos de honor firmaron Alejandra Carrillo Souvic, Oficial de Protección del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados y Christopher Guarnotta, coordinador de la Unidad de Observación de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Asimismo el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, Heriberto Antonio García, y el visitador general adjunto de la Cuarta Visitaduría de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Fernando Salazar Macías.

AUTORIDADES MUNICIPALES CELEBRAN EL ACUERDO

En tanto, los agentes municipales de la Sabana, Diamante, La Joya, Ciénega Eucalipto y Unión de los Ángeles, expresaron su beneplácito por la convocatoria formulada por el gobernador, y  se comprometieron a contribuir a la generación de la paz para el desarrollo de esta región.

“Aceptamos el llamado del gobernador porque es la única forma como se puede lograr el desarrollo del pueblo Triqui, han pasado muchos tiempo de violencia y tiempos de odio, (pero)  ha llegado el momento de repuntar el desarrollo económico, social y cultural en la región Triqui, basado en la premisa de construir con paz y armonía”, expresaron.

Durante el acto, estuvieron presentes autoridades de San Juan Copala, Diamante Copala, Constancia del Rosario, Cerro Pájaro, Cerro Cabeza, Llano Nopal, Cieneguilla, Ojo de Agua, Cruz Chiquita, Paso del Águila,  Coyuchi, Rastrojo, Cumbre Yerbasanta, Santa Cruz Río Venado,  Río Humo, Río Lagarto, La Joya, Unión de los Ángeles, Río Metate, Ciénega, Sabana Copala y de  San José Yosocañú, entre otros.

31 OBRAS NECESARIAS EN LA ZONA TRIQUI

Durante la firma del acuerdo de paz y concordia, el subsecretario de la Política Social de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano,  Constantino Pérez Morales, dio a conocer el diagnóstico de la Microrregión Triqui, donde destacó la ejecución de 31 obras necesarias, en materia de electricidad, agua potable y proyectos productivos.

Detalló que en materia de infraestructura, aunque cuentan con caminos rurales, se encuentran en mal estado, por lo que es necesario atender la vía que comunica San Juan Copala con Putla Villa de Guerrero, y Llano Nopal a San José Yosocañú.

Asimismo, dijo que es necesario equipar de medicamentos a los centros de salud, médicos de base para la atención de la población todos los días del año.

Las comunidades indígenas de la región Triqui asentadas en un área aproximada de 500 kilómetros cuadrados, enclavada en los municipios de San Martín Itunyoso, Constancia del Rosario, Putla Villa de Guerrero y Santiago Juxtlahuaca, con asiento principal en San Juan Copala y con una población aproximada de 21 mil habitantes. Desde hace varias décadas han sufrido en algunas zonas un clima de violencia y enfrentamientos internos que han puesto en riesgo paz y estabilidad de la región.

Estos enfrentamientos han obstaculizado el desarrollo social y dieron lugar a que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (MC197/210) otorgara medidas cautelares a 135 personas de la comunidad de San Juan Copala y a que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitiera Recomendación 26-2011 al Gobierno del Estado de Oaxaca para garantizar la vida y la integridad física de las personas en la región Triqui.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.