Home » Cultura

“Alquimia”, 15 años de difundir la memoria visual

Publicado por @Shinji_Harper el lunes, 30 enero 2012
Sin Comentarios


Oaxaca, México.- Un proyecto editorial que surgió hace tres lustros para difundir los tesoros gráficos que resguarda la Fototeca Nacional, , con el tiempo se ha convertido en la publicación más importante en torno a los fondos fotográficos públicos y privados del país.

 

Se trata de la revista Alquimia, que cumple 15 años de publicarse abriendo sus páginas a las nuevas generaciones de historiadores de la imagen.

Así lo señaló José Antonio Rodríguez, editor de esta revista cuatrimestral editada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), durante la presentación del número 42 de la publicación, con la que conmemora el XV aniversario de su creación.

En esta edición se presentan los trabajos de nueve autoras que participan en el Seminario de la Mirada Documental, coordinado por los doctores Deborah Dorotinsky, Rebeca Monroy y Alberto del Castillo, que sesiona en la Dirección de Estudios Históricos (DEH) del INAH y en el Instituto Mora.

José Antonio Rodríguez dijo que a lo largo de década y media y 42 números publicados, Alquimia ha involucrado “a distintos profesionales de diversas ramas del saber inmersos en el patrimonio visual, lo mismo a arquitectos que a cineastas, a artistas que a restauradores de la fotografía, así como a los responsables de acervos públicos y privados y, desde luego, a historiadores de la imagen”.

Tras destacar que la publicación goza de buena salud gracias al decidido apoyo del Sistema Nacional de Fototecas (Sinafo), el editor comentó que una inmejorable forma de celebrar década y media, dijo, fue reproducir textos sobre nueve investigadoras que han realizado o realizan estudios de posgrado sobre la fotografía.

“Vislumbramos larga vida para Alquimia, pues México es potencia mundial en dos cosas: en taekwondo y en fotografía, así que pueden venir muchos investigadores e historiadores para hacer hablar a las imágenes… Nosotros en la revista planteamos ideas, rutas de investigación, pero nunca se agotan”, puntualizó Rodríguez en la presentación de la publicación en la DEH.

Añadió que la celebración es una gran oportunidad para poner en cuestión algunos planteamientos y dar a conocer nuevas lecturas en torno a la fotografía, “tenemos un reto, tenemos que saber qué está pasando con los archivos digitales, porque se están perdiendo. Por citar un ejemplo, no sabemos cuáles son las políticas para preservar las imágenes digitales en los diarios de gran circulación. Creo que es un deber de Alquimia plantear esa problemática”.

Si hace treinta años los investigadores de la imagen “éramos más de diez”, ahora la realidad es muy diferente,  “las nuevas generaciones ya llegaron, el relevo generacional ya está aquí”, aseguró el doctor Alberto del Castillo, y mencionó como prueba la existencia del Seminario de la Imagen Documental creado hace cuatro años y que cuenta con alrededor de 50 miembros.

En su intervención, Alberto del Castillo, del Seminario la Imagen Documental, detalló los trabajos del número conmemorativo de Alquimia: Lilia Nava Diosdado aborda la construcción ideológica que se hizo de los apaches en el imaginario fotográfico a finales del siglo XIX; “formó parte de la visión eurocentrista que legitimó el triunfo de las naciones modernas consagradas al progreso, atropellando los derechos ancestrales de un grupo de comunidades consideradas como salvajes”.

Por su parte, Claudia Pretelin Ríos hace un análisis de la compañía Eastman Kodak y su producción de cámaras instantáneas, lo que contribuyó a transformar la memoria colectiva en un archivo visual de la vida cotidiana.

“El surgimiento de la Era Kodak, a finales del siglo XIX, trajo también el inicio de una nueva concepción del acto fotográfico en Occidente. Hace una revisión del imaginario de la ‘chica Kodak’ y su reino en Estados Unidos y en otras partes del planeta, y del apasionante proceso mediante el cual la cámara se convirtió en testigo de la sociedad y abrió las compuertas para el surgimiento del fotógrafo aficionado”, abundó Alberto del Castillo.

También destacó el trabajo de la investigadora Mayra N. Uribe, quien trabajó en el archivo del fotógrafo Demetrio Sánchez Ortega, fundador de la empresa México Fotográfico, una de las pioneras en la producción de postales y paisajes de la República Mexicana, como un instrumento de promoción turística.

En la revista Alquimia por su parte, Raquel Navarro Castillo hace una crónica de “Una semana ardiente”, el reportaje gráfico de Héctor García, que se publicó en la efímera Ojo! Una revista que ve, que a decir de la autora “registró los acontecimientos referidos a las vastas movilizaciones de trabajadores sindicalizados y estudiantes universitarios en 1958”.

Alejado de las versiones oficialistas de los medios tradicionales, las imágenes de García daban cuenta, por un lado, de lo justo de las demandas enarboladas y, por otro, de la respuesta represiva del gobierno.

Otro de los artículos que destacan de la publicación es el de Paulina Millán, estudiante del doctorado en Historia del Arte, quien sigue los pasos del escritor Juan Rulfo y su labor como fotógrafo en la Cuenca del Papaloapan entre 1955 y 1957. Acompañado de su inseparable Rolleiflex 6X6, Rulfo registró construcciones y paisajes, pero también, por primera vez, los rostros de las comunidades indígenas de Oaxaca y Veracruz, además experimentó con la foto a color y también, al menos en una ocasión, la fotografía aérea.

Las investigadoras Oralia García Cárdenas, Acacia Maldonado Varela y Beatriz Argelia González dedican su investigación a uno de los periodos más estudiados de nuestra historia reciente: el conflicto estudiantil de 1968, a través del análisis de los acervos del fotógrafo Manuel Gutiérrez Paredes “Mariachito”, que registró el movimiento para la Secretaría de Gobernación.

A su vez, Mónica Morales, maestra en Historia Moderna y Contemporánea, estudia la obra del fotoperiodista Pedro Valtierra sobre la Revolución Sandinista, en Nicaragua, desde el contexto en que fue publicada en el diario Unomásuno, y también en el material inédito del propio fotógrafo, quien ha sido merecedor del Premio Rey de España (1998).

Finalmente, la doctora Rebeca Monroy destacó que el número 42 de Alquimia es un ejercicio claro de la manera de hacer historia gráfica y fotohistoria de manera simultánea, también del encuentro de plumas frescas e interesadas en la multidisciplina y la transdisciplina.

La revista Alquimia puede adquirirse en las librerías del INAH y Educal. Precio: 77 pesos.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.