Home » Noticias

Reducir salida de mexicanos, la mejor política migratoria: Esteva

Publicado por @Shinji_Harper el domingo, 29 enero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- El precandidato al Senado por los partidos PRD, PT y Movimiento Ciudadano, Alberto Esteva afirmó que la mejor política migratoria para Oaxaca y en general para el país es evitar que los mexicanos abandonen su tierra en busca de una oportunidad.

Luego de hacer entrega de neumáticos para el albergue “Hermanos del Camino”, del Padre Alejandro Solalinde en Ixtepec, en la región del Istmo de Tehunatepec, el precandidato de las fuerzas políticas de izquierda, consideró que el hecho de que Oaxaca envíe cada vez más jóvenes al resto del país y hacia Estados Unidos no es de ninguna manera una situación deseable, pese a que envíen remesas.

“El reto es lograr que esos oaxaqueños audaces y talentosos se queden en sus comunidades para desarrollar la economía local y con ello se fortalezca la convivencia social evitando que se rompan los lazos familiares”, describió.

Dijo que es claro que en Oaxaca, además del incremento en la migración, existe una de las zonas más peligrosas para los migrantes que vienen del sur del país, como lo ha atestiguado reiteradamente el padre Solalinde.

Oaxaca es una de las entidades con mayor marginación del país y se encuentra entre las entidades que han aumentado mucho sus niveles de migración. Según los últimos datos disponibles de Inegi, en 2005 salieron de Oaxaca más de 80 mil personas, de las cuales más de 55 mil se fueron a Estados Unidos, abundó.

Comentó que de los 20 municipios con mayor intensidad migratoria en el país, ocho están en Oaxaca, “el problema más apremiante de estos municipios es la falta de una estructura productiva sólida que garantice fuentes de ingreso estables para la población”.

Ejemplificó que de acuerdo a la información estadística oficial, la población ocupada que recibe menos de un salario mínimo diario representa 33% del total, “cabe destacar que en uno de estos municipios -San Miguel Santa Flor-, casi el 90% de su población ocupada no percibe ingresos económicos por su trabajo”.

En tanto, agregó, el municipio con mayor intensidad migratoria del país es Santa Ana del Valle, Oaxaca, donde están registrados 495 hogares, de los cuales cerca de la mitad recibe remesas (45.5 %) y tiene al menos un migrante que salió del país entre 1995 y 2000 para establecerse en los Estados Unidos (46.7%).

Reconoció que la migración en Oaxaca se ha convertido en una estrategia fundamental para la subsistencia familiar, “la migración oaxaqueña es un fenómeno en donde la población rural, principalmente, emigra a zonas de mayor crecimiento y desarrollo, pero –desafortunadamente- está integrada en mayor medida, por mano de obra no calificada y semi-calificada, por lo que se ubica en labores del campo, la industria de la construcción y quehaceres domésticos, entre otros, o de plano en el subempleo.

Para el caso de los oaxaqueños residentes en Estados Unidos, se tienen estimaciones que van de 200 mil a 500 mil personas, y en materia de remesas se calcula que envían a Oaxaca unos 500 millones de dólares anuales, que de manera prioritaria van hacia comunidades de la Mixteca, Valles Centrales y la Sierra Norte, puntualizó.

Manifestó que se han sumado condiciones nuevas que han complejizado el fenómeno de la migración, como el sensible aumento de la migración en casi todo el país, un crecimiento de la migración de Centro y Sudamérica hacia Estados Unidos, y la irrupción del crimen organizado en el tráfico de personas, extorsión, robo y asesinatos sobre los migrantes, con la complicidad –en muchos casos- de las propias autoridades mexicanos, incluidas las migratorias.

Además, apuntó el también ex diputado federal, frente a los testimonios de la corrupción existente en las filas gubernamentales, “uno de los protagonistas más importante en la lucha por los derechos de los migrantes centroamericanos y por la justicia es el padre Alejandro Solalinde, encargado del albergue Hermanos del Camino en Oaxaca, quien ha peleado a brazo partido por los migrantes y ha declarado muchas veces sobre las irregularidades que cometen las autoridades locales y federales”.

Por ello, consideró un acto simbólico en apoyo a esa lucha, la entrega de neumáticos para el vehículo donde el padre Solalinde realiza recorridos para apoyar a los migrantes indocumentados.

Luego de recordar que una de sus peticiones más reiteradas es la desaparición del Instituto Nacional de Migración ante la faltad e resultados y actos de corrupción efectuados por personal de esa dependencia, Alberto Esteva se pronunció por llevar a cambo una agenda mínima en materia de migración.

Consideró necesario colocar el problema de la migración de Oaxaca como una de las prioridades máxima en la política gubernamental a fin de que se asignen recursos extraordinarios, etiquetados, para el desarrollo de programas productivos en las zonas de mayor expulsión de población.

Planteó la posibilidad de llevar negociaciones con los norteamericanos para establecer programas binacionales de contratación de mano de obra que reciba la protección de ambas naciones y establecer un programa de seguridad especial en la entidad destinado a vigilar y proteger el paso de los migrantes provenientes del sur.

Propuso coordinar con las organizaciones no gubernamentales acciones conjuntas de protección a los migrantes y al mismo tiempo se acuerden medidas de protección de los migrantes centroamericanos con sus respectivos gobiernos.

Además señaló como medida viable intensificar la promoción económica para que se realicen inversiones productivas en la entidad y se arraiguen las comunidades, “además de reforzar los programas de apoyo al campo en todas sus fases, con financiamiento, aseguramiento, almacenaje y comercialización”.

Se inicien proyectos de modernización e innovación técnica en las áreas productivas de la agricultura, la pesca y las actividades forestales del estado.

En sus propuestas, Alberto Esteva también se pronunció por organizar programas de restauración y vigilancia ecológica en donde se integre a las comunidades en estas tareas, se incluya en los planes de estudios locales áreas de aprendizaje vinculados al desarrollo de alternativas productivas en las comunidades.

Para brindar alternativas de empleo, expuso aumentar el número de institutos tecnológicos y universidades que capaciten a los jóvenes en áreas productivas e impulsen el desarrollo local y regional, estimular la creación de empresas y cooperativas productivas a través de la creación de incubadoras institucionales que impulsen la actividad productiva.

Asimismo, señaló, el incremento del estímulo a las actividades turísticas –que tienen un amplio potencial- para aumentar significativamente la oferta de empleo, así como la firma de convenios con las instituciones de educación superior nacionales y de otras entidades para que se establezcan programas de investigación e innovación en tierras oaxaqueñas.

 

Luego de proponer una negociación con la federación para alcanzar un paquete extraordinario multianual de recursos para aplicarlos a las tareas productivas y las otras medidas que eviten la emigración de los jóvenes en Oaxaca, el precandidato Alberto Esteva, concluyó que estos son algunos de los planteamientos que de alcanzar un escaño en el Senado impulsará.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.