Home » Género

GDF intenta aminorar sus maltratos a las mujeres presas

Publicado por @Shinji_Harper el jueves, 2 febrero 2012
Sin Comentarios


Anayeli GARCÍA M. /CIMAC

 

Oaxaca, México.- Con el objetivo de acabar con las pésimas condiciones de salud que enfrentan las mujeres reclusas, el Gobierno del Distrito Federal publicó una reforma a la Ley de Salud capitalina que pretende garantizar este Derecho Humano.

Las mujeres reclusas en el Distrito Federal contarán con servicios en salud sexual y reproductiva, cáncer de mama (CaMa), cáncer cérvico uterino (CaCu), y además recibirán información sobre su derecho a interrumpir un embarazo no planeado si así lo desean.

Este 27 de enero se publicó en la Gaceta Oficial del Distrito Federal un decreto por el que se reforman diversas disposiciones de la Ley de Salud capitalina para garantizar que las mujeres reclusas tengan servicios de salud sexual y reproductiva.

El decreto reforma los artículos 98 y 99 de la Ley de Salud del DF, con lo cual se pretende garantizar que las mujeres presas en penales de esta capital tengan pleno acceso a su derecho a la salud, afirmó la diputada local Maricela Contreras.

En el Informe Anual 2009 “Situación del derecho a las mujeres a la salud en el DF”, la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) identificó que hasta febrero de 2010 en el Centro de Santa Martha Acatitla había una población de mil 757 mujeres reclusas, y en el Centro de Tepepan, 214.

La CDHDF detectó que en el penal de Santa Martha Acatitla mil 500 internas necesitaban atención médica, pero eran atendidas sólo por dos doctoras, y carecían de servicios de salud psiquiátrica, ginecológica y dental.

Las internas también denunciaron que la mayoría de los medicamentos eran muestras que en ocasiones estaban caducas, que recibían un trato “despectivo y prepotente” por parte del personal penitenciario, y que en el lugar no había ambulancias para traslados en casos de emergencia.

RESARCIR EL DAÑO

En entrevista con esta agencia, la diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) e impulsora de este decreto, señaló que si bien las personas reclusas pierden sus derechos civiles, hay Derechos Humanos (DH) que son irrenunciables, uno de ellos, la salud.

De acuerdo con la reforma al artículo 98 de la citada ley, los centros femeniles de reclusión y readaptación contarán de forma permanente con servicios médicos de atención integral de salud y de especialidad en salud materno-infantil.

Para lograr este propósito la Secretaría de Salud (Ss) del DF tendrá que elaborar programas integrales para las mujeres, con una perspectiva de género, y poniendo énfasis en la salud sexual y reproductiva.

En estos programas se debe garantizar que las mujeres puedan realizarse estudios de detección de enfermedades como CaMa y CaCu, y VIH/Sida para quienes lo soliciten, además de llevar a cabo campañas informativas de salud materno-infantil.

Asimismo las autoridades de Salud deberán implementar módulos para facilitar el acceso oportuno y bajo consentimiento informado a métodos anticonceptivos, anticoncepción de emergencia, a la interrupción legal del embarazo, y de información sobre atención materna e infantil.

A decir de la diputada perredista y presidenta de la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, estos cambios surgieron luego de las recomendaciones de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) que desde 2006 denunció que las mujeres en las cárceles no tenían derecho a la salud.

De acuerdo con el artículo 99 de la ley reformada, cuando se trate de enfermedades que requieran atención de emergencia, graves o cuando así lo requiera el tratamiento, se dará aviso a las autoridades del centro penitenciario y a las de salud para el trasladado de la interna al centro hospitalario que determine el propio gobierno capitalino.

Si el personal médico debe atender una enfermedad transmisible, deberá proceder  a adoptar las medidas necesarias de seguridad sanitaria, mismas que deberán ser atendidas por las autoridades competentes para efectos de control y para evitar su propagación.

La diputada también resaltó que en el Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan se construye la Torre Tepepan, un espacio de especialidades donde las reclusas podrán ser atendidas, operadas e incluso se podrán realizar exámenes de laboratorio, sin necesidad de salir del penal.

La legisladora informó que en cuatro meses podría inaugurarse este espacio que reducirá costos. También indicó que el sector salud continuará realizando brigadas médicas en las cárceles y tratando a mujeres con VIH/Sida en la clínica Condesa como ya lo hace actualmente.

Comentarios

comments

Comenta el articulo!

Agrega tu comentario, o trackback desde tu propio sitio. Tambien puedes suscribirte a los comentarios via RSS.

No se toleraran conductas inapropiadas. No spam.

Puedes usar estas etiquetas:
<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio esta habilitado para el uso de Gravatar.